Córdoba: ¿Se puede rectificar la muerte?

Córdoba: ¿Se puede rectificar la muerte?

15Jun21 0 Por José Fernández

Con 88 nuevas muertes en 24hs., la política sanitaria del gobierno “causa indefectiblemente un temor público”, cualquier lectura de la realidad por fuera de estos datos “no reflejan la realidad de los hechos”. El nivel de malicia aplicado por el ejecutivo, es directamente proporcional a la mordaza que intenta el gobierno provincial sobre profesionales que denuncien la catástrofe sanitaria.

Por José Fernández

“Por el colapso en el Hospital Domingo Funes, en las últimas horas murieron tres personas que no pudieron ser trasladadas a espacios de mayor complejidad. Una señora se complicó y no se la pudo derivar en tiempo y forma. No había camas, si hubiese habido, hubiese tenido una oportunidad más, por lo menos. No la tuvo. Hubo tres casos así en el hospital”, señaló la bioquímica Verónica Reyes, en diálogo con Canal Doce. La delegada de la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) denunció también, que la situación de colapso se manifiesta en la falta de personal y la infraestructura”. 
Lo antes transcripto fue publicado en La Nueva Mañana de Córdoba el jueves pasado. Veinticuatro horas después, desde el Ministerio de Salud le enviaron una carta documento, donde lejos de aclarar la situación, se apela de modo patoteril, amenazante y censurador de la siguiente manera:
“Que en dicha publicación Ud. emite agraviantes y falaces acusaciones respecto a la atención de ciudadanos de Córdoba, de las características del Hospital Domingo Funes, en particular de la infraestructura, elementos, aparatología y recursos humanos con los que cuenta dicho nosocomio”.
Pero la delegada tuvo el “atrevimiento” de describir el desastre sanitario en el hospital y señalo: “De 7 camas que están ocupadas, seis tienen respiradores hoy. Está al 100 por ciento, colapsado. La capacidad operativa llegó al límite”, aseguró Reyes al describir la situación del centro de salud que también colmó su capacidad en el hospital modular que se incorporó al esquema de atención sanitaria para hacer frente a la pandemia”.
Los comisarios de la salud, que bajo anonimato enviaron la carta documento con firma “Empleado Digital – Provincia de Córdoba” no dudaron en asfixiar a la profesional de la salud y dispararon: “Absolutamente todo lo expresado por Ud. es falso y malicioso. Con su difusión Ud. intencionalmente ocasiona un perjuicio no solo para la administración publica, sino sobre la población cordobesa, ya que sus dichos traen aparejado un impacto directo en el destinatario comunicando, informando, expresándose de forma errónea y falaz, no reflejando la realidad de los hechos”.
La apretante notificación no duda en dar una vuelta más sobre su torniquete; “Que tales manifestaciones vertidas en medios masivos de comunicación, y especialmente considerando la situación de pandemia que nos encontramos transitando, causa indefectiblemente un temor público, en la población destinataria”.
Finalmente desde el Ministerio de la Catástrofe le exigen a la profesional que se rectifique.
A esta altura, hoy, con un récord luctuoso de 88 muertes y 2655 nuevos casos, no hay dudas que quienes deberían haber rectificado y pedir perdón por la colección de medidas que nos llevaron a esta catástrofe, son precisamente quienes amenazan.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter