Las patentes y la vida

Las patentes y la vida

4Jun21 0 Por Admin

Con la pandemia del Covid 19, las vacunas se desarrollaron en tiempos record, pero la aplicación de ellas en las poblaciones del mundo, muestra las profundas desigualdades del capitalismo feroz.

Nora Tamagno

Con la pandemia del Covid 19, las vacunas se desarrollaron en tiempos record, pero la aplicación de ellas en las poblaciones del mundo, muestra las profundas desigualdades del capitalismo feroz.

Analizando el progreso de la vacunación al 2 de junio 2021 (https://www.france24.com/es/am%C3%A9rica-latina/20210310-vacunaci%C3%B3n-covid19-america-latina-desigualdad), podemos observar que en Argentina se ha alcanzado a vacunar el 28,32% de la población, valor ligeramente superior que el promedio mundial. Pero si consideramos que en Estados Unidos esa cifra es del 88,78% y en Europa 49,29%, está claro que hay otros países o continentes que tendrán índices muy inferiores. Para poner un ejemplo, Africa ha vacunado hasta el momento a un 2,53% de su población.

La desigualdad se profundiza con la pandemia, y es importante destacar que ella no se relaciona directamente con las diferentes capacidades de los países para el desarrollo de vacunas. Por lo contrario, se vincula con la lógica de mercado impuesta por la industria farmacéutica, en el capitalismo global. Las vacunas, aunque se hayan desarrollado por los sistemas científicos públicos de los diferentes países, terminan siendo propiedad de las empresas a través de las patentes. Así, las vacunas son un negocio con un mercado cautivo, pero en el que la capacidad de compra y negociación de los países es determinante.

Ante esta realidad, están alzándose muchas voces poniendo en cuestión el patentamiento de las vacunas para el Covid19. Una de las iniciativas para promover la liberación de las patentes, que permitiría generar condiciones de mayor igualdad entre la población mundial es el “Manifiesto: ¡Acabemos con el sistema de patentes privadas! Por una industria farmacéutica bajo control social y un plan global de vacunación público, universal y gratuito” que es presentado en todo el mundo por 250 organizaciones (https://www.cadtm.org/Acabemos-con-el-sistema-de-patentes-privadas).

Este manifiesto está sumando adhesiones de organizaciones y personas de todo el mundo, y se anuncia que será publicado el 8 de junio de 2021, en vísperas de la cumbre de la OMC. Además de acabar con el sistema de patentes privadas de las vacunas, propone entre otras cosas, una industria farmacéutica bajo control social y un plan de vacunación público, universal y gratuito, porque considera que la salud y el acceso a la sanidad y a la vacunación, son un derecho humano universal. Por lo tanto, las vacunas deben ser consideradas un bien público global.

En el contexto de esta pandemia brutal, es indudable la necesidad de liberar las patentes de las vacunas contra el Covid19, en forma inmediata. Pero, además, consideramos que este planteo debe servir de oportunidad para poner en cuestión, en nuestro país, las patentes o los derechos de propiedad, más allá de la pandemia. Porque si la salud es un derecho universal, tambien lo es la alimentación. Y como todos y todas sabemos, la producción de alimentos hoy en Argentina está dominada por las empresas multinacionales, y ese domino se basa, entre otras cosas, en la apropiación de las semillas y de todo su conocimiento asociado, tanto popular como académico.

La salud y los alimentos son derechos de los pueblos para la vida. En su defensa, hoy el grito es por las vacunas contra el Covid19 libres de patentes, por las semillas libres también habrá que dar batalla.

(Foto de portada tomada de: https://www.cadtm.org/Acabemos-con-el-sistema-de-patentes-privadas)

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter