El tridente inmobiliario que se apropia del contorno ribereño porteño

El tridente inmobiliario que se apropia del contorno ribereño porteño

10Sep21 0 Por Maria Eva Koutsovitis, Jonatan Baldiviezo

Utilizando la cobertura de la pandemia y de la campaña electoral, el GCBA está dando pasos agigantados en su plan sistemático de despojo de nuestra costanera para destinarla a la mayor especulación inmobiliaria de estos últimos 30 años.

Utilizando la cobertura de la pandemia y de la campaña electoral, el GCBA está dando pasos agigantados en su plan sistemático de despojo de nuestra costanera para destinarla a la mayor especulación inmobiliaria de estos últimos 30 años.

COSTA URBANA avanzó un casillero en la Legislatura porteña.

En notas anteriores hemos descripto la historia y los detalles de este mega proyecto inmobiliario denominado Costa Urbana que impulsa el Grupo IRSA junto con el GCBA en plena Costanera Sur, en el predio de la Ex Ciudad Deportiva de Boca Juniors, frente a Puerto Madero y al lado de la Reserva Ecológica. 

Para recordar, este emprendimiento implicará la construcción de decenas de torres de 145 metros de altura. La superficie total construida alcanzará los 900 mil m2, destruyendo el actual humedal costero y generando un conjunto de impactos ambientales irreversibles para la Ciudad y en particular para la Reserva Ecológica Costanera Sur. La Reserva Ecológica es uno de los ecosistemas más protegidos en el mundo por tratarse de un sitio Ramsar.

El tratamiento parlamentario de este proyecto tuvo sus vaivenes judiciales. El Juez Guillermo Scheibler había ordenado la suspensión del trámite parlamentario porque se habían omitido instancias obligatorias en el marco de una democracia ambiental participativa reconocida en el Acuerdo de Escazú, en la Constitución de la Ciudad y en su Plan Urbano Ambiental (evaluación de impacto ambiental y dos audiencias públicas obligatorias). 

Finalizada la feria judicial, un nuevo juez decidió levantar dicha medida judicial considerando que brindar muchas instancias de participación a la ciudadanía resultaría “antifuncional e irrazonable” y que la Legislatura aún estaba a tiempo de convocar a audiencia pública obligatoria por más que ya se hubiera firmado el convenio urbanístico y en estas condiciones, se aprobó la primera sanción legislativa. Llama la atención la interpretación opuesta que se realiza del Acuerdo de Escazú cuando exige que la participación ciudadana debe garantizarse en los momentos iniciales previos a los momentos de decisión. 

Con el camino judicial despejado, el jueves 19 de agosto, la Legislatura porteña aprobó en primera lectura el proyecto de ley para autorizar Costa Urbana, agregando una nueva inconstitucionalidad a su trámite parlamentario ya que no se respetaron las mayorías que la Constitución de la Ciudad establece para este tipo de proyectos (40 votos). Cuando al oficialismo no le suelen alcanzar los votos, interpreta la Constitución adecuándola a su peso político, en este caso, la mayoría absoluta (la mitad más uno). El proyecto fue votado por los siguientes sectores políticos: Pro, Radicalismo (Evolución-Lousteau), Coalición Cívica (Carrió), Socialismo (Roy Cortina) y Confianza Pública (Ocaña).

Con la aprobación de la Ley N° 6289, que autorizó la venta de Costa Salguero, y de la Ley N° 6179, que autorizó la venta de 86 hectáreas de tierras públicos, ocurrió lo mismo. Se violó el procedimiento de sanción de leyes determinado por la Constitución para someterlo a sus necesidades y tiempos políticos. En estos últimos dos casos, la justicia dictó medidas cautelares suspendiendo los efectos de estas leyes y dictó sentencia de primera instancia declarándolas inconstitucionales. El mismo destino se prevé para el proyecto Costa Urbana, de convertirse en ley. 

Aunque la conjunción de los poderes inmobiliario, político y económico pareciera ser invencible, en contrapartida, el domingo 22 de agosto, el movimiento ciudadano por una “Costanera Verde y Pública” marcó un nuevo récord de vitalidad democrática y defensa de nuestros bienes comunes cuando miles de porteñas y porteños, con la consigna “Humedales Sí Torres No”, recorrió la ciudad en bicicleta (desde el Congreso Nacional a la Reserva Ecológica) y abrazó la Costanera Sur para rechazar la construcción de megatorres en plena costanera. 

En el mismo sentido, cientos de espacios y asambleas urbanas, ambientales, feministas, sociales, sindicales y políticas presentamos en la Legislatura una propuesta alternativa a través del Proyecto de Ley N° 1973-P-2021 con el apoyo de más de 5000 firmas para recuperar estas 71 hectáreas de humedales y transformarlas en una nueva reserva ecológica (Puedes sumar tu apoyo aquí).

Costa Urbana es la síntesis de un modelo de ciudad, caracterizado por el despojo de nuestros bienes comunes y la consolidación de las desigualdades y fragmentación espacial urbana entre una “ciudad ribereña” y una “ciudad mediterránea”, que comienza hace más de treinta años con la privatización de la costanera norte y sur, y el modelo de urbanización de Puerto Madero, y que se profundiza y consolida en estos 13 años de gestión macrista/larretista en la Ciudad. 

Luego de la aprobación en primera lectura del Proyecto de Ley N° 1831-J-2021, ya se publicó en el Boletín Oficial la convocatoria a la audiencia pública correspondiente. El 15 de octubre iniciará y la inscripción comenzará a partir del 15 de septiembre. En la audiencia pública por Costa Salguero se inscribieron más de 7000 personas y efectivamente hablaron más de 2000 personas. El 98% rechazó la privatización y la construcción de edificios en ese sector de la Costanera Norte. 

Ha comenzado una Campaña para superar la participación ciudadana a la ya histórica de Costa Salguero. (Aquí para sumarte). 

Costa Salguero: Prórroga de la concesión y otro fraude democrático y constitucional

El 3 de febrero se daba por terminada la audiencia pública por la modificación normativa aplicable al predio Costa Salguero, la más numerosa y larga de la historia de la ciudad. 

A los dos días, el 5 de febrero, el GCBA a través de la Resolución Nº 3/SSABI/21 de la Subsecretaría de Administración de Bienes Inmuebles, a cargo del Sr. Carlos Alberto Rapisarda, decidió prorrogar a la firma TELEMETRIX S.A. la extensión del contrato de concesión sobre toda la parcela de terreno conocida como “Costa Salguero” hasta el 31 de diciembre de 2021.  

Ahora, la Resolución N° 45/SSABI/2020, de fecha 4 de agosto de 2021, prorrogó, por segunda vez, la concesión de “Costa Salguero” a la firma Telemetrix. El plazo se amplió hasta el 31 de diciembre de 2022 respecto de la totalidad de los espacios restantes con excepción de los sectores Nº 9 y 10 (el sector explotado por Borders Parking S.R.L. y el sector del Golf), cuyo plazo de finalización será el 31 de diciembre de 2021.

El GCBA sabiendo que su proyecto inmobiliario en Costa Salguero no camina, porque se encuentra frenado por la justicia y el casi unánime rechazo ciudadano, extendió la concesión nuevamente hasta fines del año 2022. Parece el reconocimiento de una derrota con relación a la venta del predio. Por este motivo, insiste en mantener viva la concesión. 

La concesión de Costa Salguero debió vencer el 30 de abril de 2021 al cumplirse el plazo de 30 años. Actualmente, Telemetrix abona un canon de $ 1.069.641 mensuales por el período noviembre 2020 a abril 2021. El predio de Costa Salguero tiene una superficie de 185.515 m2. Por lo tanto, la concesionaria paga tan solo $5,75 por m2 de superficie, sin contabilizar los metros cuadrados construidos donde, por ejemplo, los pabellones sólo sumarían 20 mil m2 más y la mitad del predio está cubierta de edificios (98.942 m2). Con estos valores, por un departamento de 50 m2, Telemetrix pagaría $288, casi un monto 100 veces menor al del mercado. 

Durante los meses de abril a noviembre de 2020, se suspendió el cobro del canon por el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” a Telemetrix. En diciembre de 2020 se dispuso dejar sin efecto la suspensión de cobro del canon, debiendo abonar un monto de sólo el 52% del valor del canon vigente a ese momento, y hasta tanto se rehabilite en un 100% la actividad para la que fuera otorgada. 

El predio de Costa Salguero tiene como destino actual el de Parque Público y, por tanto, resulta inconstitucional toda privatización o prórroga de privatización sobre este predio. El artículo 8º de la CCABA establece que los espacios que forman parte del contorno ribereño de la Ciudad son públicos y de libre acceso y circulación. En la misma senda, el artículo 27, inciso 3, promueve el incremento de los espacios públicos de acceso libre y gratuito, en particular la recuperación de las áreas costeras, y garantiza su uso común. 

Parque de la Innovación Especulativa

El tercer gran negocio inmobiliario próximo a la costanera es el Parque de la Innovación.

También en el mes de agosto, se llamó a subasta pública para la venta de dos parcelas (1 y 2) de la Manzana 146M del Parque de la Innovación (Resolución N° 46/SSABI/21).

Por Resoluciones N° 48/SSABI/21 y N° 49/SSABI/21 se está convocando a subasta pública para rematar las parcelas N° 2 y N° 3 de la Manzana 146G del mismo predio. 

El año pasado, en los momentos más álgidos de la cuarentena, se vendió la primera parcela a Sancor Seguros. 

El GCBA ha encontrado la oportunidad política ideal para avanzar con los remates de tierras públicas y los nichos de negocios inmobiliarios especulativos bajo la cobertura opaca de las campañas electorales o las crisis sanitaria y económica. 

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter