Pandemia: el más allá del COVID

Pandemia: el más allá del COVID

27Jun21 0 Por Irene Antinori

La pandemia es una lupa perversa: agranda lo malo, achica lo bueno. Primera parte de una entrevista realizada al Doctor Ignacio Pizzo. Médico generalista.

El Doctor Pizzo trabaja en el Centro de Salud y Acción Comunitaria (CESAC) de la Villa 21/24, que depende del Hospital Pena. En esta entrevista para tramas reflexiona sobre la dimensión política y social de la pandemia.

tramas. En este contexto de pandemia ¿Qué evaluación hacés sobre las medidas de prevención que toma el gobierno de la ciudad con respecto a los sectores más vulnerados?

-Con respecto a la valoración de los barrios, están mal llamados vulnerables porque son barrios donde todo lo que se conoce como derecho no existe.

El derecho no existe para las personas que viven en esas zonas. Hay un aforismo de Alfredo Grande que ilustra esto: “La ley es igual para todos, pero no todos somos iguales ante la ley”. En un barrio como la villa 21 24, que en realidad son barrios de emergencia y de urgencias, la gente se fue hacinando y amuchando como en cualquier periferia de las grandes ciudades. Las periferias siempre han sido asentamientos de las familias que buscando de alguna forma lugares para habitar que estén cerca de sus lugares de trabajo.  Se han ido ubicando de la forma que pudieron. Así se vive y se muere de cualquier manera, como decía Alberto Morlachetti. Nosotros no vivimos en estos barrios pero sí estamos cerca o sabemos un poco, porque trabajamos en territorio hace muchos años. Allí las enfermedades toman una dimensión mucho mayor y mucho más trágica. Porque son lugares donde es muy difícil realizar un tratamiento de aislamiento, como podría pasar en cualquiera de nuestros barrios de clase media.  La gente que lucha y resiste todos los días en los barrios populares es la gente que está más expuesta a sufrir enfermedades graves.

Respondiendo a tu pregunta no hubo una medida de prevención especial para los barrios vulnerados. En general todos los gobiernos han sido incompetentes. Más el gobierno de la Ciudad y el gobierno nacional y el gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Es cierto que tuvieron que hacerle frente con lo que tenían. Pero ellos mismos fueron los generadores de esta situación. Muchos de los que están hoy en los diferentes gobiernos, han contribuido  al deterioro del sistema de salud y de las condiciones de vida. Sin ir más lejos no tenemos que olvidar quién es el presidente de la Nación, quién Horacio Rodríguez Larreta, quién es el gobernador de Buenos Aires y su vicegobernadora. Son administradores históricos de la miseria. Son gente que se han reciclado y hoy están en puestos y se muestran como renovados.  Yo los pongo en el mismo nivel por más que sean de diferentes partidos o sectores políticos. Esta misma gente fue la que contribuyó y fue cómplice del desguace del sistema de salud. Contribuyó con sus políticas a que la sociedad hoy esté en una condición más pauperizada, más deteriorada, más empobrecida.  Es la misma gente que decía en vez de quédate en tu casa, quédate en tu barrio. Es la misma gente que cercó con policías en Villa Azul, que es una villa que abarca tanto Quilmes como Avellaneda, para que la misma gente del barrio no salga. Recordemos esta situación a principios del año pasado. Esta misma gente es la que se jacta de que esta medida fue eficaz para contener el brote de contagios en ese barrio.  Lo mismo pasó en la Villa 21-24. La consigna era “quédate en tu barrio”. Esto implicaba que cuando salías de tu barrio tenías problemas, sobre todo esto pasó con la población infantojuvenil. La medida de prevención no fue tanto de cuidado. Tuvo mucho más de represivo. Esto lo quiero resaltar. El cuidado estuvo a cargo sobre todo de las organizaciones barriales y sociales. Hay que decirlo: fue estoico y heroico.  Proveer de comida, de kit de limpieza. En parte lo proveía Desarrollo Social de la Ciudad.  Pero aquellas familias que estaban en condiciones de aislamiento porque estuvieron en contacto estrecho o porque cumplían el aislamiento en el domicilio no tuvieron esa posibilidad. Sólo pudieron proveerse de materiales de limpieza y de alimentos a través de las promotoras de salud de organizaciones sociales. Esto tiene que ver con una organización previa, no con una acción coyuntural de la pandemia.

tramas. ¿Qué medidas preventivas habría que llevar a cabo ante la aparición de la variante Delta que tiene un alto grado de contagio?

La variante Delta es en realidad una variedad del virus Sars Cov 2, causante de la enfermedad COVID;  que por lo que sabemos es más contagiosa. Es más agresiva también en cuanto a la letalidad. Se sabe que la vacuna es eficaz ante la forma grave, siempre y cuando tengamos las dos dosis. Esa eficacia no llega al 90% pero alcanza al 75 %. La mayoría de  los científicos que están ocupándose de investigar esta cuestión, vinculada a la vacuna y a las nuevas cepas, afirman que hacen falta las dos dosis. Por eso es muy importante que los gobiernos aceleren el plan de vacunación. Tanto los  municipios como los gobiernos provinciales y el gobierno nacional, que cumple el papel rector desde el Ministerio de Salud. Principalmente tenemos una encerrona con nuestra pandemia del Sars-cov2 porque está muy ligada a las condiciones de producción capitalista, que no se están poniendo en cuestión. En pocos lugares se está diciendo que esta pandemia está vinculada a un sistema de producción, a una formación económico-social que nos imponen como forma de vida. Si no lo hemos aprendido en este año y medio, creo que tenemos un problema serio como humanidad. Especialmente para afrontar lo que viene que no será la primera pandemia ni la última. Esto no es para poner un manto de miedo, de terror y sembrar desesperanza. Tenemos que pensar la pandemia como un analizador, para realmente comenzar a pensar en cambios profundos como sociedad. Es fundamental para la sostenibilidad y la renovación de la condición humana.

tramas. ¿Cuán expuestos están los pacientes que necesitan una internación que no sea por COVID a contraerlo en el ámbito hospitalario?

Muchos pacientes que ingresan en los hospitales en las unidades de internación por otros motivos tienen chance de contagiarse. Puede ser por parte del personal que quizás traiga el virus consigo. O bien a través de visitas o de gente que ingresó, tenía COVID y no lo sabía. El COVID puede transformarse en una infección intrahospitalaria, si el paciente se contagia dentro del hospital. No he tenido información, por lo menos hasta el momento, que contagiarse dentro del hospital haya sido más grave. Tengo entendido que, por protocolo, al ingresar un paciente con cualquier motivo tiene que entrar con un hisopado negativo. Ya sea para una cirugía programada o una urgencia. Para asegurarse de que es negativo y no se interne un paciente con COVID en una sala que no sea de COVID. Eso es muy relevante para que no ocurra un contagio inesperado dentro del hospital. Ha pasado dentro del personal como entre pacientes que se han mezclado. Eso ha generado problemas,  por suerte fueron casos aislados. No trascendió mucho la noticia, pero ha pasado.

 tramas. ¿En el Cesac fueron vacunados con dos dosis todo el personal?  Cuando hablo de todo el personal también me refiero a los trabajadores tercerizados, que generalmente cumplen las funciones de limpieza, lo que es aún más preocupante.

Te puedo hablar por nuestro Cesac, nuestro pequeño centro de salud, en el que trabajan alrededor de 30 personas. Tanto las personas que estaban de licencia por ser de riesgo o por edad, estuvieron vacunadas con las dos dosis. Nosotros también, incluso el personal de limpieza. El de seguridad, que es una empresa de personal tercerizado, no sé si tiene las dos dosis de vacuna. Deberían tenerla porque trabajan en salud, en sectores hospitalarios. Hay que tener en cuenta que las medidas de cuidado no tienen que disminuir. Debemos seguir usando el equipo de seguridad personal para evitar contagiarnos, aunque atendamos pacientes que no tengan Covid. En nuestro centro de salud,  que no es un centro de Covid, tenemos un sistema de ingreso. En la recepción se le toma la temperatura y si se detecta que es caso sospechoso de Covid, se lo envía al Centro Detectar  para que sea hisopado. Luego queda aislado hasta obtener el resultado y ese aislamiento varía según el caso. Si es un paciente con una enfermedad leve sin factor de riesgo se irá al domicilio. Si tiene una comorbilidad y no posee las condiciones para aislarse en la casa, se lo envía a alguno de los centros de aislamiento.

foto radiografica.org.ar

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter