Santiago y Rafita, la memoria de 2017 en la cordillera

Santiago y Rafita, la memoria de 2017 en la cordillera

1Ago21 0 Por Susana Lara

Todo el año 2017 fue de persecución estatal al pueblo mapuche-tehuelche en la zona andina de Río Negro y Chubut. Las muertes de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel quedaron enlazadas.

 Hay días que empiezan antes. Ese fue el caso del martes 1 de agosto de 2017. El lunes anterior hubo una protesta frente al juzgado federal de Bariloche, por la detención irregular de Facundo Huala, lonko de la Lof Resistencia Cushamen, en un control de tránsito cuando viajaba hacia el sur. Eran tiempos de gloria para la doctrina Bullrich del pueblo mapuche-tehuelche como enemigo interno. Y sus alianzas con las fuerzas de seguridad de Chile para la captura de Facundo para extraditarlo al país vecino. La Gendarmería Nacional y el Grupo Especial de Asalto Táctico de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) reprimieron la protesta en la calle. Nueve manifestantes detenidos e innumerables heridos con munición antitumulto.

Ese lunes después del mediodía, lo urgente era saber los nombres de lxs detenidos y su destino. Dividieron en grupos a lxs detenidxs, dividieron las posibilidades de reagrupar esfuerzos para exigir su libertad. Pleno invierno, seguro hacía mucho frío; debe haber helado, o llovido, o nevado.

Por primera vez se usaron las instalaciones de la PSA como lugar de detención en el aeropuerto de Bariloche, a unos 20 kilómetros del centro. Casi nadie tenía conocimiento de ese reducido buzón sin baño ni de tanta cantidad de efectivos de la PSA en la ciudad. El martes 1 seguíamos con la situación de los detenidxs cuando la Gendarmería ingresó a Resistencia Cushamen trasladándose desde Esquel para el desalojo ilegal que no pudo concretar. Quemaron rukas, detuvieron a las mujeres, no hubo piedad con lxs niñxs. Temprano, a la tarde avisan desde El Bolsón que faltaba un compañero.

Ya estaban identificadxs lxs detenidxs en Bariloche, donde había gente de El Bolsón, por lo que inmediatamente quisimos precisar. A la nochecita conseguí una foto y los datos del compañero que faltaba. En el noroeste de Chubut y en área rural las condiciones eran todavía más complejas que las de Bariloche para cualquier acción solidaria.

Todo ese año, en numerosas oportunidades, por varias horas se perdía el rastro de detenidxs o lamngen (“hermano” en lengua mapuche) protegiéndose por las suyas de las fuerzas represivas. En enero un grupo de Infantería de la Policía de Chubut se bajó de una camioneta y disparó balas de goma y también de plomo cuando desalojaron una protesta sobre las vías de “La Trochita”, tendido de trocha angosta que atraviesa tierras de Benetton. Algunas mujeres fueron ultrajadas en la comisaría de El Maitén.

 “¿Dónde está Santiago?”, preguntamos miles de veces por esos días, temiendo la respuesta. Con un montaje sobre el río Chubut entregaron el cuerpo sin vida de Santiago. Masticábamos los alcances de la avanzada represiva cuando la Lafken Winkul resolvió reasentarse en Mascardi, responder con más territorio a la cruzada anti-mapuche. El grupo especial Albatros acribilló a Rafael Nahuel 92 días después de la represión en Cushamen.

Santiago y Rafita estarán siempre juntos, en la memoria viva del pueblo mapuche-tehuelche.

Susana Lara

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter