Fernando: ¿Por qué no te callas?

Fernando: ¿Por qué no te callas?

7Ago21 0 Por Guillermo Cieza

La iniciativa del PRO de cuestionar el número de visitas a la residencia de Olivos en tiempos de cuarentena, se volvió un boomerang cuando el candidato a diputado por CABA, Fernando Iglesias, incorporó un condimento misógino.

La estrategia larretista de enfrentar estas elecciones tratando de apelar al voto blando del PRO, promoviendo una figura de imagen moderada como María Eugenia Vidal, recibió un fuerte sacudón cuando el cuarto candidato de su lista de candidatos a diputados, arremetió contra la artista Florencia Peña. Comentando sobre su presencia en dos oportunidades en Olivos, twiteó: “Para mi la señorita iba a ayudarlo (al presidente Fernández) a encontrar la perilla que enciende la economía para poner a la Argentina de pie”. Después en un comentario que involucró también a la modelo Sofía Pacchi, vinculó los ingresos a la residencia presidencial con “un escándalo sexual”.
Desde la lógica de Iglesias si una artista o una modelo concurre a la Quinta de Olivos, sólo puede terminar en la cama con el Presidente. O como bien aclaró Iglesias “me reservo el derecho a sospechar”.
Aclaremos para empezar que la asociación de la profesión de artista o de modelo con la prostitución no es un invento de Iglesias. Aunque, y haciendo un juego de palabras con el apellido, sí puede decirse que fue un invento de la Iglesia que, hace algunos siglos atrás, incluía en la misma lista de “perdidas” a todas aquellas mujeres que renegaban de su mandato de ser madres de familia o monjas.
Hace casi 70 años, en tiempos de Eva Perón, esta asociación era muy frecuente y sobre ese prejuicio cabalgaron muchos de los ataques que se hicieron desde distintas trincheras del gorilismo contra una lideresa que fue amada por su pueblo.
Florencia Peña es una artista que ha interpretado distintos papeles, pero que se hizo muy popular con el programa humorístico “Casado con Hijos”, que era una remake de una comedia norteamericana. Ese programa generó una enorme audiencia hace 16 años. Las luchas y los debates impulsados por el movimiento feminista, han permitido avanzar la conciencia al punto de que ese programa hoy sea politicamente incorrecto. En la actualidad está cuestionado el modelo de familia presentada, el arquetipo de mujer que encarnaba Florencia Peña en la piel de Mónica “Moni” Argento, y su particular relación con su marido Jose “Pepe” Argento, interpretado por Guillermo Francella.
Florencia Peña no se aferró a ese personaje que la hizo famosa y en su vida artística y pública acompañó los nuevos debates y asumió compromisos públicos desde la perspectiva de género. Es de esperar que su propensión a exponerse públicamente no termine por banalizar el asunto. Parece poco serio que esta artista, frente a los dichos de Iglesias haya convocado como abogado al muy mediático Fernando Burlando, que se ocupó de la defensa de Juan Darthés, acusado de violacion.
A pesar de los cambios en la conciencia de nuestra sociedad, los dichos de Fernando Iglesias, no son una opinión solitaria. Hay muchos argentinos y argentinas que piensan así. El problema que tiene el PRO es que son una minoría y con minorías no se ganan elecciones.
Los esfuerzos de los conductores Luis Majul y Eduardo Feimann, para que Fernando Iglesias no repitiera sus dichos al entrevistarlo, expresó la convicción de un sector de Juntos por el Cambio de la necesidad de reservar algunas opiniones mientras se está en campaña electoral. Se comenta que lejos de las lámparas de iluminacion de los sets televisivos, María Eugenia Vidal, parafraseando al rey Juan Carlos de España, le habría dicho a Iglesias: Fernando, ¿Por qué no te callas??

Guillermo Cieza

Foto : Perfil

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter