Macri y la agresión del que se sabe impune

Macri y la agresión del que se sabe impune

4Nov21 0 Por Darío Balvidares

Mauricio Macri, luego de varios intentos por entorpecer su derecho a defensa en la causa de espionaje ilegal  a los familiares de los 44 tripulantes fallecidos del ARA San Juan en la que está acusado, se presentó ayer, miércoles 3,  pero no en el  horario en que el juez Martín Bava lo había citado, a las 12 del mediodía, porque primero se dirigió a la municipalidad.

El imputado, que había llegado a las 11.50 a la localidad de Dolores, fue al edificio de la municipalidad donde lo esperaba un puñado de dirigentes del PRO, en lugar de ir directamente al juzgado en el que sólo estuvo breves minutos, puesto que se negó a declarar y a contestar preguntas en su propia defensa, simplemente presentó un escrito de manos de su abogado.

Antes de entrar, ocurrió un episodio que no es de menor importancia porque se trata de una agresión. Cuando el cronista del canal C5N, le acercó el micrófono para preguntarle si iba a declarar, el imputado, Macri, le sacó el micrófono  del soporte y lo tiró al piso, al tiempo que uno de sus custodios lo pateó y el aparato cayó en el agua y dejó de funcionar,  según contó el periodista de la señal de noticias.

El cronista que sufrió la agresión, Nicolás Munafó,  denunció  a Mauricio Macri en la UFI 4 de Dolores. “Está clara la imagen de como Mauricio Macri agarra el micrófono y lo tira al agua. No tiene justificación lo que hizo, en ningún momento lo tocamos”, remarcó Munafó en diálogo con su propio canal de noticias.

El repudiable hecho abre una cuestión de carácter simbólico; además del obvio enfrentamiento que sostiene con C5N, al que pretendió “borrarlo” durante su mandato presidencial, o tal vez apropiárselo (nunca se sabrá), incluso encarcelando a los empresarios dueños del canal; el haber ejecutado esa acción de arrebatar el micrófono al periodista, es cuando menos, como dijeron en el canal, “la intencionalidad de silenciar la voz informativa”, desde una perspectiva simbólica.

Aunque desde otra perspectiva, siempre en el orden de lo simbólico, podemos pensar que lo que hizo con ese arrebato y portador de la bronca contenida porque no pudo dar rienda suelta a la impunidad que lo caracteriza, es haber expresado una implicatura: no voy a hablar.

Lo implicado en el acto violento con el micrófono, en el momento exacto en que tenía que enfrentar al juez y encarar su defensa, fue encontrar la forma de decirle al conjunto de periodistas que cubrían la cuarta citación del sospechado de espionaje ilegal  al juzgado de Dolores, que no iba a hablar. Cosa que ya era un secreto a voces, pero que quedó plasmado en el accionar abominable de Macri en las puertas del juzgado.

Y no habló tampoco cuando se retiró; sí lo hizo en cambio, el recusador serial, Pablo Lanusse, quien más que parecer un abogado defensor, se asemeja a un jefe de campaña política, puesto que en ningún momento explicó nada de los seis hechos por los cuales está imputado Mauricio Macri. Se refirió “a las vacunas” y a lo “sorpresivo de la imputación”. Calificó las seis acusaciones que pesan sobre el exmandatario como “fantasiosas, antojadizas y arbitrarias pseudo construcciones de los hechos con que quieren procesar a Mauricio Macri. Una causa de la que se acordó después de la catastrófica derrota electoral del oficialismo”.

Estas son las seis imputaciones:

Hecho 1

Seguimiento de personal de la Agencia Federal de Inteligencia a Malvina Vallejos, hermana del Tripulante del ARA San Juan Celso Vallejos, el 15 de enero de 2018 a las 19.20 horas. Se encontraba en la Base Naval de Mar del Plata, en ocasión de celebrarse la misa por los dos meses de la desaparición del submarino. Le sacaron fotos junto a las demás personas que se encontraban allí y acompañaron las imágenes con un informe que quedó en el registro de los archivos de inteligencia de la AFI.

Ese mismo día, la AFI informó y fotografió lo que sucedía en el recinto del Concejo Deliberante de General Pueyrredón, donde se realizó un acto vinculado con el cumplimiento del segundo mes de la desaparición del ARA San Juan. Se informó la presencia de familiares y allegados en el lugar y se destacó el “reclamo a las autoridades de la Armada Nacional reforzar la búsqueda de los 44 tripulantes y ser atendidos por el entonces Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri”.

Hecho 2

El 3 de febrero del año 2018, personal de la AFI efectuó un informe en relación con los familiares del ARA San Juan que reclamaban la búsqueda del submarino y en particular respecto de Marcela Moyano –pareja del tripulante del submarino ARA San Juan Hernán Rodríguez-, Itatí Leguizamón –esposa del tripulante Germán Suárez-, Paola Constantini –esposa del Tripulante Celso Vallejos-, y Marcela Fernández –esposa de Alberto Cipriano Sánchez-.

Del informe surgen cuáles eran los reclamos que los familiares presentarían en la reunión a celebrarse en Casa de Gobierno el 6 de febrero de 2018 con el entonces presidente Macri.

Hecho 3

Con anterioridad y en fecha cercana al 10 de febrero del año 2018, personal de inteligencia recabó información sobre Yolanda Mendiola –madre de Leandro Fabián Cisneros, tripulante del ARA San Juan-, y confeccionó un informe en el que se señaló que familiares de tripulantes del submarino intentarían entregar una carta en la Residencia del Complejo de Chapadmalal al entonces Presidente Macri.

Hecho 4

El 2 de abril del año 2018 Andrea Mereles -esposa de Ricardo Gabriel Alfaro Suboficial Segundo ARA San Juan- y Malvina Vallejos – hermana del tripulante Celso Vallejos- fueron seguidas y fotografiadas en el Golf Club de Mar del Plata por personal de la AFI de Mar del Plata, cuando el ex presidente Macri se encontraba allí jugando golf, y en circunstancias en que aquellas intentaban entrevistar y entregarle una carta al entonces Presidente. Producto de tal actividad, agentes de la AFI procedieron a confeccionar un informe, al que agregaron los links de acceso a los perfiles de Facebook de Mereles y Vallejos, al igual que capturas de pantallas.


Hecho 5

El 15 de noviembre del año 2018, cuando se conmemoraba el primer aniversario de la desaparición del ARA San Juan, Angélica Medina – familiar de un tripulante del buque “El Repunte”-, Guillermina Godoy – madre de Nahuel Navarrete Godoy, tripulante del Buque “Rigel”- , Mateo Navarrete – hermano de Nahuel Navarrete Godoy- y Hugo Amadeo –padre de Jonathan Amadeo, tripulante del Buque “Rigel”-, fueron seguidos, fotografiados en la puerta de la Base Naval de Mar del Plata. Sus actividades fueron informadas por personal de la AFI de Mar del Plata, que confeccionó informes.

Hecho 6

En al menos otras diez (10) oportunidades se efectuaron seguimientos, se obtuvieron fotografías, se confeccionaron y elevaron informes, sobre el colectivo general de familiares y allegados de las víctimas de los hundimientos reseñados, con el objeto de conocer y hacer saber sus actividades, reclamos y movimientos (según consignó la agencia Télam).

Resta esperar, como falla la Cámara Federal de Mar del Plata  sobre la nueva recusación al juez Martín Bava, que efectuara Pablo Lanusse; aunque en esta instancia la propia Cámara aceptó evaluar, en una audiencia fijada para el 12, la recusación y   admitió, la producción de prueba sugerida por la defensa de Macri, que denunció “animosidad” del juez y manifestó su temor de “pérdida de imparcialidad”.

Mientras tanto, el juez deberá resolver el pedido del imputado para viajar a Arabia Saudita, al que la abogada de los familiares, Valeria Carreras, se opone por considerar peligro de fuga: “Es algo habitual que se le prohíba la salida del país a un imputado. Espero que ni se les ocurra darle una autorización para que pueda salir del país”, destacó Carreras en Radio 10.

Por su parte, el otro sector de la querella encabezado por Luis Tagliapietra, padre de Alejandro, uno de los tripulantes de submarino, solicitó la prisión preventiva del expresidente, asegurando en el escrito presentado que: “Es claro que el señor Macri evidencia indubitables intenciones de evadir esta investigación, entorpecerla todo lo posible, teniendo todo su accionar signado por una intencionalidad clara y pública del imputado, utilizando las numerosas herramientas y poderío económico y político”.

Recordemos que por este caso ya están procesados los ex directivos de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, junto a un grupo de funcionarios y agentes. Además de las otras causas, una por el hundimiento y  la otra, que se encadena a las anteriores es la que se refiere al encubrimiento respecto de cuándo supo el gobierno dónde estaban los restos del submarino y por qué se dilató un año la información a los familiares de las víctimas, como lo señaláramos  en Tramas.

El expresidente pide ser “sobreseído”, pero su único argumento es evadir las audiencias en las que debería explicar por qué debería ser sobreseído, no alcanza con desfilar por empresas de noticias vociferando “soy inocente”, “no espié a nadie”, las causas entrelazadas del ARA San Juan intentan arrojar un poco de luz sobre la corrupción multidimensional que emerge por el naufragio.

Darío Balvidares

Imagen destacada: Télam

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp