De nuevo el Comando Sur en Neuquén

De nuevo el Comando Sur en Neuquén

13Oct21 0 Por Elsa Bruzzone

Como expresa el Comando  Sur sin sonrojarse,  estas estructuras de cooperación facilitan la interacción militar con militares de la zona la cual es necesaria para “mantener un contacto regular que construya confianza e intercambio de información relevante para la seguridad regional.” 

                                        

Cuando  un  Imperio   proclama  la  paz  trae la  guerra,  cuando  exalta  la  solidaridad  esconde  un  ataque,  cuando  reclama  adhesión  trama  entrega  y  cuando ofrece  amistad  distribuye hipocresía.”

                                                                           PEDAGOGO  ARGENTINO  DR.  GUSTAVO  CIRIGLIANO

El  20  de  julio  de  2021,  apenas  tres  meses  después  de  la  visita  del  JEFE  DEL COMANDO  SUR   ALMIRANTE  CRAIG  FALLER   a  nuestro  país  (los  detalles  de  la  misma se  encuentran  en  mi  documento   “EL  COMANDO  SUR  EN ARGENTINA”).  Los  diarios  Río  Negro”  “La Mañana  de  Neuquén”    informaban  que  la  Diputada  Provincial  PATRICIA  JURE  y  el  Concejal  CÉSAR  PARRA,  ambos   del  FIT  –  PO,  habían  solicitado    informes    al  Ministro  en  Jefe  del  Gabinete  Provincial  SEBASTIÁN  GONZÁLEZ  y  al  Intendente    de  la  ciudad  de  Neuquén  MARIO  GAIDO    ante  los  movimientos   que  se  habían  observado  en  el  predio  destinado  a  la  construcción  de  la  “base  humanitaria”  y  que  fueron  fotográficamente  documentados.  Las fotografías  mostraron  que  el  predio  había  sido  totalmente  alambrado  de  nuevo,  dos  trailers  de  obradores,     un  cerco  perimetral  establecido, y  trabajadores  en  el  recinto.   No  quedaban  dudas  del reinicio  de  la  construcción.   Lamentablemente  no  tuvieron  respuesta.  El  pedido  fue  reiterado  el  29  de  agosto  y  nuevamente  el  silencio.  La  Diputada  PATRICIA  JURE   denunció  que  la  COMISION  G,  encargada  de  tratar el  proyecto,  llevaba  cuatro  sesiones  sin  funcionar  ya  que  las  mismas o  habían  sido  suspendidas  o   no  habían  alcanzado  el  quórum  necesario  para  funcionar.   El  23  de  septiembre  el  pueblo  se  movilizó  frente  a  la  Legislatura  Provincial   para  exigir  explicaciones.   Otra  vez   como  respuesta  en  silencio.  El     1°  de  octubre  la  CARAVANA  POR  LA   SOBERANÍA   realizó  su  marcha  en  Neuquén.  Con  la  consigna  “NO  A  LA  BASE  YANQUI  EN  NEUQUÉN”  el  pueblo  se  manifestó  en  las  calles  de  la  ciudad  capital  de  la  Provincia.     La  MULTISECTORIAL  NO  A  LA  BASE  YANQUI  EN  NEUQUÉN, ,  el  SINDICATO  DE  DOCENTES  DE  NEUQUÉN   (ATEN),  la  APDH  NEUQUÉN,  la  CTA  AUTÓNOMA, el  SINDICATO DE  JUDICIALES  Y  DEFENSORES  DE  LOS   DD  HH  con  el  patrocinio  de  las/los  DRAS/ES    NATALIA  OLAZABAL,  MARIANA  DERNI,  FEDERICO  EGEA  Y  MARIANO  PEDRERO presentaron  un  AMPARO  para  exigir    al  GOBIERNO  PROVINCIAL   explicaciones  al  respecto;  solicitaron  los  instrumentos  legales  que  indiquen  cómo  se  construirá    la  base;    y  copia  del  expediente  de  la aprobación.    El  resultado  de  la  movilización  culminó  con  el   acuerdo  de  integrantes  de  diferentes  bloques  de  la  LEGISLATURA   para  citar  a  los  MINISTROS  y  escuchar    sus  explicaciones  al  respecto.     

ANTECEDENTES  EN  EL  TIEMPO

En  abril  del  año  2018    nos  enteramos  de  la infausta  nueva:  El  COMANDO  SUR  de  EE UU  lograba  imponer,  luego  de  un  primer  intento  abortado  en  el  año  2012,   su objetivo de hacer pié en nuestro país para disponer una base militar en la  PROVINCIA.   Durante  el  año  2017   el entonces  embajador  norteamericano  interino TOM  COONEY    había recorrido   la  Provincia  y ratificado    la  intención  de  reactivar  la  construcción  de  la  base.  Al  mismo tiempo    destacó las  inversiones que    CHEVRON  y   EXXON  MOBIL   realizaban   en   VACA  MUERTA.

 Los  medios  de  comunicación  provinciales  informaron,  en  la  semana  del  7  de  mayo,  que  un  grupo de  “técnicos”    norteamericanos   habían  arribado  la  Provincia     para  construir  las  instalaciones,  donadas  por  el  COMANDO  bajo  la  figura  de  “AYUDA HUMANITARIA”,    donde  funcionaría   la  DEFENSA  CIVIL  PROVINCIAL.   El  costo  de  la  obra  ascendería   a  2.000.000  dólares y  constaría   de  una  sede  y  un  galpón  de  600  metros  cuadrados  que  podría  funcionar  como centro  de  evacuación  ante  catástrofes eventuales ya  que  se  la  dotaría   con  dormitorios,  baños,  cocina,    una  sala  de  cuidados  médicos,  otra  para  conferencias  y  un  helipuerto.  Su  ubicación:    sobre  la  AUTOVÍA  NORTE,  a  ocho  kilómetros  de  VACA  MUERTA    y  a  escasa  distancia  del  AEROPUERTO  INTERNACIONAL  DE  NEUQUÉN .   Mejor  imposible.

 “No  se  trata  de  una  base militar, sino  del  Programa de  Ayuda  Humanitaria para retomar la marcha de la obra que se suspendió en 2.012 y  que consiste en un depósito y un edificio de oficinas para la coordinación de Defensa Civil y otros organismos ante una emergencia”,  afirmó  LEONEL DACHARRY, Secretario  General de la Gobernación  Provincial.  Agregó   “Comenzamos los contactos en 2009 y a través del programa conseguimos un campamento para evacuados para 250 personas, que nos vino muy bien cuando se produjo la erupción del volcán PUYEHUE, en 2011. El año pasado llegó la segunda etapa del campamento, que ahora puede albergar hasta 500 personas”. Informó  además  que  la  ayuda  incluyó  vehículos  todo terreno  que  integran  el  PLAN   DE  MANEJO  DEL  FUEGO,   se  encuentran  en  JUNÍN  DE LOS  ANDES  y  pueden  ser  utilizados  para  búsqueda  y  rescate.  Señaló    que    “el lugar elegido está junto a la AUTOVÍA NORTE y  cerca de  un centro  de distribución  estratégica  como  es el  AEROPUERTO (INTERNACIONAL JUAN  DOMINGO  PERÓN) para el  traslado  de elementos  a  zonas  que  lo ameriten y que  no  es  una  base porque  los  edificios  quedan  bajo  el  registro  dominial  de  la  Provincia.”  Añadió  que  las  obras  habían  comenzado en  2012,  se  habían  detenido  y  que   recientemente    habían  llegado  de  EE  UU   “tres ingenieros y un arquitecto del Programa de Ayuda Humanitaria para supervisar la continuidad de las tareas”. Agregó  que  “se  trata   de   una estructura “muy liviana, con posibilidad de expansión, estará dotada de un grupo electrógeno por posibles cortes de energía eléctrica y servirá para el acopio de víveres, los campamentos móviles y, eventualmente, para alojar personas ante alguna emergencia”.  Son  los  mismos  argumentos  que se  esgrimen  en  la  actualidad. 

En  esos  días  El Diputado del  PTS  –  FRENTE  DE  IZQUIERDA    RAUL GODOY  denunció     que “mientras MACRI  entrega el país al Fondo Monetario Internacional y se prepara para descargar la crisis nacional que se está gestando sobre las espaldas del pueblo trabajador, en la Provincia  el MPN profundiza el intento de militarizar la región, primero autorizando la instalación de 400 gendarmes y ahora permitiendo la construcción de una base norteamericana”.  Presentó  un  PROYECTO  DE  RESOLUCIÓN    donde  instaba    al “Poder Ejecutivo Provincial  a  prohibir  la  ejecución  de  obras  de  la Embajada de Estados Unidos en la meseta de la ciudad de Neuquén, para la construcción del Comité de Emergencias de Neuquén (COE), con fondos donados por el US. Southern Command, bajo la figura de ayuda “humanitaria”, por implicar una avanzada sobre la soberanía nacional” y a “prohibir cualquier intento de instalar bases militares estadounidenses, en territorio de la Provincia de Neuquén”.  He  aquí  los  fundamentos:

“La   Embajada de Estados Unidos decidió dar continuidad  a la  ejecución de una  obra para  la construcción de la sede del comité de Emergencias en Neuquén (COE). Esta obra había sido autorizada por el ex gobernador JORGE SAPAG  en el año 2012 y frenada por la   polémica  desatada en  Chaco, donde obras similares fueron denunciadas ya que se  trataban de bases militares. La ejecución de  dicha obra  se  realizaría  con  fondos  donados  por  el US. Southern Command, de  la Embajada de Estados Unidos, bajo la figura de un programa de ayuda “humanitaria”.  Por un organismo  militar que en su propia página web describe que “el Comando Sur de EE.UU  aprovecha las capacidades de respuesta rápida, la colaboración de naciones socias y la cooperación regional dentro de nuestra área de responsabilidad para apoyar los objetivos de seguridad nacional de los EE.UU., defender los acercamientos sureños de Estados Unidos y   promover la seguridad y la estabilidad regional”.

 Luego de la Guerra Fría Estados Unidos estableció la delimitación territorial del planeta en cinco regiones que en ese momento se reafirmaban bajo la supervisión de diferentes Comandos de las fuerzas armadas.  Actualmente   los  Comandos  de  Combate son nueve:  African Command, Central Command, European Command, Northern Command, Pacific Command, Southern Command, Special Operations Command, Strategic Command y Transportations Command. Argentina ingresa bajo la órbita del United States Southern Command (Comando Sur de los Estados Unidos). A través   de diferentes    programas,  la Guardia Nacional de Estados Unidos  (Ver  nuestro  documento  “CONVENIO CON EE UU  PERMITIRÁ  QUE  SUS MILITARES  CONDUZCAN  NUESTRA  SEGURIDAD  INTERIOR”), conduce acciones y desarrolla soporte de objetivos militares,   además   de facilitar   entrenamiento en cuanto a seguridad de fronteras, desastres ecológicos y     humanitarios, logística y situaciones críticas de emergencia.   En mayo  del año 2016, el presidente MAURICIO  MACRI  autorizó a Estados Unidos a instalar bases militares en  territorio  nacional.  Washington siempre ha usado distintas excusas para instalar sus bases   militares; “ayuda humanitaria y apoyo ante las catástrofes naturales” es una de ellas,  los mismos argumentos esgrimidos en esta oportunidad para permitir la intervención de Estados   Unidos en cuestiones militares internas.   Por lo expuesto y por significar una avanzada sobre la soberanía nacional   es que solicito a los Diputados y Diputadas acompañen este Proyecto de Resolución.”  La  movilización  popular,  de  la  cual  formó  parte  quien  escribe  estas  líneas,  frenó    nuevamente  el  proyecto.   Pero  el    COMANDO  SUR  no  se  dio  por  vencido  y  esperó  entre  las  sombras  el  momento propicio  para  volver  a la  carga. Y  lo  hizo    en  2021.

EL  MOTIVO REAL   QUE  SE  ESCONDE  DETRÁS DE LAS   “BASES    HUMANITARIAS”

Reiteramos  para  NEUQUÉN   lo  que sostuvimos   en  nuestro  documento  del  año  2012    “EL COMANDO  SUR EN  EL  CHACO”. Presentamos  un análisis de la forma como se ha aplicado y se aplica la estrategia para el control militar y de los recursos naturales estratégicos de la PATRIA  GRANDE  por parte del llamado “COMANDO  SUR”   de  EE  UU.  

 Todo  se  inició  cuando el  COMANDO  SUR  y  la   embajada   norteamericana   impulsaron un “Programa de Fortalecimiento del Sistema Provincial de Emergencias,” que fue aprobado en 2006 por el ex Ministro ANÍBAL  FERNÁNDEZ,  como un aporte a los programas sociales que desarrollaba el gobierno.  De esta manera  y enmascarando las reales intenciones se posibilitaba la  entrada de dicho COMANDO  en territorio argentino por la puerta de servicio. Ello implicó realizar inicialmente   campañas de “concientización humanitaria” y de  instrucción a la población  con  el  objetivo  de   establecer,   en un futuro   que   manifestaron  cercano,  personal para colaborar con la “ayuda humanitaria”,  tal como había ocurrido con  anterioridad  en  ECUADOR,  HONDURAS,  COSTA  RICA,  PARAGUAY   y   COLOMBIA

Lo que el  representante  del  COMANDO  SUR   para  ARGENTINA    no  ha  explicado  ahora, tampoco  lo  hizo  en  el  año  2019,   como  tampoco  lo  hizo  en  el  año  2012  el  Coronel  EDWIN  PASSMORE   cuando  hacía  las  gestiones en  la  PROVINCIA  DEL CHACO ,   es cómo un programa con apariencia civil es  realizado  por  un    COMANDO  MILITAR  DE    EE  UU,  EL CUAL  NO GUARDA  RELACION  DE  DEPENDENCIA  CON  LA  EMBAJADA  DE  ESE  PAIS, que es la que  debería  tener  a  su  cargo o patrocinar  programas  realmente  solidarios  y  exclusivamente  civiles.

Existiendo   múltiples organismos no militares nacionales e internacionales cuya actividad se orienta hacia una misión social y humanitaria no queda claro por qué estas tareas se encomendaron al COMANDO SUR  en forma altamente sospechosa   ya que es conocida la doble misión de las embajadas y los organismos militares de EE  UU   en los diversos programas civiles y militares de ese país para ayuda, capacitación, intercambio, cooperación, trabajo bilateral y que culminan con la realización de ejercicios militares “combinados”  con los efectivos  de los países involucrados .

Además todo  ello constituye el fundamento del funcionamiento del llamado SIAD  (SISTEMA  INTERAMERICANO  DE  DEFENSA ) creado por EE  UU   dentro del cual el COMANDO SUR es el principal órgano operador para nuestra PATRIA  GRANDE  independientemente de las atribuciones políticas de las  embajadas estadounidenses  en el CONTINENTE. 

Por un lado, WASHINGTON  presenta un  componente humanitario visible al público, estructurado sobre actividades que la sociedad visualiza como nobles   y en su beneficio, de modo tal que pueda justificarse una interacción bilateral.   Llevan  por  nombre   ayuda humanitaria, sanidad y salud pública, emergencias y desastres naturales, derechos humanos, seguridad, lucha contra el narcotráfico y el narcoterrorismo.    Pero por otro lado existe un componente no visible que se encuadra en los objetivos estratégicos afines a los intereses de EE UU y muchas veces contrapuestos a los del país asistido conducidos por un comando militar.

Además  se suman  a esta operatoria los  ”Acuerdos de Cooperación” que los  Gobiernos  Nacionales Argentinos vienen  manteniendo  con EEUU  en el plano militar y civil;   sea por ejemplo para capacitación de civiles y militares con instructores estadounidenses, como son los   Programas   Internacionales para Educación y Entrenamiento Militar, de Seguridad de Fronteras y Control de Exportaciones y de Asistencia Antiterrorista. También Washington envía fondos para educación y entrenamiento policial.  

Como expresa  el  COMANDO  SUR  sin sonrojarse,   estas estructuras de cooperación facilitan   la interacción militar con militares de la zona  la  cual  es  necesaria  para “mantener un contacto regular que construya confianza e intercambio de información relevante para la seguridad regional.”    Permite  conocer cómo trabajan otros militares (sus procedimientos y capacidades de  comando y control)  considerados importantes para una futura cooperación. Los militares estadounidenses buscan a través de estos programas, construir relaciones interpersonales con oficiales de otros países, amistad y camaradería con los altos jefes y aumentar el acceso a los militares de la Región, para convertirlos en potenciales aliados en futuros conflictos.

Cuando ha sido alcanzada cierta aceptación de su accionar por la sociedad   y se ha logrado un nivel de organización aceptable, surgirá naturalmente la necesidad de instalar, por ejemplo, un CENTRO  DE  COORDINACIÓN  ANTIDROGAS en la localidad, con ello las bases militares  serían entonces  CENTROS  DE SEGURIDAD COOPERATIVA.  Ellas podrán materializarse como instalaciones  inocuas que podrían traer progreso a la zona.    Para ello bastará con que el COMANDO  SUR  logre disponer de estructuras, terrenos, almacenes, rutas, aeródromos, puertos que podrán ser concesionados, alquilados y/o mantenidos por la nación anfitriona, y en servicio con poco personal  permanente o temporario. Estas bases encubiertas,  listas para ser completamente activadas, podrán tener facilidades y equipamiento predeterminado para albergar rotación de fuerzas  y  actuar como centros de entrenamiento regionales en operaciones combinadas con   EE  UU.  Pueden presentarse  como no militares   para que sean aprobadas por los Congresos de los países involucrados  y   mostrarse necesarias para el control del contrabando, migraciones ilegales y narcotráfico,  un ejemplo cercano lo constituye el predio “MARISCAL  ESTIGARRIBIA” en el PARAGUAY.

Estas instalaciones operacionales extraterritoriales de EE  UU,   con  el  pretexto  de  un  “enemigo  común”    se  transforman  en   BASES DE  OPERACIONES  PRINCIPALES  (MOB), fortificaciones militares para comando, control y comunicaciones con fuerzas operativas permanentes; BASES  DE  OPERACIONES  DE   AVANZADA   (FOB), extensión de la anterior para operaciones especiales  y que incluye aeródromo, fondeadero o muelle;  CENTRO   OPERATIVO  DE AVANZADA  (FOL),   similar al anterior pero sin toda su infraestructura  y  primariamente utilizada  para operaciones antidrogas; CENTRO  DE  SEGURIDAD   COOPERATIVA (CSL),  con poca o nula  presencia   permanente de los estadounidenses, mantenida por concesión o por el país anfitrión,  funciona como centro para actividades de cooperación con éste, rotación de fuerzas, apoyo logístico y acceso ante contingencias.  Pruebas de su existencia  las encontramos en distintos países de  nuestra  PATRIA  GRANDE.  Por  ejemplo  las    BASES  DE  COMALAPA,  ARUBA  Y  CURAZAO fueron clasificadas  primero  como  (FOL),  es decir para lucha antidrogas,   y luego fueron redefinidas como CSL (DE SEGURIDAD  COOPERTATIVA).   Se encuentran   en lugares geográficos estratégicos con pistas de aterrizaje de 2,4 kilómetros   de  largo   para aviones pesados, con capacidad para operación nocturna de aeronaves,   control de tráfico aéreo, equipos de abastecimiento de combustible, bomberos, hangares, oficinas y almacenes. En ellas se registra la presencia continuada de aeronaves de combate, como los cazas supersónicos a reacción F-16  y  F-15,  aviones de reconocimiento y patrulla ORION  P-3, aviones de Inteligencia de señales E-2 AEW, E-3 AWACS, aviones de rescate y tanqueros para reabastecimiento de combustible en vuelo como el HÉRCULES  HC-130, de transporte táctico como el HÉRCULES  C-130  y  helicópteros de distinto porte.

Hay abundante evidencia de  que en estas instalaciones de EE  UU y  en  otras de mucho menor perfil se realizan en los hechos, operaciones militares encubiertas de la más diversa índole y que cumplen múltiples funciones estratégicas; entre  ellas apoyar ataques militares contra organizaciones rebeldes locales que estorben los intereses de EE  UU y sus aliados;  y  guerra de Inteligencia de señales electrónica y de comunicaciones que permite detectar la posición de los blancos, identificarlos e implementar el ataque con bombas inteligentes.  Claro  ejemplo  de  esto fue  el bombardeo al campamento ecuatoriano en el que murió RAÚL  REYES.

Las instalaciones estadounidenses cumplen además misiones de vigilancia y espionaje de los sistemas de armas y fuerzas militares del país anfitrión y sus vecinos,  realizan  acciones     de infiltración, relevamiento, influencia y control sobre las Fuerzas Armadas y poblaciones de los países con el engaño que le traerán progreso local, bienestar económico, empleos y seguridad.  La presencia militar latente de EEUU en la zona facilitará planes de despliegue rápido regional y global de sus fuerzas de tareas ante conflictos. También pueden actuar como elemento político disuasivo  afín a los intereses de WASHINGTON.  

CONCLUSIONES  FINALES

Parece  que    una de las metas de las operaciones de Inteligencia de EE UU en ARGENTINA  es materializar, poco a poco, una progresiva presencia en el país  que  no necesariamente significa  permanencia desde el inicio, ya  que  normalmente  es un    nivel cooperativo y humanitario con bajo perfil;  pero  luego  y en el momento oportuno,   se  transforma  en   una  intervención militar negociada.      Estos  ”CENTROS DE AYUDA HUMANITARIA” que  surgen  con  el    supuesto  objetivo  de  satisfacer   las  necesidades  de  las  comunidades  civiles,  se  han  transformado  y  se  transforman    en  formidables  elementos  castrenses,  casi imposibles de eliminar.  Si observamos su  localización   están  en  zonas    ricas  en  recursos  naturales  estratégicos,  yo  prefiero  llamarlos  bienes  comunes:  tierras  fértiles,  agua  dulce,  minerales,  hidrocarburos,  biodiversidad  (el  80%  de  los  medicamentos  elaborados  en el mundo  tienen  su  base  en  las  plantas  que se  encuentran en  los  bosques,  selvas  y  floras  regionales).    Si quedan  dudas   del  accionar de   estas  bases,  he aquí  algunos  ejemplos, pues  como  dice   la  ANTIGUA  ODA  CHINA  “Bajo  el  cielo  todo   es de dominio  público”:

a)   BRASIL :  Los   norteamericanos  habían  logrado   establecer  una  base   en  SAN  PEDRO DE  ALCANTARA, cerca  de  MANAOS  en  la  AMAZONIA BRASILEÑA, muy codiciada  por  ellos  desde el  año  1817,    y    se  vieron  obligados  a  abandonarla  en  agosto  de  2003,  cuando  el GOBIERNO  DE  BRASIL    no  les renovó  la  concesión.  Este hecho  coincidió  con  la  explosión   del  tercer  prototipo   del  VLS  –   1  (Vehículo  Lanzador  de  Satélites)  en  la  Plataforma  del  Centro  de  Lanzamiento  de  Alcántara,   donde  murieron  21  trabajadores  del  Centro  Técnico  Aeroespacial  de  San  José  dos  Campos.   

 b)  HONDURAS:  El  Presidente  MEL  ZELAYA   quiso  cerrar  la  base  de  SOTO CANO  O  PALMEROLA.   Fue  derrocado  por  un  golpe  cívico –  militar  orquestado  por  EE  UU  en 2009.  Fue  secuestrado,  subido  a  un  avión  militar  y  dejado  en  el  Aeropuerto  de  San  José  de  Costa  Rica.  

c)  ECUADOR:  En  2009  el  Presidente  RAFAEL CORREA     informó  que  no  renovaría  la  concesión  de  la  BASE AERONAVAL  DE   MANTA.  La  Constitución  ecuatoriana  prohíbe  la  existencia  de  bases  militares  extranjeras  en  su  territorio.    La  base fue  entregada  en  diciembre  de  ese  año;  pero  nueve  meses  más  tarde,  el  30 de  septiembre  de  2010,  se  produjo  en  ECUADOR  un golpe  de  estado  orquestado  por  las  Fuerzas  de  Seguridad  infiltradas  por  la  CIA, la  DEA  y  la  USAID.  El  Presidente  fue secuestrado  y  casi  asesinado.  Por  suerte  el  golpe   fracasó.   

d)  COLOMBIA:  El  país  se  había   encaminado hacia  la  paz  por  el  ACUERDO   FARC  –  EP – Gobierno Colombiano.  Ya  no existían   motivos  para  bases.  Sin  embargo  el  COMANDO  SUR   determinó  que  el  ACUERDO   no  implica  el  final  de  los  cambios  en  seguridad”.  Y  la  situación  persiste.  Y  como  sin  con  esto  no  bastara,  el  gobierno  colombiano  de  IVÁN  DUQUE   ha  roto  los  ACUERDOS  DE  PAZ   y  ha  transformado  a  COLOMBIA   en  un  permanente  centro  de  desestabilización  contra  la  REPÚBLICA  BOLIVARIANA  DE  VENEZUELA  cumpliendo  las  órdenes  del gobierno  estadounidense.  No  son  casuales  las  continuas  visitas  del  JEFE  DEL COMANDO  SUR    al  país.  El  Amo  manda  y  el Esclavo  obedece.

Estamos  infestados  de  colonialismo  e  imperialismo.  Me  pregunto  ¿Hasta  cuándo?    Nuestro  MANUEL  UGARTE  nos  alertó  en  el  año  1923   que    Los  pueblos  que  esperan  su  porvenir  de  una  abstracción  legal  o  de  la  voluntad  de  otros  son  de antemano  pueblos  sacrificados”.    No  dejemos  que  ese  sea  nuestro  presente  y  nuestro  futuro.

                                                                            PROFESORA  ELSA    M.   BRUZZONE

                                         CEMIDA  (CENTRO  DE  MILITARES  PARA  LA  DEMOCRACIA  ARGENTINA)

                                         BUENOS  AIRES,  REPUBLICA  ARGENTINA,    12  DE   OCTUBRE  DE  2021

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter