¿Chau barbijo?

¿Chau barbijo?

30Jul21 0 Por Guillermo Cieza

El Intendente de CABA, Horacio Rodriguez Larreta anunció el 29 de julio un plan de regreso a la normalidad que incluye abandonar los barbijos. ¿Optimismo o irresponsabilidad?

Desde el inicio de la pandemia la estrategia política de Juntos por el Cambio y también de los gobiernos de Córdoba y Santa Fe ha sido presentarse como abanderados de la libertad individual. Esta postura se ha expresado en haber sostenido siempre posiciones mas permisivas que el gobierno nacional con respecto a las restricciones impuestas para evitar los contagios. Esa permisividad ha sido normativa como, por ejemplo, sostener la presencialidad en las escuelas, pero también de hecho. Quienes habitan en distritos gobernados por la oposición saben que tienen un margen mayor para incumplir las normas sin ser sancionados. Este juego político que promovió Juntos por el Cambio, pero en el que también entró el gobierno, temeroso de perder votos por aplicar medidas radicales en momentos de necesidad, es el responsable de los principales desmanejos en la pandemia. Quien ha pagado esos desmanejos ha sido el conjunto de la ciudadanía, con cien mil muertos, lo que nos ubica en el puesto once entre los países con mas fallecidos por coronavirus en el mundo.
En el caso mencionado, cuando Rodriguez Larreta anuncia que estamos volviendo a la normalidad y que vamos a empezar a abandonar los barbijos y el distanciamiento social, la lectura de buena parte de los porteños es que pasó la pandemia y que no serán sancionados por circular sin barbijos.
Las afirmaciones del intendente de CABA son absolutamente irresponsables.
En un articulo publicado ayer en New York Times, Rochelle Walensky, médica y directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirma que la vacunación (incluso las dos dosis) no impiden que personas se contagien con la variante delta, ni que estas personas contagien a otras. Según los estudios realizados por la CDC personas vacunadas infectadas con la variante delta albergan enormes cantidades del virus en la nariz y la garganta. La vacunación impide que la infección avance y se produzcan casos severos que determinen internaciones. La comprobación de que las llamadas infecciones en vacunados pueden ser tan contagiosas con la variante delta como los no vacunados, obliga a personas inmunizadas a adoptar recaudos con niños pequeños, personas con sistemas inmunológicos débiles o no vacunadas. Quienes dejaron de usarlos, tendrán que volver a usar barbijos o tapabocas para protegerse a si mismo y a su círculo cercano.
En nuestro país esta ingresando la variante delta del coronavirus mucho mas contagiosa que las anteriores. En la misma edición de hoy, el diario La Nación informa que en la ciudad de Buenos Aires se ha detectado un primer caso de trasmisión comunitaria. Comenta además que se esta testeando a 41 contactos estrechos vinculados a este caso.
Todo parece indicar que los barbijos y el distanciamiento social nos seguirán acompañando por un largo tiempo. Es de esperar que en tiempos electorales y con candidatos muy preocupados por dar buenas noticias, no se agrave la situación sanitaria que ya es muy complicada, sin que la politiquería meta la cola.

Guillermo Cieza

foto Rio Negro

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter