Fomentar la agroecología

Fomentar la agroecología

18Jun21 0 Por editor

El 15 de junio, los Diputados Nacionales Leonardo Grosso y José Arnaldo Ruíz Aragón, del Frente de Todos presentaron, en una conferencia virtual, un proyecto de Ley de Fomento a la Agroecología.

Nora Tamagno

El proyecto, en su artículo 1° dice: La presente ley tiene por objeto el fomento, promoción y fortalecimiento de políticas, programas, proyectos y acciones para el desarrollo de la agroecología como sistema integral de producción, comercialización, agroindustrialización y consumo de alimentos, y otras producciones primarias, con centralidad en su carácter sustentable en lo social, económico, cultural y ambiental. Asimismo, busca promover la integración a los planes de ordenamiento territorial, en sus diversas escalas, de acciones tendientes a la protección de los desarrollos agroecológicos existentes, así como de la promoción y acompañamiento de nuevas producciones agroecológicas.

La propuesta plantea que el Estado Argentino garantiza el derecho a desarrollar la producción agroecológica y prohíbe el ejercicio de actividades por parte de terceros que vulneren o restrinjan el derecho al desarrollo de la producción agroecológica.

Por otro lado, entre las herramientas que propone para promover la agroecologia, se destacan la creación de un código de identificación de las producciones agroecológicas y de sistemas participativos de garantía para otorgar la certificación de esas producciones.

En sus fundamentos, el proyecto no usa el término agronegocio, ni nombra como agricultura y ganadería industrial al modelo dominante, tal como se lo viene llamando desde hace ya muchos años. Por el contrario, afirma que el modelo actual de producción se basa en la utilización del llamado ´paquete tecnológico´ difundido en la Revolución Verde y habla de sistemas de producción convencional. Más allá de las discusiones que puedan darse en este sentido, el proyecto reconoce las ganancias de las corporaciones del agro y plantea los numerosos problemas del modelo: expansión territorial, intensificación del uso de insumos externos y de síntesis química (fertilizante, herbicidas, insecticidas, etc.), consecuencias negativas sociales, económicas y ambientales, su insustentabilidad, las emisiones de dióxido de carbono, entre otras.

El modelo de agricultura y ganadería industrial dominante, también llamado de agronegocios, se configura en nuestro país a partir de la década de los noventa. Las nuevas tecnologías (por ejemplo, el paquete tecnológico de soja transgénica más glifosato) que generaron una simplificación extrema de la producción y la entrada de los capitales financieros al agro, son dos de sus características. A partir de entonces, en un proceso sin interrupciones hasta la actualidad, este modelo se consolidó en Argentina.

Hoy son indiscutibles las consecuencias negativas del agronegocio. En nuestra sociedad ya está instalado el debate sobre el modelo productivo y hay conciencia de la necesidad de la producción saludable de alimentos, con perspectiva agroecológica. Veremos si estos elementos son tenidos en cuenta en el debate parlamentario que se avecina.

Foto: https://www.diariomarca.com.mx/

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter