Los cubanos no ganaron la Copa América y lo que dijo el presidente

Los cubanos no ganaron la Copa América y lo que dijo el presidente

12Jul21 0 Por Guillermo Cieza

Imágenes difundidas como correspondientes a protestas callejeras en Cuba, corresponden al festejo en el obelisco en Buenos Aires por la obtención de la Copa América.

Trasmitiendo en cadena las grandes cadenas monopólicas de prensa dieron cuenta de protestas callejeras en Cuba, en un momento que se agravan los casos de infectados por Covid y se han producido cortes de energía.
Estados Unidos ha venido imponiendo desde hace décadas un bloqueo economico contra Cuba, a contrapelo de la opinión de la mayoría de los pueblos y los gobiernos del mundo. En la última votación en las Naciones Unidas en junio de 2021, una declaración contra el bloqueo consiguió 184 votos a favor, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Colombia, Brasil y Ucrania).
Las consecuencias del bloqueo económico son conocidas: dificultad para conseguir algunos insumos básicos, encarecimiento de las importaciones, problemas para el abastecimiento de energía y de colocación de los productos de exportación.
Lo que le ocurre a Cuba con respecto a la epidemia de covid es ilustrativo. Por su elevado nivel cientifico tiene capacidad de producir tres candidatos vacunales, dos de ellos Soberana 2 y Abdala, tienen completada la Fase 3 que permite aprobarlos y comercializarlos. Pero Cuba tiene problemas de abastecimiento de material médico, como jeringas y envases, lo que dificulta su traslado, aplicación y comercialización.
Con una población de once millones de habitantes su numero de infectados es de 237.000 y 1537 fallecidos. En porcentajes por millón, sus números estan entre los mejores del continente. Sin embargo en los últimos dias se dio un pico de contagios que puede ser atribuido al ingreso del turismo en playas como Varadero. El país necesitaba imperiosamente abrir esa fuente de ingresos, porque el turismo es uno de los principales aportantes de divisas.
Cuba tiene vacunada alrededor del 22% de su población y esperaba llegar a agosto con un 70%. Es muy probable que las urgencias económicas impidieron llegar a agosto. Planteada la dificultad y el disconformismo de sectores de la población por la decisión asumida, la política del imperio ha sido montarse en ese conflicto, tratando de desplegar todo su arsenal desestabilizador.
Con una franqueza, poco frecuente en los gobernantes de otros países, el presidente Miguel Díaz Canel explica la gravedad de la situación: “…Les recuerdo que hace más de un año y medio cuando se iniciaba el segundo semestre del año 2019 tuvimos que explicar que íbamos a una coyuntura difícil” . “…Empezaron a recrudecer una serie de medidas restrictivas, de recrudecimiento del bloqueo, de persecución financiera en contra del sector energético con el objetivo de asfixiar nuestra economía y que eso provocara el anhelado estallido social masivo, que siembre las posibilidades para con toda la campaña ideológica que se ha hecho, poder llamar a la intervención humanitaria que terminan en intervenciones militares y en injerencias, y que afectan los derechos, la soberanía y la independencia de todos los pueblos”

“…Todo esta situación provocó una situación de desabastecimiento en el país, sobre todo de alimentos, medicamentos, materias primas e insumos para poder desarrollar nuestros procesos económicos y productivos que a la vez tributan a las exportaciones. Están cortados dos importante elementos la capacidad de exportación y la capacidad de invertir recursos. Y desde los procesos productivos desarrollar bienes y servicios para nuestra población “.
“…En medio de esas condiciones viene la pandemia, una pandemia que no ha afectado solo a Cuba, sino a todo el mundo, incluyendo a los Estados Unidos. Ha afectado a los países ricos y hay que decir que ante esta pandemia ni Estados Unidos ni esos países ricos tuvieron toda la capacidad para enfrentar sus efectos en sus inicios, y en muchos de esos países de primer mundo, con muchas más riquezas, colapsaron los sistemas de salud, las salas de terapia intensiva. Los pobres fueron desfavorecidos porque no existen políticas públicas orientadas al pueblo para su salvación, y tienen indicadores con relación al enfrentamiento de la pandemia que tienen peores resultados que los de Cuba en muchos casos”.
“…Así fuimos avanzando, fuimos controlando brotes y rebrotes, con una capacidad tremenda de sacrificio de nuestro pueblo, de nuestros científicos, de nuestro personal de la salud y ha estado casi todo el país involucrado en ello. Se han creado cinco candidatos vacunales, de las cuales ya han una reconocida como vacuna y que es la primera latinoamericana. Ya Cuba está vacunando a su población. Es un proceso que toma tiempo. Hay que producir las vacunas, pero en estos momentos tenemos una de las razones de vacunación más altas del mundo y en pocas semanas hemos superado el 20 % de vacunación de la población, un proceso que continúa.”
“…De manera muy cobarde, sutil y oportunista y perversa, a partir de las situaciones más complicadas que hemos tenido en provincias como Matanzas y Ciego de Ávila estos que siempre han estado aprobando el bloqueo y que sirven como mercenarios de la calle del bloqueo yanqui, empiezan a aparecer con doctrinas de ayuda humanitaria y de corredor humanitario. Todos sabemos de dónde vienen…”.
“…Si quieren tener un verdadero gesto con Cuba, si quieren preocuparse con el pueblo, abran el bloqueo y vamos a ver cómo tocamos. ¿Por qué no lo hacen? ¿Por qué no tienen valor para abrir el bloqueo? ¿Qué fundamento legal y moral tienen sostiene que un gobierno extranjero le aplique esa política a un país pequeño en medio de situaciones tan adversas”.
“…¿Eso no es genocidio, eso no es crimen de lesa humanidad? Se enarbolan criterios de que somos una dictadura, un dictadura que se preocupa por darle a toda su población, salud, que busca el bienestar para todos, que en medio de estas situaciones es capaz de tener programas y políticas públicas en función de todos, que está aspirando a vacunar a todos con una vacuna cubana, porque sabíamos que nadie nos iba vender vacunas y no teníamos dinero para ir al mercado internacional a comprar vacunas. ¿Qué dictadura más extraña?”
Con mucha precisión Diaz Canel distingue en las protestas producidas a grupos de personas insatisfechas o preocupadas por la situación como el que se juntó en San Antonio de los Baños, de las que protagonizaron grupos de manipuladores que a través de las redes sociales promovieron el SOSMatanzas o SOSCuba, tratando de generar un estallido social.
Finalmente convocó ” a todos los revolucionarios a salir a las calles a defender la Revolución en todos los lugares”. afirmando que : “Las calles son de los revolucionarios y el Estado tiene toda la voluntad política para dialogar, pero también para participar. No vamos a entregar la soberanía, ni la independencia de esta nación. Tienen que pasar por encima de nuestro cadaver si quieren tumbar la Revolución “.
La utilización de determinadas consignas como ” SOS”, la apelación a los “corredores humanitarios”, la agresión contra embajadas en distintos países, la utilización de imagenes falsas de manifestaciones, replican exactamente el modelo de desestabilización aplicado en Venezuela en el año 2017, con la proliferación de las guarimbas. En esa oportunidad el gobierno chavista pudo salir de la encerrona movilizando al pueblo y con una propuesta participativa que fue la convocatoria a elecciones para la Asamblea Constituyente.

¿Podrá el gobierno y el pueblo cubano, aprovechar esta crisis, para dar un paso adelante en su camino revolucionario?

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter