¡6 años gritando NI UNA MENOS!

¡6 años gritando NI UNA MENOS!

2Jun21 0 Por Admin

Jorgelina Matusevicius y Yanina Waldhorn

¡6 AÑOS GRITANDO NI UNA MENOS!

Este 3J se realizarán distintas actividades en el marco del reclamo federal y ya transfronterizo en el que gritamos Ni Una Menos, contra los femicidios de mujeres, lesbianas, trans, travestis, maricas, bisexuales y no binaries; en el que luchamos contra todas las formas de violencias a las que estamos expuestas a diario. 

Desde distintos espacios feministas se busca visibilizar la violencia patriarcal que opera de modo sistémico en nuestra sociedad y que forma parte de un complejo y arraigado mecanismo de opresión de nuestros cuerpos y nuestras vidas.

El Colectivo Ni Una Menos convoca a realizar un cartelazo bajo la consigna Vivas libres y desendeudadas nos queremos y donde suma una serie de reclamos como la aparición con vida de Tehuel, la exigencia de una Ley de Cupo Laboral Travesti Trans, la vacunación y salarios por encima de la inflación para promotores de género y trabajadores estatales y esenciales. También, plantean poner fin a la violencia económica de las corporaciones, destacando que no hay soberanía de los cuerpos sin soberanía alimentaria. A las 19hs se realizará una asamblea feminista latinoamericana virtual con compañeras de Colombia, Brasil, Chile, Uruguay, Puerto Rico y Perú.

Por su parte, la Campaña Nacional contra las Violencias realizará una pegatina señalando la responsabilidad estatal ante la desaparición de Tehuel y exigiendo su aparición con vida, el cuestionamiento hacia el extractivismo en nuestros territorios, lo que el patriarcado hace con nuestras cuerpas y reclamando contra la militarización y las salidas represivas a la crisis social en latinoamérica. 

Asimismo se realizarán algunas concentraciones y acciones locales en diferentes puntos del país, un ejemplo de esto será en la ciudad de La Plata a las 16.30hs que se concentra en la Plaza Moreno. 

El movimiento de mujeres y disidencias sexogeneropolíticas continúa luchando, porque más allá de la masividad que ha logrado en estos años en las calles y las conquistas obtenidas, no se han modificado aún las raíces más profundas de los sistemas de opresión capitalista, patriarcal, racista y colonial. 

En lo que va del año ya se han registrado alrededor de 100 femicidios, en 2020 hubo uno cada 35hs. La política pública para enfrentar las violencias hacia las mujeres y disidencias sexogeneropolíticas carece de recursos, se sirven de trabajo precarizado y no se funda, en muchos casos, en una perspectiva feminista e integral para enfrentar las violencias. Las respuestas, la mayoría de las veces, son individualizantes, despersonalizantes y someten a nuevas violencias ejercidas por la burocracia estatal y un sistema judicial que opera con los valores y la perspectiva patriarcal, responsabiliza a las víctimas y las deja desprotegidas ante los agresores. 

La lucha por el derecho al aborto, no terminó con la obtención de la Ley de Interrupción Voluntaria de Embarazo. Es necesaria su efectiva implementación en todo el territorio nacional y que el acceso al aborto sea en condiciones de respeto y resguardo de los derechos y la dignidad de las personas gestantes. Deben destinarse recursos, capacitaciones, campañas de difusión y personal suficiente con condiciones salariales y de trabajo adecuadas en los distintos subsistemas de salud. A su vez es necesario cerrar todas las causas contra mujeres que han sido penalizadas por eventos obstétricos: libres las queremos. Se necesita educación sexual integral feminista en todos los niveles de educación. 

Este año la centralidad del reclamo por la aparición con vida de Tehuel impone la reflexión sobre la violencia a la que son sometides particularmente, las personas trans. Tehuel desapareció el 11 de marzo de su casa en el conurbano sur. Salió en búsqueda de trabajo y no volvió más. No hay grandes avances en la investigación y su cuerpo no aparece. Este caso muestra la vulnerabilidad a la que están expuestas las personas trans que además son jóvenes y pobres. Las personas trans que tienen una expectativa de vida de entre 35 y 40 años, difícilmente logran insertarse laboralmente, no cuentan con cobertura de salud, ni derechos laborales, sufren discriminación en el acceso a la educación y a la asistencia sanitaria. De ahí la importancia del reclamo por el cupo laboral trans y que se respete al menos en los organismos públicos y las distintas dependencias estatales.

Por otro lado, en este especial contexto de crisis social y económica se suma con fuerza entre los reclamos la necesidad de paritarias libres y aumento de salarios y subsidios por encima de la inflación en todos los sectores, aumento salarial para las trabajadoras de la salud, la educación y las esenciales en todos los barrios; la necesidad de  una ley integral de cuidados y que los grandes grupos empresarios aporten para la salida de la crisis sanitaria y económica.

Por último, esta jornada de lucha suma el acuerpamiento con las luchas de Latinoamérica y el mundo: con la resistencia de los pueblos de Colombia y Palestina y el triunfo constituyente en Chile. Con la búsqueda de aparición con vida de Lichita y la libertad de Carmen Villalba en Paraguay. Con el reclamo de las Dominicanas porque conquistar las 3 causales y estar más cerca de decidir sobre sus cuerpos. 

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter