Ni tan nuevos, ni tan JUNTOS

Ni tan nuevos, ni tan JUNTOS

28Jul21 1 Por Guillermo Cieza

Los nombres que presenta la oposición por derecha en las listas de las PASO son viejos conocidos, la única novedad es que los de Juntos por el Cambio van a presentarse disputando en distintas listas.
.
En las elecciones de 2015 Cambiemos se presentó con el marketing electoral de ser una fuerza nueva y con capacidad de trabajar en equipo. En estas PASO las estrategias de campaña parecen viejos capítulos de una novela que ya vimos. El truco publicitario de empezar la campaña con el mechón rojo de Diego Santilli, los cambios de domicilio de la ex orgullosamente bonaerense María Eugenia Vidal y el actual vicejefe porteño y las disputas entre Mario Negri y Luís Juez en Córdoba, son una muestra de ello. El entusiasmo por el neurólogo Facundo Manes y la recuperación del radicalismo dura hasta que se repasa su lista de diputados. Allí resucitan conocidos dirigentes de la gestión macrista como Emilio Monzó, la devaluada Margarita Stolbizer y representantes del peronismo punteril como Jesus Cariglino.
Lo único realmente novedoso que presenta Juntos por el Cambio es que el ex presidente Mauricio Macri ha perdido su poder disciplinador y que las desaveniencias internas se expresan en las distintas listas con que competirán en las PASO en los principales distritos electorales. En Provincia de Buenos Aires compiten dos listas, en CABA tres y en Córdoba y Sante Fe, cuatro.
Siguiendo una tendencia que también incluye al Frente de Todos, los núcleos dirigentes con mayor poder y posibilidad de conservarlo, apuestan a encabezar con candidaturas “moderadas”, calculando que los votos duros ya están asegurados y que la partida va a jugarse disputando los y las independientes o quienes pueden cambiar su voto. Una clientela electoral volátil que se asocia a la clase media. Tratando de seducir a esos votantes, Horacio Rodriguez Larreta, el dirigente que en la actualidad cuenta con mayor poder territorial y “caja”, postergó las pretensiones de ser candidata de Patricia Bullrich. Esa preocupación por la moderación no pudo impedir que en las listas se colaran personajes como Sabrina Ajmechet que tuiteó “Desperdicié la oportunidad de atropellar a un grupito de estudiantes del Pellegrini” o que afirma que “la creencia de que las Malvinas son argentinas es irracional “
En relación a los ejes de campaña Juntos por el Cambio tratará de hacerse fuerte en la evidencia de los cien mil muertos por Covid, el deterioro de las economías populares, las apelaciones a la falta de seguridad y la amenaza de que “siguiendo este rumbo nos convertiremos en Venezuela o en Cuba “ . El cada vez más documentado contrabando de armas a los golpistas de Bolivia, le quitará argumentos para presentarse como defensores de la República y de las garantías constitucionales.
Lo de agitar el problema de la seguridad para exigir más mano dura, tiene algunas dificultades en Provincia de Buenos Aires porque es difícil correr por derecha a Sergio Berni y a la bonaerense que acaba de incorporar al procedimiento para reducir a personas en estado de excitación psicomotriz el preventivo de un disparo en el abdomen.
El escaso interés que despiertan las campañas podría animarse con algunos condimentos de la farándula y seguramente allí están las mejores apuestas de quienes delinean las estrategias de prensa.
Juntos por el Cambio empezó perdiendo en ese terreno, por culpa del comentario de la mediática Nancy Pazos, ex esposa de Diego Santilli, sobre la capacidad de su ex marido de “hacerse la víctima”.
Sin embargo, espera recuperar puntos en ese terreno en las internas de CABA. Allí, la falta de atractivos de Ricardo López Murphy ha sido compensada incluyendo al empresario gastronómico Roberto García Moritán, muy conocido por ser marido de “Pampita “. La modelo, conocida por sus punzantes declaraciones, seguramente no va a permitir que Nancy Pazos se robe el protagonismo.
Los analistas más pesimistas sostienen que la única posibilidad que tiene Juntos por el Cambio de imponerse en el escándalo mediático requeriría operaciones de alto voltaje. Una buena sería promover una pelea callejera de su referente Julio Garro, Intendente de La Plata, con sus vecinas del Barrio Privado Grand Bell, la candidata a diputada por el Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz, y la flamante candidata del partido de José Luis Espert, Carolina Piparo. Se entusiasman con que, en ese barrio, donde también viven los mellizos Barros Schelotto, “somos locales “.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter