Macri y el pedido de recusación al juez Martín Bava

Macri y el pedido de recusación al juez Martín Bava

14Nov21 0 Por Darío Balvidares

La Cámara Federal  de Mar del Plata tiene 48 horas hábiles para resolver el pedido de recusación al juez Martín Bava, solicitado por el abogado defensor de Mauricio Macri en la causa de espionaje ilegal a los familiares de los 44 tripulantes fallecidos en el Ara San Juan. 

El viernes 12, se celebró la audiencia en los tribunales de Mar del Plata en la que expuso Pablo Lanusse, abogado defensor de Mauricio Macri imputado en la causa de espionaje ilegal a los familiares de los 44 submarinistas. En la misma estuvieron presentes la Dra. Valeria Carreras, quien representa a la mayoría de los familiares querellantes y el Dr. Luis Tagliapietra, también querellante en la causa y padre de uno de los tripulantes fallecidos.

En la audiencia no se le permitió estar al propio Marín Bava, a pesar de que viajó hasta Mar del Plata,  porque la presencia del “recusado”  no está prevista en el código procesal.

La recusación a Bava se funda en  las declaraciones que hiciera públicas el propio imputado, Mauricio Macri,  tal como lo había calificado en el programa, La noche de Mirtha conducido por Juana Viale, que su imputación es “una medida intempestiva” y “sin fundamentos”.

Además en tono irónico, intentó ridiculizar “la rapidez del acto político” con que se resolvió el tema de ser relevado del secreto en asuntos de inteligencia de Estado y arremetió acusando al juez de haber prejuzgado  porque “dijo que tienen que sancionarme”, para rematar, mirando a cámara: “No espié a nadie, yo nunca mandé en mi gobierno a espiar a nadie”, afirmó y aseguró: “jamás vi ningún informe de ningún familiar del  ARA  San Juan ni de ningún otro buque”, como escribíamos en Tramas.

Esas apreciaciones del imputado son las que sustancian el pedido de recusación por  “incompetencia” al juez Bava, incluso luego de acusarlo de “responder al Gobierno” y de haberlo introducido en la causa “por la ventana”.  

Cabe recordar que ya fueron procesados por Bava quienes habían sido responsables de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), durante el gobierno del imputado, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Además, prestaron  declaración en calidad de testigos por la defensa, el exministro de Seguridad, Oscar Aguad y el exsecretario de la Presidencia, Fernando De Andreis. También declararon la semana que pasó, José Yofre, exjefe de la Casa Militar, y Alejandro Cecati, extitular de la Custodia presidencial.

El argumento para citar a estos testigos es que el supuesto “espionaje” fue parte de la tarea de colaboración entre la AFI y la Casa Militar, que se encarga de la seguridad presidencial de manera previa a las visitas que el exmandatario hacía a Mar del Plata.

Los tiempos corren,  puesto que el jueves 18 vence el plazo para que Martín Bava decida si procesa o no a Mauricio Macri. Los camaristas marplatenses,  Alejandro Tazza, Eduardo Jiménez y Santiago Martín tienen 48 horas hábiles para definir la recusación del juez, pero se extenderá hasta el miércoles porque el martes es el día del empleado judicial.

Además, el  juez Bava, autorizó el posible viaje del imputado a Arabia Saudita desde mañana, lunes 15 hasta el 25 de noviembre, aunque la defensa debe presentar la documentación que acredite la invitación del príncipe y las constancias de vuelos y hoteles donde supuestamente se alojará Mauricio Macri.

Algunas cuestiones a considerar, si en el primer pedido de recusación que solicitó la defensa de Macri, la Cámara de Apelaciones de Mar del Plata no encontró ningún motivo para hacerle lugar, qué cambio sustancial se produjo para que ahora existe la posibilidad de hacer lugar a un pedido sin más argumentaciones que acusar y agraviar al juez.

Recordemos, que en paralelo está, también, el pedido, que realizó el defensor de Macri,  solicitando el traslado de la causa a los tribunales de Comodoro Py, en donde están sus “amigos” judiciales.

Lo que queda claro es que el exmandatario utiliza chicanas y artilugios judiciales para “escapar” de las responsabilidades de sus acciones o inacciones de su  gobierno.  En la presente causa, el espionaje ilegal, ligada a las otras dos; los motivos del hundimiento del submarino y los móviles que llevaron al ocultamiento de la fecha del siniestro.

¿Acaso las 44 vidas no valen más que un viaje a Arabia Saudita?

Darío Balvidares

Foto destacada: politicargentina.com

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter