Marcial Bareiro nos habla sobre el 26 de junio de 2002

Marcial Bareiro nos habla sobre el 26 de junio de 2002

26Jun21 0 Por Carlos Anton

Seis meses después de la rebelión popular de 2001, se produjo la Masacre de Avellaneda. Hoy Tramas habla con Marcial Bareiro, uno de los compañeros que estuvieron en la primera línea, militante del movimiento piquetero desde entonces, y músico de todas las luchas de nuestro pueblo.

. El 26 de junio de 2002 fue la masacre de Avellaneda, veníamos de la rebelión popular de diciembre de 2001. ¿Cuáles eran las razones por las que ese día se movilizaron las organizaciones piqueteras?

Atravesábamos una situación de desocupación, miseria, y hambre. Ante esto los sectores más organizados salimos a las calles para exigir al gobierno de Duhalde planes sociales, aumento de esos planes, alimentos, insumos para escuela y para salud, para que pudiéramos paliar esa situación

. La policía reprimió duramente y fueron asesinados Darío y Maxi. ¿Considerás que hubo una orden precisa de atacar a determinadas organizaciones o sólo fue una represión generalizada?

Fue una represión generalizada que descargaron contra todas las organizaciones participantes, MTDs, asambleas, centros culturales, etcétera, que no estábamos de acuerdo con las políticas del Gobierno. Este mantenía la línea de Menen y su continuidad que fue la Alianza con el presidente De La Rúa que cayó como consecuencia de la rebelión popular de 2001. Esa línea se evidenciaba en el crecimiento del endeudamiento con el FMI, privatizaciones de empresas del Estado, entre otras medidas económicas y políticas. Es decir, el gobierno de Duhalde se mantenía firme gobernando contra el pueblo.

. Con el paso de los años, ¿Qué razones políticas encontrás para que el gobierno nacional y provincial haya impulsado la represión?

Después de las puebladas de General Mosconi, Cutral Co, el 2001, el Gobierno pretendía frenar las revueltas del pueblo con más represión. En su visión elitista, nosotres, les de abajo no contábamos y elles continuaban con sus políticas de mayor ajuste.

. El comisario Alfredo Fanchiotti y otros policías de la bonaerense finalmente fueron condenados por los asesinatos. ¿Qué podés decir acerca no se juzgara a las cabezas políticas como el entonces presidente Eduardo Duhalde y el gobernador Felipe Solá?

Gracias a la movilización popular se pudo enjuiciar y dar perpetua a los responsables materiales, en este caso al comisario Fanchiotti y el cabo Acosta, y cárcel mínima al resto que formaban parte del grupo de tareas y de encubrimiento.

Todas las fuerzas represivas que participaron en la masacre son culpables. La policía bonaerense, Policía Federal, la Gendarmería, la Prefectura, como se ve en las filmaciones, todos sabían que se estaban utilizando balas de plomo, disparando a quemarropa, y a gente que estaba corriendo. No hubo enfrentamiento.

El ex presidente Eduardo Duhalde y el ex gobernador felilpe Solá son los máximos responsables de la decisión política de reprimir y de los asesinatos de nuestros compañeros. Es decir que si no se los juzga es porque están protegidos por el Estado. Hoy Felipe Solá es el ministro de Relaciones Exteriores del gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

¿En qué organización estabas militando en ese momento?

En el 2002 formaba parte de la Asamblea de la Cañada en el MTD Quilmes y dentro de la Coordinadora de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón.

. ¿Tuviste una participación activa ese día? ¿Qué vivencias tenés de esos momentos?

El 26 estuve en la seguridad. Al llegar a la base del puente, escuchamos disparos más adelante, lo primero que sentí fue miedo y que estaba ahogado por los gases. Cuando salgo de mi estupor, me encuentro con Orlando Agüero junto con los demás cumpas y comenzamos a retroceder.

A la altura del viejo cine Roca, sentí un impacto fuerte en la pierna derecha, que resultó una bala de plomo que me fracturó el peroné. En la plazoletita de Pavón encontramos a José Medina, herido en la pierna también, y a Aurora Cividino. Allí me pidieron ayuda para trasladarla, pero no podía más del dolor. Llegando a la estación veo a les cumpas del otro lado del viaducto, y me dirijo hacia allá. Allí la compañera Carla Thompson me cargó y a la altura de los siete puentes pudimos esquivar la persecución.

. ¿Cuáles son las reflexiones que hacés como militante popular sobre esos momentos?

Mas allá de la bronca por los compañeros asesinados, rescato el compromiso y la solidaridad de les cumpas, ese gesto de Darío con Maxi, las grandes movilizaciones de las organizaciones, los medios alternativos de comunicación, las organizaciones en los barrios.

. Entre 2002 y 2021 han pasado varios gobiernos nacionales y provinciales. ¿Cómo ves las políticas públicas de los gobiernos, se modificaron para mejor, para peor, o todo sigue igual?

En todos estos años las políticas de los distintos gobiernos han empeorado, con su concepción capitalista de la producción y el consumo. Intensificando la contaminación de la tierra, el agua, el aire, con las mineras, la desforestación, el agronegocio, la cría industrial de animales y la explotación de les trabajadores.

. Diecinueve años más tarde, ¿cómo ves al movimiento popular?

En cuanto a los movimientos sociales, a mi manera de ver, es una paradoja. Hubo divisiones, fracturas, pero han crecido, porque hay experiencias acumuladas y el movimiento feminista antipatriarcal ha potenciado las luchas. Estamos viviendo embates profundos, estamos muriendo y también nos matan, por eso para contrarrestar todo esto necesitamos mucha más unidad.

. En la actualidad, ¿seguís militando?, ¿dónde?

Sigo militando en el Movimiento por la Unidad Latinoamericana y el Cambio Social (MULCS), en el Movimiento de los Pueblos por un feminismo socialista desde abajo.También estoy como educador en el Bachillerato Popular Roca Negra (FPDS) y en la Red de Educadores Populares.

Y una herramienta militante que me ha acompañado estos años ha sido la quena. Con su música junto al sonar de los tambores y el canto de les cumpas, con esa creatividad que tienen para ponerle letras a las melodías. No he sido muy prolífico, pero tengo dos canciones que la cantan la mayoría de las organizaciones sociales, una es el himno a la Verón con estrofa del Piu Avanti de Pedro B. Palacios, Almafuerte, maestro rural. Ahora ya con vocabulario inclusivo y en la arenga contra la yuta, ya no le decimos “puta”

No te des por vencido, ni aún vencida

no te sientas esclavo ni aún esclava

trémulo de pavor, piénsate brava

y arremete feroz ya mal herida

y lucha lucha

yuta trucha

lucha y lucha

yuta tranza y asesina

oh oh oh oh

Lucha y organización

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter