Obreros de SIAT reclaman en la Casa Rosada y Ministerio de Trabajo

Obreros de SIAT reclaman en la Casa Rosada y Ministerio de Trabajo

31Jul21 1 Por Carlos Anton

Este 29 de julio los trabajadores de SIAT Valentín Alsina llegaron a Plaza de Mayo para entregar un petitorio al Gobierno Nacional reclamando contra la política antiobrera de Techint. Posteriormente marcharon al Ministerio de Trabajo con el mismo objetivo.

La empresa de Paolo Rocca continúa con sus ataques a los obreros de Tenaris SIAT Valentín Alsina, a su salario y su convenio colectivo en medio de la pandemia. Con el recorte del “premio a la producción” los trabajadores perdieron gran parte de su salario, que en los hechos consiste en una rebaja del 30 al 40 por ciento. Este premio que se venía pagando desde hace cuarenta años ahora la patronal busca reemplazarlo por pago por tubo, que en la práctica es un pago por trabajo a destajo.

En la planta de Valentín Alsina se fabrican tubos de aceros sin costura para gasoductos, lo que implica que para los Rocca lejos de ser una pérdida económica es un negocio altamente redituable, ya que son de las pocas empresas en el mundo que los producen. Al mismo tiempo los trabajadores se encuentran en este mismo período defendiendo derechos ya establecidos en el convenio colectivo y que Techint intenta conculcar, lo que implica una lucha continua de parte de los obreros para frenar la voracidad empresarial. Y no hay otra forma de denominarla ya que económicamente no tienen problemas, al punto que han comprado otra planta que se encuentra vecina a SIAT y que hace los revestimientos en los tubos. En consecuencia, la actitud empresarial sólo se puede leer como una decisión política de las Cámaras Empresarias sobre los derechos de los trabajadores. Ni el Gobierno nacional ni la dirección de la UOM tienen una posición firme para frenar este avance patronal.

Ante la negativa empresarial en devolver el premio de producción, hace más de un mes se resolvió por asambleas hacer un petitorio firmado por los compañeros y llevarlo a la Casa de Gobierno. En el medio de esa situación, hubo un planteo de parte de la directiva de la UOM Avellaneda para que el secretario adjunto realizara las negociaciones con la empresa y encontrara una solución satisfactoria para los trabajadores. En el curso de dos semanas, se realizaron esas negociaciones. La propuesta fue rechazada por los trabajadores en asamblea, porque no resolvía el problema de fondo.

Como consecuencia, se retomó la medida que había quedado pendiente: ir a Plaza de Mayo y entregar un petitorio al Gobierno Nacional (ver facsímil al final de la nota). Esto es lo que se realizó el jueves 29, donde los trabajadores pidieron hablar con algún funcionario. Pero como suele ocurrir en estos casos, nadie los atendió…se ve que todes estaban muy ocupades. Dejaron su petitorio de reclamo en la Mesa de Entradas, y allí les dijeron que les darían una nueva audiencia en los próximos días. Esta situación se reiteró en el Ministerio de Trabajo, donde tampoco los atendieron.

Los delegados consideraron que lo más importante fue visibilizar el conflicto, que apareciera en distintos medios periodísticos, junto a la participación masiva de los trabajadores en Plaza de Mayo. Sólo pudieron participaron los compañeros que no estaban trabajando, ya que se movilizó después del horario de trabajo, ya que no fue una jornada de paro.

Tras la movilización, en los próximos días los obreros realizarán debates en la fábrica y una nueva asamblea para analizar la situación y los pasos a seguir.

El compañero José Villa, uno de los delegados de SIAT, afirmaba que ante la tibia actitud del Gobierno Nacional y el abandono que sufren parte de las cúpulas sindicales, “los trabajadores nos estamos organizando para defender lo que nos corresponde que son derechos adquiridos en base a mucha lucha que hemos dado. Y ahora nos toca dar esta pelea y la estamos dando.”

Los trabajadores de SIAT se siguen organizando contra la voracidad insaciable de uno de los principales grupos monopólicos que actúan en nuestro país.

Carlos Antón

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter