Argentina ganó una Copa después de 28 años

Argentina ganó una Copa después de 28 años

10Jul21 0 Por Matías Gianfelice

Con un golazo de Di María y el corazón de todo un grupo, Argentina se sacó la mufa y salió campeón.

En una Copa América que se jugó solamente para sostener el negocio de la Conmebol y el circo de Bolsonaro, Brasil y Argentina se vieron las caras en la final jugada en el Maracaná. Con las tensiones propias y los nervios, los primeros 15 minutos fueron a puro golpe y fricción. Con el correr de esos primeros minutos, Brasil empezó a llevar el juego cerca del área Argentina a partir de Neymar. Hasta que a los 21 De Paul tomó la pelota en la mitad de la cancha y metió una gran asistencia para Di María, quien le ganó la espalda a la defensa brasilera, la paró de taco y definió por arriba del arquero. Todo ese primer tiempo tuvo paridad e incluso dominio argentino, sin necesidad de que Messi sea eje de todas las pelotas, ya que recién a los 32’ el 10 de Argentina hizo su primera jugada de peligro. El resto del primer tiempo continuó trabado y con poco juego asociado, mostrando un nivel mucho más bajo del que esperábamos teniendo en cuenta el nivel de los jugadores.

El segundo tiempo empezó con Argentina mostrando más actitud que en otros partidos de la Copa, aunque algunas desatenciones en el fondo se plasmaron cuando a los 52’ Brasil llegaba al empate por el sector izquierdo de la defensa, pero el juez de línea anuló el gol por posición adelantada de Richarlison. El mismo jugador, dos minutos después, se perdió un mano a mano por el mismo sector. A los 60’ el dominio territorial de Brasil ya era total y Argentina empezó a mostrar los retrasos defensivos de todo el certamen. Pero a medida que fueron pasando los minutos Argentina encontró un poco más la pelota y tuvo algunas jugadas de contragolpe. A los 78’ Scaloni terminó de agotar los cambios y se vivieron minutos de faltas fuertes y algún que otro tumulto. A loa 88’ y luego de que Brasil tuviera un par de chances claras, Argentina tuvo un gran contragolpe, donde luego de un fenomenal pase de De Paul, Messi se perdió de forma increíble el segundo gol solo frente al arquero.

Con mucho corazón y sufrimiento los minutos finales del partido marcaron la tensión acumulada de una generación que estuvo siempre al borde de la gloria y se mancaba. Hoy cierran 28 años de derrotas y tristezas, de finales perdidas, de desilusión y críticas despiadadas. El fútbol le dio un pequeño regalo a Messi después de tanto buscar, Argentina vuelve a gritar campeón. Y de fondo se escuchan en las calles los gritos de un pueblo que buscaba y seguirá buscando festejar.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter