Policía tucumana dejó morir a cuatro chicas presas

Policía tucumana dejó morir a cuatro chicas presas

6Sep21 0 Por Susana Lara

Colapso del sistema carcelario y mano dura del gobierno. Las muertes de Concepción no son excepcionales. Las madres activan investigación y reclamos.

Cuatro jóvenes murieron abrazadas, encerradas con un candado simple que nadie de la guardia de turno fue capaz de abrir o romper ante las llamas y el humo.

La guardia policial de la Brigada Femenina de Concepción, sur de Tucumán, no abrió un simple candado que bloqueaba el acceso al lugar donde estaban privadas de su libertad las cuatro jóvenes que murieron calcinadas la tarde del jueves 2 de setiembre. Las víctimas fatales cumplían sus condenas en condiciones infrahumanas, hacinadas en un cuarto de tres por tres sin baño y sin alimentos. Ninguna de las tres mujeres policías que integraban la guardia esa tarde fue capaz de abrir el candado de la reja, lo que hubiera alcanzado para salvar la vida de las jóvenes.

Tampoco fue eficaz la intervención del destacamento de Bomberos ubicado a metros, en la misma cuadra de la dependencia policial que no cumple con ninguno de los requisitos mínimos legales para albergar personas privadas de la libertad.

Benito Allende, abogado de la matrícula local, pidió ser querellante en el expediente a cargo del fiscal Varela, en representación de Virginia Santana, madre de Rocío Micaela Mendoza, de 22 años  https://tramas.ar/2021/09/05/tucuman-investigan-muerte-de-cuatro-mujeres-en-brigada-policial/. La madre de otra de las víctimas convocó a una marcha en Alberdi, localidad del interior, para este lunes a la tarde.

Claudio Maley, ministro tucumano de Seguridad, reunido con policías.

“Es mentira la versión oficial. No hubo siete efectivos afectados por el humo tratando de intervenir”, indicó Allende reservando las precisiones para cuando tenga acceso al expediente. Fueron pasadas a disponibilidad la jefa de la dependencia, que no estaba presente al momento del siniestro, y la guardia completa, tres mujeres, coincide la prensa local.

La primera versión policial fue de un intento de motín y policías lesionados, lo que no se sostiene con los testimonios recogidos hasta el momento. De todos modos, aun cuando hubiera existido un intento de motín, lo cierto es que la policía no abrió el candado con llave.

Esa brigada es una dependencia que estaba habilitada provisoriamente, figura que no se ajusta a la legislación vigente, según Allende. El hacinamiento y superpoblación carcelaria es un conflicto estructural del sistema penitenciario tucumano, al que contribuye tanto la política del ministerio de Gobierno con su política de violencia institucional, como el régimen penal de la justicia ordinaria. Tucumán incumple fallos de la Corte Suprema en este sentido.

Los jueces de garantías no ejecutan los hábeas corpus, de acuerdo a la documentación de este abogado en relación a otros detenidos. Tres de las jóvenes muertas tenían condena firme y reclamaban ser trasladas a un establecimiento penal de la capital provincial, cerca de sus familiares. En la Brigada de Concepción dormían en colchones tirados en el piso, sin suministro de alimentos por parte de la institución, dependiendo de la solidaridad de una única familia. El cuarto que hacía las veces de celda no tenía baño, aseguró Allende, por lo que hay que descartar la versión que señalaba ese lugar como presunto origen del siniestro.

Susana Lara

Imagen principal: Foto de Claudio Maley, gendarme a cargo del ministerio de Seguridad de la provincia de Tucumán.

Foto Tucumán a las 7

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter