Las cuentas de Perotti vs el derecho a la educación

Las cuentas de Perotti vs el derecho a la educación

5Jul21 0 Por Juan Pablo Casiello

Ya estamos transitando el final del segundo año del gobierno del Frente de Todos en Santa Fe. Lejos de alguna impronta “nacional y popular” lo que se impone es la lógica de los años ’90, la del ajuste; la necesidad que más importa es la de “hacer caja”

Un creciente superávit fiscal

Fiel a su marca originaria de los años ’90, el gobierno de Perotti tiene una obsesión con las cuentas fiscales. Y vale señalar que le va muy bien en este aspecto.
Según un informe https://drive.google.com/file/d/1XErSrIvec9AtuUNvjMafyX5Xi6BoklcQ/view
presentado por el IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal) nuestra provincia fue la que logró la mejor evolución de cuentas fiscales en el año 2020. Tuvo una caída de los ingresos del 1%, pero -producto del ajuste- la baja de los gastos fue del 11%; así revirtió el déficit del 2019 y pasó a un superávit del 6.2%.
Y las buenas noticias para el gobierno siguieron durante este 2021: en el primer trimestre logró un superávit de $12.533 millones.
La pandemia trajo estas cosas: a las mayorías les va mal pero a algunos les va muy bien. El gobierno santafesino está entre los privilegiados, junto a las gigantes de internet, las empresas de plataforma, las farmacéuticas, la medicina privada, los bancos, etc.
El problema, parafraseando a Serrat, es que “detrás está la gente”… y sus tremendas necesidades.


Las urgencias en educación y la posibilidad de dar respuestas
Sin dudas las necesidades educativas están entre las más acuciantes. Año y medio de pandemia han planteado una emergencia educativa muy profunda que afectó con mucha más dureza a los sectores más pobres de la sociedad. La educación virtual no es para todxs; aparte de determinados saberes hacen falta un dispositivo (celular, computadora) y conectividad. Y resulta que en muchos casos (demasiados) la pobreza impide acceder a ello. Lo sabemos en el día a día escolar de todo este tiempo cuando miles y miles de estudiantes no “se conectan”; lo muestran las estadísticas que hablan de un 62,9% de niñxs pobres en la Argentina.
Desde el gobierno nacional, entre los años 2011 y 2015, se entregaron alrededor de 5 millones de netbooks. Pero, hasta ahora, en este año y medio de pandemia no se entregó ninguna.
Hace pocos días el gobierno provincial anunció el lanzamiento del Plan Ángela Peralta Pino (en homenaje a una mítica docente rural de la cuña boscosa en el norte provincial); el Plan consiste en la entrega de celulares y becas para conectividad a lxs alumnxs de primer año del secundario de las 257 escuelas rurales. Según el anuncio oficial se llega así a 4000 estudiantes con un costo total de $80 millones. Un funcionario aprovechó para citar palabras del gobernador Perotti:
“El destino de la provincia está en las aulas y esa es una definición clave porque deja en claro por dónde tenemos que ir las y los argentinos y santafesinos”.
Y entonces la preguntar sería: ¿qué pasa con los miles y miles de pibxs de los barrios que no tienen recursos para conectarse? ¿Esos no importan? Si los números oficiales muestran que hay fondos, ¿qué esperan para destinarlos allí donde hacen tanta falta?
Vamos a hacer una cuenta rápida: en las escuelas del sistema educativo santafesino hay algo más de 800 mil estudiantes. En una primera etapa se podría llegar a la mitad que tiene más dificultades económicas, es decir 400 mil. Con los costos anunciados el plan significaría una inversión total de $8000 millones. ¡Con el superávit del gobierno de enero y febrero ya le sobra dinero!
Ya estamos transitando el final del segundo año del gobierno del Frente de Todos en Santa Fe. Lejos de alguna impronta “nacional y popular” lo que se impone es la lógica de los años ’90, la del ajuste; la necesidad que más importa es la de “hacer caja”. Aún al costo de robarle el futuro a decenas de miles de niños y niñas.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter