¿Los argentinos venimos de los barcos?

¿Los argentinos venimos de los barcos?

9Jun21 0 Por editor

El presidente de la nación ha pronunciado, en una reunión internacional, una falsedad manifiesta, ante el jefe de gobierno español. Es la que alardea del origen europeo de la población argentina, colocando al margen a los pueblos originarios y a otros componentes insoslayables de nuestra sociedad.

por Daniel Campione.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que los argentinos “llegamos de los barcos”, a diferencia de los brasileños que provienen de “la selva” y los mexicanos que descienden de los indios. El “primer magistrado” incurre así en una antigua falacia, la de construir la idea de Argentina como un país blanco, europeo. Por lo tanto cualitativamente distinto a otros de Nuestra América, en los que predominaría la población “autóctona” o al menos de piel oscura. Salta a la vista que quedan al margen de la afirmación presidencial los pueblos originarios, asentados en nuestro territorio mucho antes de que ningún navío europeo desembarcara en estas costas. Pero no sólo ellos.

Argentina alberga importantes colectividades, en general de migración más reciente que la europea, que provienen de los países de nuestro continente. Muches de elles han llegado en ómnibus o trenes, desde Bolivia, Paraguay, Perú, etc. Otres han arribado en aviones, como les venezolanos y colombianos de años más cercanos. Y están los de otras latitudes, como los chinos y otres orientales de distintas procedencias. También de África, como les senegaleses con tanta frecuencia hostigados por las “fuerzas del orden” en los últimos años.

Cabe otra observación. Al hablar de los barcos se piensa en los veleros y vapores de la segunda mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX. Nadie piensa en los buques que, mucho antes, llegaban con sus bodegas repletas de esclavos, afrodescendientes que la cultura dominante se encargó de “desaparecer” de nuestra historia. Luego de llevarlos a la muerte en sucesivos campos de batalla o en grandes epidemias.

Tras creencias como ésas acecha la legitimación de la conquista española y de todo el proceso colonialista. Y luego de la “conquista del desierto” y otros emprendimientos de exterminio impulsados por la clase dominante y el Estado nacional. Incluso trae resonancias de que, cuando convino, los poderosos invirtieron el relato y lanzaron toda su fuerza, Ley de Residencia incluida, contra los “gringos peligrosos”. Europeos sin duda, pero indeseables en tanto que trabajadores descontentos y rebeldes.

No es necesario decir mucho más para comprender que el tan repetido sonsonete de que “venimos de los barcos” ignora, ningunea, a una parte sustancial de la población argentina, en coincidencia con el cariz discriminatorio de los “dueños del país”. Porción aún más grande si pensamos en las múltiples mezclas que hacen que, para la mayoría de nuestros compatriotas, presumir de “pureza” o de un origen único no sea del todo exacto, y a veces resulte ridículo.

La repetición irreflexiva de la famosa afirmación constituiría un error grave en boca de un maestro, de un periodista, de cualquiera que tenga responsabilidades sobre la educación o el nivel de información de otras personas. ¿Cómo calificar que una creencia tan falsa, y de un siniestro trasfondo racista sea pronunciada por el Jefe de Estado? La hace más condenable, si cabe, el hecho de que Alberto Fernández se supone no comulga con visiones conservadoras y elitistas, sino, como peronista, con una mirada enaltecedora de la nación argentina y su pueblo. ¿Ignorancia, ligereza, alguna aviesa intención? Cualquiera de las hipótesis es igual de indefendible. La coincidencia con una línea de pensamiento que se identifica con la llamada “oligarquía” es fácil de comprobar.

Un aplazo en historia para el Presidente. Que denota igual ignorancia acerca del presente de nuestra sociedad. Y suscita el rechazo ante la negación de la enriquecedora diversidad de nuestro pueblo.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter