LLega la rusa: ni tanto, ni tan poco….

LLega la rusa: ni tanto, ni tan poco….

15Mar21 0 Por editor

La discusión sobre el arribo de la vacuna rusa torna inevitable hablar de soberanía.


El gobierno nacional trató de dar un contenido épico al viaje del avión de Aerolíneas Argentinas que viajó a Rusia a traer las primeras trescientos mil dosis de la Sputnik V. El relato de Victor Hugo Morales del despegue en Ezeiza, pareció un poco exagerado. Sin embargo, es evidente que el gobierno se anotó un gol a favor, haciendo lo que correspondía a cualquier país soberano. Hacer lo que corresponde no parece tan sencillo en un mundo donde los poderes de las empresas multinacionales arrasan las soberanías nacionales y donde fuertes tensiones geopoliticas condicionan a los gobiernos de los países periférios a la hora de tomar las decisiones.
La decisión del gobierno argentino de abrir un abanico de negociaciones con distintas empresas farmacéuticas, y contar con una línea aérea de bandera, le permitió al país comprar y asegurarse el transporte de 25 millones de vacunas que permitirán atender a la población de riesgo.
El incumplimiento por parte de la empresa estadounidense Pfyzer, pudo ser compensado comprando la vacuna rusa. Quienes no tomaron esa precaución deberán afrontar la situación que , por ejemplo, padece Chile que apenas recibirá 30.000 dosis para la primera etapa de vacunación.
La postura asumida por la derecha de nuestro país frente a la cuestión de la vacuna oscila entre la irresponsabilidad y el ridículo. Durante meses tomaron partido por las vacunas de las farmacéticas occidentales, y ante la evidencia de que estas vacunas no estan disponibles para el país, al menos en el corto plazo, han puesto todos los cañones en descalificar a la Sputnik V. En esa campaña la denuncia de la vocera de la embajada estadounidense, Elisa Carrió, por » envenenamiento», es oprobiosa.
Con menos espectacularidad que el despegue del avión a Ezeiza, se conoció ayer la aprobación por parte de ANMAT del suero equino hiperinmune que permite mejorar las posibilidades de vida de los pacientes graves afectados por el Covid. El suero equino es un hallazgo argentino, derivado de otra investigación que hace décadas permitió combatir a la enfermedad denominada «mal de los rastrojos».
La soberanía plena se asienta en la investigación científica local. En Nuestramerica la mas alta expresión de esa soberanía frente a la pandemia se expresa en los avances científicos cubanos que estan creando su propia vacuna. En Argentina venimos retrasados, pero el suero equino es un logro en ese camino.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter