Interpretación

Interpretación

29Ago21 0 Por Héctor Zuñiga (Panini)

Una vez, después de haber presentado una certificación médica por enfermedad, la empresa para la que yo trabajo, me abonó en la quincena solo los días que la cuadrilla trabajó.

Como tengo el número de la empresa llamé y pedí explicaciones y lo que me respondieron no me conformó.

Entonces, movido por la bronca y mi espíritu protestante agarré mi celular y lo encaré a Germán Ferrari, segundo en la línea de mando en el sindicato Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE).

“Hola Germán, lo saludé: tengo un problema viejo y quiero que me des solución porque estoy que trino de la rabia”

“Hola Zúñiga, me contestó, decime: en que te puedo ayudar, chango”.

Le expliqué cómo la empresa me liquidó la quincena y lo que aducían para hacerlo de esa manera.

“Es que ellos interpretan la ley a su favor por eso pagan así”

“Me importa una poronga como la interpretan” contesté con mi acostumbrada mala educación. Lo que quiero que me digas, y vos siendo uno de los jefes tenés que saberlo, es si la ley dice en alguna parte que se me tiene que abonar la totalidad de los días de certificación profesional y no como la interpretan las empresas.

“Aguantà un cacho, me contestó. Tengo un abogado amigo que sabe de esto, lo llamo, le pregunto y luego te aviso, ¿ok?” ¡Para para, le dije antes que cortara : ¿y la abogada del sindicato?

¿La doctora Melina?,

“-No, ya no trabaja. No tenemos abogado, aguantá, Zúñiga, en un momento te llamo.”

Una hora después me llamó para decirme que el abogado amigo le dijo que sí, que las empresas no pueden pagar a los obreros de cosecha la totalidad de los días, solamente pueden abonar lo que la cuadrilla trabaje. A los otros, los galponeros sí les pagan ya que ellos trabajan toda la quincena.

Ajá, con que esa tenemos, ¿no, Germán? Lamentable viejo que ustedes permitan eso y corté.

Yo digo que ellos han negociado con las empresas esa parte y nos mandaron a la lona. Los remedios son carísimos y encima hay contratistas que a veces se hace los boludos y te pagan de a pucho esos jornales.

Cuando trabajaba en La Asturiana me hicieron penar una vez. 10 jornales por enfermedad, me pagaron en tres quincenas a pesar de mi reclamo en el sindicato de Monteros. Un día poco más que los eché a la mierda por falsos representantes. El famoso Tino desde la oficina se cagaba lisa y llanamente en el obrero, y el sindicato lo sabía pero no hacían nada.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter