Democracia con “D” de derecha

Democracia con “D” de derecha

6Jun21 0 Por editor

“las dictaduras toman lo diferente como incompatible y asesinan; las democracias toman lo incompatible como diferente y se suicidan” (aforismo implicado AG)

por Alfredo Grande

“Elecciones Perú: la última hora, en vivo | El país andino elige a su próximo presidente entre dos polos opuestos El izquierdista Pedro Castillo y la conservadora Keiko Fujimori llegan a las urnas prácticamente empatados, según los últimos sondeos” (El País) Como sabemos, el enemigo triunfa cuando le ganamos con sus propias armas. Como sabemos, aunque demasiados se encargan de ocultarlo, la democracia representativa y de origen electoral, ha sido capturada por la derecha. Y además las derechas, incluso las fascistas, han capturado a la democracia representativa. Que, seamos lo más honestos deseables, no hizo demasiado para no dejarse capturar. La democracia representativa es funcional, sinérgica, y el mejor “caballo de Troya” que el capitalismo ha sabido conseguir. Desde ya que la democracia es lo mejor de lo malo. Pero es necesario establecer lo mejor para qué. Para encubrir, para disfrazar, camuflar, ocultar al lobo del gran capital con la piel de cordero del sufragio universal, secreto y obligatorio. Algo así como el guardapolvo blanco, que de ninguna manera anulaba las diferencias, sino que apenas las disimulaba. No demasiado, porque siempre hubo guardapolvos grises. Las democracias representativas son grises tirando a negras. Consideradas el bien absoluto frente al terror del fascismo. Paraíso fecal de consignas vacías como “Nunca Más”, “Capitalismo serio mas derechos humanos” “Con la democracia se cura, se come, se educa”. Lo real aplasta las palabras que pretenden modelarlo. El infierno del capitalismo recargado hace trizas las mejores intenciones de los rebeldes y libertarios que en la tierra han sido. Las palabras la ungen a Keiko como conservadora. En realidad, no pretende conservar nada. Pero si hacer retroceder todo. Castillo es ungido como izquierdista. ¿Socialista, comunista, anarquista, trotskista, marxista, revolucionario?  Nada de eso. Apenas izquierdista. ¿Otra enfermedad infantil del comunismo?  El rótulo de “conservadora” e “izquierdista” son las capturas reaccionarias de la democracia representativa. O sea: son representaciones que se adaptan a los momentos históricos. Cuando los votos vienen marchando, las derechas esperan gozando. La experiencia de Salvador Allende fue trágicamente evidente.  “En primer lugar, la política. El Gobierno ha tenido cinco presidentes distintos en el último lustro, uno por año. Todos los jefes de Estado electos desde 1986 han pasado un tiempo en prisión por casos de corrupción”. (El País) Apenas un tiempo. Quizá menos del necesario. Seguiremos soñando con puebladas revolucionarias que inauguren las democracias presentativas. O sea: la presencia activa de las y los trabajadores que arrasen con todas las formas, más maquilladas o menos maquilladas, de la dictadura de la burguesía. En él mientras tanto, que gane el menos malo. Que pocas veces es el más bueno. Y muchas veces le abre las puertas a los más malos. 

Citas y Foto El País.  6 de junio   

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter