La lenta agonía de la industria nuclear

La lenta agonía de la industria nuclear

3Oct21 1 Por Cristian Basualdo

La industria nuclear sigue enfrentándose al aumento de los costos, mientras que las energías renovables son cada vez más competitivas.

La edición 2021 del World Nuclear Industry Status Report (Informe sobre el estado de la industria nuclear mundial – WNISR2021) evalúa en 409 páginas la situación actual y las tendencias futuras de la energía nuclear. Con prólogo de Naoto Kan, el primer ministro de Japón durante el accidente de Fukushima, el WNISR2021 incluye una evaluación de la energía nuclear y la resistencia al cambio climático; además de infomes especiales sobre la situación de Fukushima – 10 años después, y Chernóbil – 35 años después.

Al 1 de julio de 2021, operaban 415 reactores nucleares en el mundo, distribuidos en 33 países. El conteo excluye 26 reactores en interrupción a largo plazo (24 en Japón). El máximo histórico de reactores en operación se produjo en 2002 con 438 unidades.

Desde que el primer reactor nuclear se conectó a la red eléctrica soviética en Obninsk en 1954, hubo dos grandes oleadas de puestas en marcha. La primera alcanzó su máximo en 1974, con 26 unidades, y la segunda alcanzó un máximo histórico en 1984 y 1985, llegando a 33 unidades en cada año.

Los números actuales permiten apreciar el declive de la industria nuclear: 5 reactores se pusieron en marcha en 2020, y 4 durante el primer semestre de 2021. Mientras que 6 reactores cerraron en 2020 (2 en Francia, 2 en Estados Unidos, 1 en Rusia y 1 en Suecia), y 2 durante el primer semestre de 2021 (1 en Taiwán y 1 en Estados Unidos).

La cuota de la energía nuclear en la generación bruta de electricidad a nivel mundial fue del 10,1 % en 2020, por debajo del máximo histórico del 17,5 % en 1996.

En 2020, la inversión total en la capacidad de electricidad renovable no hidroeléctrica superó los 300.000 millones de dólares, casi 17 veces las decisiones de inversión mundiales comunicadas para la construcción de energía nuclear, de unos 18.000 millones de dólares.

Al 1 de julio de 2021, 53 reactores estaban en construcción, distribuidos en 17 países, con un tiempo medio de construcción de 7 años. Entre 1970 y mediados de 2021, 93 de un total de 783 construcciones fueron abandonadas o suspendidas en diversas etapas de avance. La edad media del parque mundial de reactores nucleares en funcionamiento sigue aumentando desde 1984, y a mediados de 2021 alcanzó los 30,9 años.

¿Renacimiento o declive de la industria nuclear? Si todos los reactores actualmente en funcionamiento operaran hasta el final de su vida útil autorizada, incluidos muchos que ya tienen autorizadas su extensión de vida, y además se concretaran todas las unidades en construcción programadas para su puesta en marcha, habría que poner en marcha otros 123 reactores, o 95 GW (una unidad o 0,8 GW por mes) antes de finales de 2030 para mantener el statu quo. Esto supondría, en la década actual, la necesidad de duplicar el ritmo de construcción anual de la década pasada, de 6 a 12.

Las renovables resistieron mucho mejor los impactos de la pandemia mundial de la Covid-19 que la industria nuclear. En 2020, la energía nuclear añadió 0,4 GW netos (+inicios -cierres) mientras que la capacidad renovable aumentó en un récord de 256 GW. El crecimiento anual de la generación mundial de electricidad a partir de la energía solar fue del 21 %, y del 12 % en el caso de la energía eólica, la generación nuclear cayó un 4 %.

El análisis del costo nivelado de la energía (LCOE) muestra que, entre 2009 y 2020, los costes de la energía solar a escala de los servicios públicos bajaron un 90% y los de la energía eólica un 70 %, mientras que los costes de la nueva energía nuclear aumentaron un 33 %.

China superó a Francia como segundo generador nuclear del mundo. No obstante, el programa nuclear de China es modesto, en 2020 se agregaron 2 GW de nueva capacidad nuclear, en comparación con 72 GW de energía eólica, 48 GW de energía solar fotovoltaica y 13 GW de energía hidroeléctrica. La energía solar y eólica generaron el doble de electricidad que la energía nuclear en China.

En Argentina, los 3 reactores nucleares proporcionaron 10 TWh de electricidad en 2020, el 7,5 % de la generación eléctrica del país, por debajo del máximo histórico de 19,8 % en 1990.

Contribuyeron al WNISR2021 expertos interdisciplinarios procedentes de think tanks de primera línea como Chatham House de Londres, y de prestigiosas instituciones académicas como Harvard en Cambridge, Meiji en Tokio, la Universidad de Nagasaki, la Universidad de Columbia Británica y la Universidad Técnica de Berlín, junto con un ingeniero de datos, numerosos correctores y dos diseñadores artísticos.

Cristian Basualdo

Imagen destacada Jean-Francois Badias / AP

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter