La represión en Colombia deja nuevas víctimas

La represión en Colombia deja nuevas víctimas

21Jun21 0 Por Tramas

Las protestas populares continúan en Colombia y la respuesta que reciben del gobierno de Iván Duque es mayor represión. A las denuncias de asesinatos, torturas y desapariciones se suman la utilización por parte de las fuerzas represivas de explosivos cuyo objetivo es mutilar a los manifestantes.

Desde Colombia llegan noticias que reporta el Noti Pablo Portal que nos informan de lo siguiente: “Algunos de los manifestantes detenidos-desaparecidos por la policía colombiana, están apareciendo asesinados con signos de tortura: desmembrados, flotando en los ríos, en fosas clandestinas, lanzados a las vías, sus cabezas cortadas en bolsas, etc. Las fuerzas represivas del Estado colombiano (policiales, parapoliciales militares y paramilitares) han secuestrado y desaparecido a cientos de personas en el marco del accionar estatal homicida contra la protesta social (represión desatada con particular saña desde el inicio del Gran Paro Nacional del pueblo colombiano, que está a punto de cumplir dos meses)”..

También nos informan que “Con armas de guerra, fusiles y metralletas, las fuerzas represivas del Estado colombiano están asesinando manifestantes, incluso a plena luz del día, en ciudades y zonas rurales. Los asesinatos, las torturas y las desapariciones forzadas son parte del Terrorismo de Estado desatado con la finalidad de sofocar la protesta social del pueblo colombiano, que reclama por sus derechos más elementales y condiciones de vida dignas.
La Policía colombiana está disparando, además de fusiles y metralletas, bombas de fragmentación recalzadas con tornillos, tuercas, clavos y diferentes elementos punzantes destinados a mutilar o asesinar a los manifestantes, y a generar el mayor daño posible. Esto es parte del Terrorismo de Estado en Colombia. Esta represión homicida es silenciada por “organismos internacionales” y grandes medios, dado que el Estado colombiano facilita el mayor saqueo capitalista de Colombia a las transnacionales, y lo viene haciendo desde hace décadas, precisamente mediante el exterminio.”

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter