Los desayunos escolares de Larreta y Perotti

Los desayunos escolares de Larreta y Perotti

28Jun21 0 Por Juan Pablo Casiello

En el país de los cereales, las oleaginosas y la carne el hambre es una realidad palpable. Sobre todo entre nuestra infancia.

No hace falta viajar hasta a algún lugar alejado de una provincia pobre del norte del país. Alcanza con acercarse a las escuelas de muchos barrios de Rosario o incluso de la opulenta Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA). En ellas el comedor escolar y la copa de leche cumplen un rol insustituible. Cada mañana miles de niños y niñas llegan con el estómago vacío, esperando recibir algún desayuno que les permita atravesar con éxito la jornada escolar.

No es difícil entender la importancia de ese momento. Para la más elemental necesidad alimentaria, y también para garantizar alguna condición básica que permita el aprendizaje.

El problema es que los montos asignados por los gobiernos son increíblemente bajos y, aunque el personal de las escuelas hace malabares, se impone un desayuno consistente en un mate cocido cortado con un mini chorrito de leche. A veces acompañado de un alfajor de dudosa procedencia, generosamente cargado de saborizantes artificiales.

Como Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe), de Rosario venimos denunciando esta situación desde hace ya muchos años, en unidad con la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) de Rosario. Los valores llenan de indignación: cada escuela recibe para “copa de leche” un monto diario por alumnx de $13,38. Es evidente que no se trata del desayuno que el niñx necesita; ni siquiera del monto de un vaso de leche; más bien algo así como medio vasito…

El gobernador Perotti no puede hacerse el desentendido: es oriundo de Rafaela, pleno corazón de la cuenca lechera. Conoce bien ese negocio, toda la cadena de valor y los costos finales. Es evidente que las necesidades más elementales de nuestrxs pibes le preocupan poco.

Pero leyendo días pasados la nota Un gobierno que se desentiende de la educación en este portal, tramas, no podía salir de mi asombro cuando leí los montos que destina el gobierno de Larreta.

Para comprar todos los elementos -incluida una tolba (sic)- y los insumos necesarios la Cooperadora escolar de una escuela con 200 alumnos recibe del gobierno de Larreta $30 mil. Contando 20 días de clases, en un mes son 4000 desayunos; es decir $7,50 para cada uno. Poco más de la mitad de lo que paga Perotti.
Yo no sé donde desayunan Larreta y Perotti, pero si en algún momento del día se toman un cafecito o un mate cocido en un bar es probable que paguen el equivalente a quince días de ese desayuno que es tan importante en la alimentación de nuestrxs alumnxs.
¿A quién le importan lxs pibxs?

foto: viapais.com.ar

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter