Juan Schroeder, pionero del  ambientalismo comprometido en Argentina

Juan Schroeder, pionero del ambientalismo comprometido en Argentina

14Sep21 1 Por Tramas

Raul Montenegro: Con profunda tristeza les informo que Juan Schroeder, emblemático y pionero luchador ambiental y antinuclear de Argentina, está extremadamente grave. Su estado se agrava hora tras hora.

Aunque los aportes de Juan como cineasta y ambientalista han sido tan valientes como trascendentes, quiero recordar aquí su intervención en un par de juicios ambientales exitosos, los primers realizados en Argentina.

En ellos participó junto a Antonio Brailovsky y Alberto Kattan (2,4,5-T), y junto a Alberto Kattan (toninas overas).

El herbicida 2,4,5-T, que contenía dioxina TCDD como residuo de fabricación (un herbicida ampliamente utilizado en la guerra de Viet Nam) tenía uso permitido en Argentina. Recién se lo prohibió en la década de 1990.

Hacia el final de la dictadura militar, Juan Schroeder, Antonio Brailovsky y el abogado Alberto Kattan iniciaron acciones legales contra la comercialización, aplicación y uso del 2,4,5-T, por considerarlo una sustancia tóxica para la salud humana y el ambiente. El primer juez a cargo de la causa fue Horacio Garzón Funes, quien ya había fallado a favor de Kattan y Schröder en un juicio promovido por ambos contra la caza, comercialización y exportación de las toninas overas del mar Argentino.

La causa contra el 2,4,5-T alcanzó gran popularidad. Fue cubierto en medios de todo el país, incluidos la revista Humor, Semanario y el diario Clarín.

El juez fue recusado por recomendación del estudio jurídico que asesoraba a la Secretaría de Agricultura de la Nación y la causa pasó al juez Mariano Obarrio. El juez Obarrio hizo lugar a la medida cautelar solicitada por Schroeder, Brailovsky y Kattan. Obarrio estableció el decomiso preventivo de todas las existencias del 2,4,5-T y ordenó adicionalmente las siguientes medidas:

  • Suspendió la importación, autorización, producción, transformación y envasado de productos existentes o nuevos que incluyeran en su formulación al 2,4,5-T, sus derivados y análogos.
  • Dispuso la guarda de las existencias decomisadas en un lugar seguro, para lo cual le solicitó a la Comisión Nacional de Energía Atómica que se encargara de su resguardo.
  • Solicitó al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) que diera a conocer a todos los productores agropecuarios parte de su red del alcance de la medida.

Al finalizar la dictadura militar, la Secretaría de Agricultura del gobierno democrático siguió oponiéndose al juicio, pero finalmente retiró provisionalmente la autorización del 2,4,5-T.

Más recientemente, acompañé a Juan Schroeder en su acción judicial contra la importación de basura radiactiva desde Australia. Esto resultaba de un contrato ilegal suscrito entre INVAP de Argentina y ANSTO de Australia para la construcción del reactor nuclear de reemplazo de Lucas Heights en Sydney (luego llamado Opal). El caso llegó a la Corte Suprema de Justicia, donde -en el marco de esa causa- expuse ante los jueces de la Corte. Aunque finalmente la presentación se consideró abstracta (pues era un riesgo que la Corte consideró como futuro) la intención de importar basura nuclear desde Australia, para su procesado y reprocesado en Argentina, se tornó inviable.

Juan estaba escribiendo los toques finales de un libro sobre la historia de la lucha contra la energía nuclear en Argentina, para lo cual contó en todo momento con el apoyo de María Angélica Kees, una comprometida colega del Chaco. Nosotros mismos contribuimos con material que Juan atesoraba y valoraba.

Hoy Juan está extremadamente grave. Pero no está solo. Todos quienes conocimos su capacidad arrolladora para iniciar acciones que parecían imposibles de ganar (y ganaron) sabemos que sirvieron de ejemplo y guía para otras causas.

Acompañamos la tristeza y preocupación de sus familiares que lo acompañan en el hospital donde está internado. Fuerza Juan!

Raúl Montenegro
FUNAM

Imagen destacada: UNGS

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter