La suerte jugó con la camiseta argentina

La suerte jugó con la camiseta argentina

13Nov21 0 Por Tramas

En el fútbol no siempre gana el que lo merece. La selección celeste superó al equipo de Scaloni en todos los sectores del campo, menos en el resultado.



Tablón Argento

Después del partido jugado en Buenos Aires, donde nuestro selección derrotó a Uruguay, en la aficción celeste surgieron críticas para sus jugadores que hacían referencia a la escasa enjundia puesta por los jugadores. Esta vez, de locales era esperable que salieran a demostrar que la famosa garra charrúa seguía viva. Y lo hicieron desde el primer minuto de juego.
El partido se inició con un malón celeste que, presionando arriba, ahogó el juego de la selección de Scaloni. A los cuatro minutos Nahitan Nández quedó cara a cara con Dibu Martinez y el arquero hizo la primera atajada de lo que sería una noche memorable.
Pero a los seis minutos sucedió algo inesperado. Paulo Dybala robó una pelota a un lateral uruguayo y se la pasó a Di María que llegaba al trotecito. Y el “Fideo”, sin perder la calma sacó un disparo desde afuera del área que se colocó en el “rincón de las ánimas”, junto al palo derecho del arquero. Ya empezaba a ser un partido raro. Y fue así todo el primer tiempo donde Uruguay pateó ocho veces al arco, con cinco opciones claras de gol, y se fue perdedor al vestuario. Y Argentina, que sólo una vez pateó al arco, se fue ganando. Para que esto ocurriera tuvo que pasar que “El Dibu” siguiera atajando pelotas muy difíciles, que nos salvara un palo y que Lucho Suárez le errara al arco cuando Martínez estaba vencido. Durante todo ese primer tiempo el medio campo argentino fue arrasado por los volantes uruguayos. Guido Rodríguez tenía un partido para el olvido, Rodrigo De Paul sólo aportaba voluntad y Giovani Lo Celso no pesaba en defensa, ni en ataque.
En el segundo tiempo los ingresos de Joaquín Correa y el Papu Gómez contribuyeron a equilibrar el mediocampo, y en los últimos minutos ingresó Messi, que intervino poco en el juego y tiró por arriba del arco una de las pocas chances que tuvo la selección de Scaloni en ese período. Uruguay siguió siendo más y tuvo nuevas oportunidades que la solvencia de nuestro arquero y la mala puntería evitaron que pudieran ser concretadas. a los 41 minutos del segundo tiempo, en el único error de esa noche, al Dibu Martínez se le filtró entre las piernas un bombazo de Alvarez. El arquero parecía superado, pero el balón, en vez de llegar al arco pegó en el pie de apoyo y se elevó, dándole tiempo para que el Dibu pudiera retenerla tirándose hacia atrás antes que cruzara la línea del gol. Los jugadores celestes no lo podían creer: el arco argentino parecía embrujado.
En otros deportes no sucede que quien acumule más méritos en el juego termine perdiendo. Pero en el fútbol ocurre. Y por eso, es apasionante.
Con este resultado Argentina ya tiene los boletos para el mundial de Qatar. Para quedar afuera tendría que perder todos los partidos que le quedan y darse una extraña combinación de resultados entre los que vienen detrás.
El partido contra Uruguay, le va a dejar al técnico algunas dudas que tendrá que resolver, si quiere salir adelante frente a equipos más fuertes que el oriental. Y cuando la suerte, no se ponga nuestra camiseta.

Foto: Caracol

TRAMAS

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Whatsapp