El gobierno respalda el avance de la megaminería

El gobierno respalda el avance de la megaminería

12Nov21 0 Por Tramas

En una reunión de directivos de la empresa Lundin Mining con el presidente Alberto Fernández, se presentó el proyecto “José María”. En Jachal a la resistencia de grupos ambientalistas se suman productores agropecuarios que protagonizaron un tractorazo.


El gobierno nacional anunció muy entusiasmado la puesta en marcha del proyecto de la minera canadiense en la Provincia de San Juan con una inversión de 4.100 millones de dólares. Comenzará a producir en 2026 y generará exportaciones por 1700 millones de dólares anuales.
Este proyecto viene siendo denunciado desde hace tiempo por la Asamblea “Jachal no se toca” porque entre otros daños ambientales, agravaría la falta de agua en la región. El consumo estimado de José María es 270 millones de litros de agua por día en la cuenca del Río Jáchal.
La Asamblea “Jachal no se toca” ha venido denunciando que este proyecto, como el de Pascua Lama, violan la Ley de glaciares: “La ley de glaciares nació para proteger las fuentes de agua de más de la mitad de las provincias argentinas, pero los funcionarios, que debían hacer el inventario nacional de glaciares (ING), les hicieron el juego a las corporaciones mineras”. No se incluyó El Glaciar Toro 1 que está ubicado en donde la Barrick Gold haría el Open Pit (es decir, el gran socavón) de Pascua Lama. y tampoco el el Glaciar GE110 que se encuentra en el lugar en donde la canadiense Lundin quiere hacer el Open Pit de la Megamina José María, un agujero de 259 hectáreas.


Los efectos de la megaminería en zona de glaciares ya se estén haciendo sentir con los proyectos que están en marcha. La Asamblea “Jachal no se toca” denuncia que: “la mina de oro Veladero quema más de trescientos mil litros de gasoil por día en plena cordillera, generando una grandísima huella de carbono por la emisión de gases de efecto invernadero en el corazón de la montaña que cobija los glaciares que se van arruinando más aceleradamente. Además de la destrucción directa de los glaciares y áreas periglaciales por parte de las faenas mineras, estas empresas canadienses y chinas generan un calentamiento local en la Cordillera de Los Andes, forjando las condiciones necesarias para que no haya nevadas suficientes, y así agudizan la sequía en la Cuenca del Río Jáchal”.
Desde el año 2002 la asamblea “Jachal no se toca” vino advirtiendo que la explotación minera en las nacientes de los ríos y en la naciente de las recargas de los acuíferos, iba a entrar en contradicción con la producción agropecuaria. La última sequía convenció a los productores más remisos y estalló la protesta que se expresó en un tractorazo “en defensa del agua”. En esa movilización aparecieron algunos datos relevantes: “En esta zona hay 300 productores y 1000 puestos de trabajo… Vamos a tener que regar con un tercio de lo previsto, según el pronóstico hídrico, y muchos acá calculan que van a perder hasta el 70% de lo sembrado”, sostuvo un productor.


La decisión política de promover la megaminería obviando las consecuencias ambientales y sociales, tiene continuidad desde el gobierno de Macri. En este tema no hay grieta, ni disputa de proyectos, entre Juntos por el Cambio y el Frente de Todos. También han coincidido en no consultar al pueblo sobre estas decisiones. Se han negado a realizar una consulta popular.
La afirmación del Gobernador de San Juan, Sergio Uñac: “este proyecto es para nosotros sumamente significativo porque apostamos por la minería responsable…”, debe haber hecho sonreír a los empresarios mineros presentes en la reunión. La Lundin Mining incluye en sus cartas de presentación que esa empresa hace “minería responsable”.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter