El conductor  y  la redondez de la ignorancia

El conductor y la redondez de la ignorancia

7Oct21 6 Por Darío Balvidares

El conductor de F90, Sebastián Vignolo, en la apertura del programa de hoy (jueves 7) manifestó públicamente algo que poco tiene que ver con el contenido televisivo que suele tener ese espacio de la corporación ESPN.

El paupérrimo conocimiento de la realidad educativa  o la miserable intencionalidad del conductor, o tal vez ambos conceptos, hicieron que su opinión sobre el Espacio de Mejora Institucional (EMI), sea transformado por su acotada mirada en: “… los docentes quisieron poner un día más y meter jueves, viernes, sábado, domingo y lunes. Unos genios. Con todo el respeto del mundo, muchachos: hay que laburar (…) hubo dos años casi sin clases”.

Las expresiones del conductor, están ligadas al feriado largo que empieza mañana, viernes, hasta el lunes 11 incluido, por el traslado del 12 de octubre, designado,  como el Día de la Diversidad Cultural.

Me permito algunas aclaraciones frente al compacto y redondo pensamiento del conductor sobre la actividad docente.

En principio es importante que sepa, usted, que la fecha EMI, está por calendario escolar y muy lejos  de que sea definida ni por docentes, ni directivos escolares, puesto que el calendario escolar se arma en el ministerio de educación.  Así que “los docentes No quisieron meter un día más”.

Y si seguimos haciendo correr la pelota, la jornada EMI es de trabajo. Qué la pelota no le tape la escuela, Vignolo. Justamente, esas jornadas, que son muy pocas en el año, son los momentos de debate y reflexión para hacer los ajustes institucionales que sean necesarios para la prosecución del ciclo lectivo.

Cuanto más en estas épocas, porque hay que trabajar sobre toda la problemática que arrojó la pandemia en relación con la educación y la escolarización, pero por lo que usted expresa, casi un plano pensamiento de tablón: “Muchachos, hay que laburar”, no entiende que estas jornadas son un espacio de trabajo de carácter institucional en el que se discuten problemáticas pedagógicas y no un reality deportivo, aunque de todas maneras, hay que decirlo, sirve como insumo didáctico para explicarle a lxs estudiantes la diferencia entre argumentar y prepotear; también para mostrar como la estética de “titanes en el ring” se acomodó al reality periodístico.

Es preocupante, que usted también afirme que “hubo dos años casi sin clases”, siendo que el conjunto de la docencia trabajó en las más altas condiciones de exigencia, poniendo sus equipos y líneas de internet particulares al servicio de la continuidad escolar y sin horarios.

En todo caso los gobiernos no invirtieron  en conectividad, ni en equipos para estudiantes y es una deuda más que pendiente, entre tantas otras y eso se visibilizó con la pandemia, que funcionó como la gran pantalla de la precariedad. Pero pretender que “hubo dos años casi sin clases” es cuando menos una patada en la garganta, merecedora de expulsión del mundo real, que es el que habita la escuela diariamente, en contraposición a su mundo ficcional.

Prepotear y muchachear a la docencia y a su trabajo,  por el que cobran salarios que no llegan a la canasta básica, desde un reality televisivo, es de una mezquindad propia del que cree que ser “famoso” le otorga el derecho a utilizar la televisión para denigrar a lxs trajadorxs de la educación.

Tal vez le sobre panelismo,  pero indudablemente,  le falta aula, Vignolo.

Foto destacada El Intransigente

Darío Balvidares

*Profesor y Licenciado en Letras. Docente durante 30 años en la Escuela de Comercio 3  Hipólito Vieytes (CABA) de la que se retiró como Rector en 2015. Autor del Ensayo “La novela educativa o el relato de la alienación” (2005) con prólogo de Osvaldo Bayer  y  de numerosos artículos.

Publicado en 2019, “La educación en la era corporativa (la trama de la desposesión)” un esfuerzo conjunto de Ediciones Herramienta y el Portal Contrahegemonía Web.

Además fue productor periodístico y columnista del programa radial “La Deuda Eterna” (2006 -2020)

Actualmente integra el colectivo editorial de Tramas – Periodismo en Movimiento

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter