Renunció a la Corte Elena Highton

Renunció a la Corte Elena Highton

5Oct21 0 Por Tramas

Hoy se hizo pública la renuncia de la jueza Elena Highton a su cargo en la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

 Resulta inevitable  relacionar esa dimisión con la muy reciente y conflictiva designación del juez Horacio Rosatti como presidente del tribunal. La jueza, única integrante femenina, no apoyó ese nombramiento y eludió tomar parte del acuerdo en que se votó el nuevo puesto del magistrado santafesino. Tal actitud fue interpretada como una actitud solidaria con el ex presidente del tribunal, Ricardo Lorenzetti, que no tuvo oportunidad de asistir a la votación, por encontrarse en el exterior.

La renunciante integraba la Corte desde hace 17 años. Su edad es de 78, lo que excede en tres años el límite etario para los integrantes del organismo. Tope que la jueza logró soslayar amparándose en antecedentes discutibles. Tal permanencia le fue cuestionada a menudo.

El texto de la renuncia, dirigido al presidente de la Nación es muy breve. Sólo lo indispensable para dejar en claro la declinación y expresar los saludos de práctica.  No hay ninguna mención a las causas del alejamiento u otras consideraciones. Se aclara sí que el cese de la jueza tendrá efecto a partir del 1 de noviembre próximo.

 

Como observación preliminar puede formularse la de que la salida de la magistrada agudiza la situación de crisis que vive el tribunal supremo. Viene a unirse a las manifestaciones públicas de disconformidad de Lorenzetti respecto al procedimiento utilizado para resolver la sucesión del hasta hace poco presidente y sucesor suyo en su momento, Carlos Rosenkrantz, que quedó ungido como vice. Rosatti y Rosenkrantz votaron en su propio favor, actuación lícita pero algo desairada en términos éticos.

El diagnóstico de la situación puede agravarse si se repara en que estas circunstancias conflictivas se enmarcan en un reconocido desprestigio del Poder Judicial en general. Ya resulta casi un lugar común señalar que los magistrados, y en particular los de los tribunales federales, no fallan en base a consideraciones jurídicas sino a conveniencias políticas. Y que éstas pueden cambiar según quién sea el procesado y quién esté en el gobierno.

Texto de la renuncia de E. Highton

Habrá que seguir atento el curso que sigan estas circunstancias críticas. Por ahora lo que puede afirmarse es que la cabeza de uno de los tres poderes del Estado atraviesa un momento difícil. No quedan mujeres en la Corte Suprema. Y se habilita una vacante cuya cobertura puede poner en aprietos a los otros dos poderes.

Tramas

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter