Una sombra

Una sombra

11May21 0 Por editor

Un deslucido Boca volvió a perder contra Santos en Brasil y quedó tercero en su grupo de la Libertadores. Empezó bien y terminó lleno de dudas, con la clasificación en riesgo. Mientras este domingo define los cuartos de final del torneo argentino contra River.

Por Matías Gianfelice

Russo puso lo mejor que tiene contra un Santos irregular y con ausencias. De arranque se notó un Boca parado más adelante, como aprendiendo del antecedente del 0-3 de la última semifinal. El partido empezó movido, con algunos errores de Boca en la salida, pero siendo peligroso cuando atacaba. Los pibes del medio mostraban velocidad y buen manejo. Todo el primer tiempo intentó pararse en el campo de Santos, se lo vio firme aunque no era un claro dominador. Recién a los 33 minutos ocurrió el primer ataque serio de Santos. Izquierdoz, Varela, Medina y Pavón venían redondeando un muy buen primer tiempo; pero a los 40 minutos Santos se puso 1 a 0 con el gol del lateral Felipe Jonatan, quien gambeteó dentro del área y definió cruzado ante una lenta defensa. Después del gol Boca quedó golpeado y se retiró al descanso pareciéndose al triste equipo eliminado por Santos a principio de año.

Boca peleó contra el rival y sus dudas de siempre

En el segundo tiempo Boca entró sin cambios y dormido, hubo un claro penal para Santos no cobrado, por mano de Izquierdoz. A los 3 minutos los brasileros casi meten el segundo gol por una nueva falla defensiva del colombiano Fabra. Boca fue nuevamente un frágil equipo desde lo emocional, no encontró la pelota en el medio y se empezó a parar más atrás, lo cual fue dejando aislados a los tres delanteros. Russo, que encima se fue expulsado, volvió a mancarse en el estadio de Vila Belmiro, tardó en meter los cambios y generó fastidios al sustituir a Lisandro Lopez y Carlos Tevez, por Marcos Rojo y Franco Soldano respectivamente. Boca siguió intentando sin muchas ideas y solo en los pies de Pavón tuvo alguna chance sobre el final.

La derrota final fue la tercera consecutiva, solamente atenuada porque el The Strongest (Bolivia) le ganó a Barcelona de Ecuador por el mismo grupo; lo cual le permite a Boca pasar de ronda ganando los dos partidos que le restan de local. Jugando así parece difícil la clasificación, y en especial, derrotar a River por los cuartos de final de la Copa de Liga Profesional este domingo. La hinchada suele cantar “el domingo cueste lo que cueste” y se presagia que le va a costar mucho jugando con tantos temores.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter