La reunión de autoconvocados

La reunión de autoconvocados

13Nov21 0 Por Héctor Zuñiga (Panini)

¿Listo?, Preguntó Luis (linchón).
¿Ya podemos empezar?, continúo.
Y, sí, dale, dijeron las voces de los changos, y el de las mujeres que habían llegado a la reunión convocada para la noche del día de ayer.
“Bueno compañeros, qué tal. Buenas noches a todos”
La alocución de linchón, parado bajo el techo de la galería en la casa de Lucas (mazamorra), su hermano, fueron desgranándose a los oídos de los que fuimos deseoso de saber cómo seguiríamos después de todo el movimiento que hicimos en la Nacional 38. Qué era lo que nos tenía que decir.
Habló con la locuacidad de un dirigente. Contó de cómo, entrevistándose con la ministra, Carolina Vargas Aignasse, los autoconvacados trataron los temas que nos incumben y nos apremian.
Vaya uno a saber si cumplen o no lo que prometen desde casa de Gobierno o, es una estrategia para calmar las aguas y mantenernos fuera de la ruta. Ojalá que no. Porque ya bastante manoseos hemos padecido con el gremio que nos representa.

Yo no tengo la más puta idea de lo que le entra al bolsillo de nuestros gremialistas. Pero estoy seguro que con el ingreso que tenemos nosotros no vivirían. Pondrían el grito en el cielo.
Segurísimo que putearían a rabiar.
Hay promesas de planes provinciales para los que no salgan en el Nacional y una beca que no sería beca, sino más bien una ayuda a los hijos de cosecheros que cursen el terciario y la universidad. Tienen que presentar los datos y la negativa de ANSES para estar seguro que no reciben otro beneficio.
Hay otros puntos que trataron con la promesa de estudiarlo y ver qué se puede hacer.
Escuchando a Luis (linchón) pensé y me dije a mí mismo: ésto tiene que saberse para que no pase desapercibido. Mis amigos de Tramas.ar no tendrán problema de darnos una mano en la difusión de dicho encuentro acontecido en lo de “mazamorra”.
Hace tiempo que Tramas difunde mis escritos sin ningún tipo de trueque a cambio. Eso se valora de mi parte, pues me gusta lo que hago y no hay forma humana que me impida seguir haciéndolo.
Terminada la reunión, le di la mano y mantuve el compromiso de continuar con lo que en asamblea se decida.
¡Vamos, carajo!

Panini-Acheral-Tucumán

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter