El GCBA adjudica una nueva concesión en la Costanera Norte (actual Rodizio)

El GCBA adjudica una nueva concesión en la Costanera Norte (actual Rodizio)

4Nov21 0 Por Jonatan Baldiviezo, María Eva Koutsovitis, Alejandro Volkind y Marina Caivano

El Distrito Joven es el nombre marketinero para seguir beneficiando a los empresarios de la noche y gastronómicos con la explotación y privatización de nuestra Costanera.

El GCBA continúa con la entrega inconstitucional de la Costanera Norte, así concesionó el 14 de octubre por 10 años el predio donde actualmente se encuentra el restaurante Rodizio (Disposición N° 192/DGCOYP/21). A pesar de tratarse de uno de los terrenos más exclusivos de la Ciudad, sólo se presentó un oferente: la empresa beneficiaria se llama El Poleso y deberá pagar un canon de $870 mil pesos por mes, es decir, 153 pesos por m2.

Esta concesión se realiza en el marco de la Ley N° 5.961 que creó el Distrito Joven. Esta ley fue aprobada en contramano del art. 8 y el art. 27 de la Constitución que establece que la Costanera debe ser pública y para el uso común de la ciudadanía porteña.

El Consejo de Planeamiento Estratégico, órgano creado por la constitución y que está integrado por más de 200 espacios de la ciudadanía, aprobó el “Plan de Estrategias para la Gestión Integrada del Sector de la Ribera del Río de la Plata: Buenos Aires y el Río de la Plata”. En la página 60 se propone la “derogación del Distrito Joven, ya que condiciona el futuro urbano del Contorno Ribereño”. También, en este plan, se apoyó al Proyecto de ley N° 2596-P-2020 “Creación del Parque público Nuestro Río y desprivatización de la Costanera Norte” impulsado por el ODC, CLIC, IPYPP, La Defe, entre otros colectivos. Este proyecto de ley tiene el objeto de desprivatizar la Costanera Norte e impedir su reprivatización que está siendo impulsada desde el marco del Distrito Joven.

Estos antecedentes no hacen mella en la voluntad del GCBA de continuar prorrogando la herencia privatizadora de los ´90.

Promocionado como un espacio “de intercambio y comunicación” para les jóvenes y de “revitalización del borde ribereño” (Agustin Forchieri – Sesión 22 diciembre 2017 1ª sanción Ley Distrito Joven) , en los hechos, el Distrito Joven avanza como una continuidad de lo peor de los años 90: concesiones para los empresarios de la noche y la juventud pensada como sujetos de consumo.

Pese a que la Licitación asegura que en este sector “se admitirá el desarrollo de actividades diurnas y nocturnas de esparcimiento, deportivas, culturales, comerciales, recreativas”, y que el proyecto de Distrito Joven apuntaba a “ser un lugar de encuentro y de disfrute de todos los jóvenes”, los 5672 m2 que implica este terreno se destinarán exclusivamente a local gastronómico.

La resolución salió publicada el 18 de octubre en el Boletín Oficial y dio por finalizadas las intenciones que tenían los dueños de Rodizio de reconvertir el famoso restaurante en un bar con gastronomía y cocktails de autor para “adaptarlo” al Distrito Joven, ya que “el negocio actual” no encajaba, según sus propias palabras.

Para este fin, se habían asociado con Rodrigo José Sueiro y con Eugenio Christian Klein, empresarios conocidos en explotar el negocio de la noche

Sin embargo, para compensar esta negativa a las pretensiones de Rodizio, Klein y Suerio fueron beneficiados con otras parcelas del Distrito Joven. En 2020, plena pandemia, el GCBA otorgó los espacios N° 8 y 9 del Sector N° 1 (la parte del polo gastronómico de la Costanera) a Blue Night S.R.L. y a Distrito Costanera S.R.L., empresas que tienen a Sueiro como accionista, junto al dueño de boliches como Le Brique y Dixit.

También Ernesto Melinsky, quien fuera fundador de “Buenos Aires News”, boliche de moda de fines de los 90 (ahora denominado Crobar), se hizo con la concesión por 10 años de una parcela, la N° 6, de 877 metros cuadrados, por $440 mil pesos por mes.

Queda claro que el Distrito Joven es sólo marketing para seguir beneficiando a los empresarios de la noche a costa de la juventud y de la ciudadanía porteña que quiere recuperar la costanera para uso común.

La juventud como negocio

El Distrito Joven fue anunciado y votado en 2018 con la promesa de que “revitalice el borde ribereño de nuestra ciudad, recuperándolo para que pueda ser un lugar de encuentro y de disfrute de todos los jóvenes”. Sin embargo, terminó funcionando para blanquear las concesiones vencidas de la década del ´90 y permitir la reprivatización ilegal de un sector de la Costanera Norte.

“Gracias a la delimitación del Distrito Joven, se absorberá el impacto negativo de algunas actividades que actualmente funcionan en sectores residenciales, armonizando la convivencia entre los vecinos”, asegura el proyecto. Es decir que Larreta priva a las y los porteños de un sector de la Costanera norte para que puedan instalarse nuevamente boliches que tranquilamente podrían ubicarse en un bajo autopista.

A su vez, pese a su denominación, jamás se convocó a les jóvenes a pensar este proyecto, incumpliendo el artículo 40 de la Constitución, donde se asegura que “La Ciudad garantiza a la juventud la igualdad real de oportunidades y el goce de sus derechos a través de acciones positivas que faciliten su integral inserción política y social y aseguren, mediante procedimientos directos y eficaces, su participación en las decisiones que afecten al conjunto social o a su sector”.


 Jonatan Baldiviezo, María Eva Koutsovitis, Alejandro Volkind y Marina Caivano

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp