La selección de Scaloni muy cerca de la clasificación

La selección de Scaloni muy cerca de la clasificación

13Oct21 0 Por Tramas


Es un buen momento para intentar un balance sobre cómo esta jugando la selección.

Tablón Argento


Cuando faltan siete partidos para completar las dos rondas clasificatoria para el mundial de Qatar, la Argentina esta segunda con 22 puntos y un partido sin definición (el suspendido con Brasil). Los amantes de la estadísticas futboleras aseguran que con 28 puntos la clasificación esta asegurada y que con 26 se puede ingresar al repechaje. Por distintas fuentes ha circulado la versión de que la FIFA ya tiene una posición tomada con respecto al bochorno del Maracaná y que los tres puntos en juego ingresaran a nuestro cuenta. Los mandamases del futbol mundial solo esperan que las posiciones estén mas definidas para hacer conocer su decisión. Perú, de visitante es un rival accesible. Los tabloneros mas optimistas, entre los que me incluyo, aseguran que ya tenemos la clasificación en el bolsillo. El jueves a la noche sabremos si el pronóstico de que le vamos a ganar a Perú, va a cumplirse. Lo lindo del futbol es que ” a seguro se lo llevaron preso”.


Es un buen momento para intentar un balance de cómo esta jugando la selección. Para empezar voy a animarme con una opinión polémica: el mayor merito de esta selección de Scaloni es que, mas allá del buen momento de Lionel Messi, es menos dependiente de su estrella que otros equipos nacionales anteriores. Es cierto que el circuito ofensivo esta armado en torno a sus condiciones futbolísticas y que cuando se avanza hacia el arco rival el destinatario del primer pase es el rosarino. Pero el equipo de Scaloni tiene otros argumentos.
A la selección argentina no le ocurre que cada vez que la pelota llega a su propia área, hay que ir a sacar del medio. Es un equipo ofensivo al que le han hecho muy pocos goles. En diez partidos le hicieron sólo le hicieron seis. Y eso ha sido posible porque tiene un muy buen arquero y una defensa sólida. El Dibu Martinez esta en un gran momento y en la defensa Cristian Romero aporta mucha seguridad compensando eventuales distracciones o torpezas de Nicolás Otamendi o German Pecella. Si alguna vez los marcadores de punta fueron un problema, esta selección tiene cuatro jugadores que dan la talla: El “huevo” Acuña, Nicolás Tagliafico, Gonzalo Montiel y Nahuel Molina. El planteo defensivo se completa con dos muy buenos mediocampistas centrales como son Leandro Paredes y Guido Rodríguez. El planteo ofensivo del equipo genera que en algunas oportunidades se termine defendiendo con pocos y los mediocampistas centrales y el resto de los defensores terminen disputando balones mano a mano, lo que los obliga a ser muy seguros y tenerse que multiplicar.
El punto mas alto del equipo de Scaloni es sin duda es el rombo de medio juego que conforman Leandro Paredes , Giovani Lo Celso, Rodrigo De Paul y Messi. Alli sobra técnica,, verticalidad y estrategia ofensiva. Es un grupo de jugadores que se han encontrado jugando y sintiendo el mismo fútbol para componer un circuito virtuoso que genera numerosas jugadas de gol por partido. Sus relevos habituales: Exequiel Palacios, Guido Rodriguez y Joaquin Correa demostraron que pueden incorporarse sin problemas a ese circuito.
La gran preocupación de Scaloni debería ser que la selección argentina tiene un bajo nivel de concreción de las jugadas de gol que genera. Argentina tiene 18 goles a favor, un promedio de 1,8 goles por partido cuando nunca baja de de generar 5 oportunidades claras de conversión. Esto se advirtió con mucha claridad en el partido con Paraguay donde tuvo numerosas oportunidades de gol y no convirtió ninguna. Con Messi jugando de media punta, lo que le dificulta acercarse al arco las mayores responsabilidades de definición recaen sobre Lautaro Martinez que es el goleador del equipo, pero que ha respondido con una mermada eficacia. De María aporta salida por el carril izquierdo y tiene mucha capacidad para asociarse al rombo de medio juego, pero no es goleador nato. Tampoco lo es Joaquin Correa que ha demostrado astucia y enormes condiciones técnicas, pero no ha estado fino cuando tuvo que definir. Nicolas Gonzalez que en otros momentos de la selección aportó contundencia no parece estar pasando por su mejor momento. En los dos últimos partidos ha empezado a ganar minutos Julián Alvarez, que puede ser media punta o delantero y ha venido creciendo en confianza a partir de sus actuaciones en River Plate.
Para concluir es evidente que el que no se sabe si tiene un relevo aceptable es Messi. Y esto es así por sus condiciones futbolisticas, pero además porque no quiere ser reemplazado en ningún partido y Scaloni lo apaña. Si querer jugar siempre es la única condición que le impone el mejor jugador del mundo al novel técnico de la selección, no sería demasiado costo. Sin embargo queda pendiente la cuestión del reemplazo. Por pergaminos, el mas indicado parece ser Paulo Dybala. Sin embargo el lugar de suplente de genio suele ser incómodo, sobre todo si el suplente es también una estrella y el genio se empeña en jugar siempre. El tiempo dirá pero me parece mas probable que el suplente de Messi termine siendo algún otro de los jugadores que hoy alterna en otras posiciones de ataque.


Lionel Scaloni que protagonizó la aventura del grumete se convirtió en el gran timonel sumó la virtud de no agregar otro ego a los de los futbolistas y ha sabido rodearse de un puñado de ex futbolistas como Pablo Aimar, Walter Samuel y el Ratón Ayala que tienen pergaminos respetados y conocimiento del vestuario, saben de futbol y cultivan el perfil bajo.
La sucesión de triunfos que incluyen ganar la Copa América y mantener una serie de 24 partidos sin perder, han ampliado las espaldas del equipo técnico y le han permitido desarrollar su proyecto futbolístico sin demasiados sobresaltos. La conducción de la selección nacional es una presa disputada en el mundo del fútbol fuertemente contaminado por negocios sucios, intereses mafiosos y aprietes mediáticos. Pero de la misma forma “que equipo que gana no se cambia”, ocurre que “técnico que suma triunfos mantiene la cabeza a salvo”. Es evidente que Scaloni ha conseguido conformar un buen grupo humano, que disfruta con lo que está haciendo y que sintoniza con una idea de fútbol que los jugadores y la tribuna comparten. Esa idea es tratar de jugar bien al fútbol, no ser mezquinos y tratar de devolverle al público al menos una parte de lo mucho que reciben.

Tablón Argento

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter