Avance de la minería, sequía, odio y violencia contra las Comunidades Mapuche

Avance de la minería, sequía, odio y violencia contra las Comunidades Mapuche

24Nov21 0 Por Tramas

En una reunión realizada en Anecón Chico, los días 20 y 21 de noviembre las Comunidades Mapuche de Río Negro, reafirmaron la defensa del Territorio frente al extractivismo minero.


La reunión se realizó en el territorio del Lof Mariano Epulef y de la comunidad Newen Ñuke Mapu, y participaron las comunidades mapuche Newen Ñuke Mapu, Pulan Lafken, Ragiñ Pulan Kura Mew, Mariano Solo, Pilquiniyeu del Limay, Fentren Ko, Cona Torres, Ancalao, Huala Hue, Wefu Wecú, Lof Buenuleo, Lofche Ñanco Newen, Centro Mapuche Bariloche y Cooperativa Amuleiñ Com, con el acompañamiento del Consejero del Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas (CODECI) Zona Andina, Newen Loncoman, y de la referente del Consejo de Participación Indígena (CPI), Felisa Curamil.
Al concluir hacieron conocer un documento en que vinculan el avance de la minería con la sequías que padecen sus territorios y denuncian la la promoción de odio y violencia contra sus comunidades y el asesinato de Elías Garay.
En esta declaración expresan su cumpromiso como mapuches: “de resguardar los nien ko y nien mapu”. Y advierten que: “Es de público conocimiento la situación acuciante de sequía que estamos viviendo en la zona. En diferentes parajes ya se hace notar la mortandad de animales por la falta de pastura y la merma de agua en las aguadas y, si bien se ha declarado la emergencia hídrica, en lo concreto, el Estado nacional y provincial no está atendiendo la situación con acciones concretas, por el contrario, promueven la megaminería”.
“Denunciamos la grave situación que vive la familia Pouso del paraje Cerro Moro, ubicado a 20 km de la aldea de Laguna Blanca, perteneciente a la comunidad Pulan Lafken, donde las aguadas se han secado como efecto de la actividad de exploración que realiza la empresa minera en un campo lindero, cuyo propietario privado concedió permiso a la minera. Sin embargo, las terribles consecuencias la padecen las familias linderas que son parte de la comunidad. En el lugar las aguadas han desaparecido y desde hace unos meses a la fecha los lamien dan de beber agua cada día a sus majadas (chivas, ovejas y caballos) sacándola con baldes de un jagüel, que también ha bajado porque la napa de agua fue afectada a partir de que la empresa minera retomó la actividad en octubre de este año. Toda esta evidencia, es más que suficiente para detener esta actividad que amenaza la continuidad de la vida y la producción ganadera y agrícola en la zona.
La población de la aldea de Laguna Blanca ubicada a unos 70 km de Comallo sobre la ruta 67 se abastece de agua por una perforación de 30 metros, la cual contiene la mitad de agua que contenía para la misma fecha de hace un año atrás. Esta merma de agua refleja la gran sequía. Mientras a los pobladores se les pide que cuiden el riego, a unos 20 km la empresa minera trabaja libremente utilizando agua subterránea durante las 24 horas.
Mientras nos encontrábamos reunidos en el paraje Anecón Chico, y a pocos días de cumplirse un año más sin justicia del asesinato de nuestro lamien iem, Rafita Nawel, una vez más quienes promueven el odio y la violencia hacia quienes defendemos la vida arremetieron contra la integridad de nuestros lamien del lof Quemquemtreu y asesinaron a nuestro lamien Elías Garay. Es llamativo cómo estos sicarios entraron al territorio que las fuerzas de seguridad provinciales mantenían cercado desde hace más de 50 días, impidiendo el acceso a la zona de Cuesta del Ternero de cualquier persona. Las circunstancias son demasiado dudosas como para creer que no hubo complicidad de parte del gobierno provincial. El territorio de Quemquemtreu fue recuperado por nuestros lamien para resguardarlo, eso es lo que hacemos los mapuche: defender las vidas.
Son demasiadas casualidades juntas: concesión de órdenes de cateo, exploración y explotación megaminera sin consulta ni participación de las comunidades mapuche, ocultamiento de los peligros que esta actividad ocasiona, incendios forestales de antiguos bosques nativos que dejan liberada la zona para la explotación minera o especulación inmobiliaria; el partido provincial que gobierna la provincia de Río Negro, promueve públicamente y sin tapujos, el racismo y la violencia para fundamentar la propiedad privada de terratenientes y corporaciones, medios de comunicación masiva que construyen la imagen de los mapuche terrorista.
Somos los mapuche quienes nos consideramos hijos de la tierra, guardianes de ella, por ello, tanto este gobierno como los medios de comunicación masiva nos demonizan, se han encargado de crear una imagen negativa de nosotros y construirnos como enemigos internos, terroristas y cuántas cosas más que no tienen sustento real. Todo ello con tal de defender los intereses materiales a costa de cualquier precio.
Frente a este panorama tan complejo y adverso de sequía, amenaza megaminera, violencia y racismo, llamamos a nuestros pu lamien y población en general a que despierten y no tengan miedo, a que hagamos a un lado la indiferencia, a que asumamos nuestra responsabilidad cada uno desde el lugar en que vive para defender la vida. También les decimos a aquellos que ceden frente a las promesas materiales que la cuenta será para todos: mapuche y no mapuche, para ésta y próximas generaciones. No olviden que la tierra llama a sus hijos a despertar.
Repudiamos enérgicamente la muerte de nuestro lamien iem Elías Garay, y exigimos esclarecimiento y justicia por su asesinato y protección para el lamien Gonzalo Cabrera, testigo clave del ataque de sicarios y le deseamos su pronta recuperación. Las organizaciones y comunidades mapuche hemos buscado el diálogo permanentemente pero el gobierno provincial lo ha rechazado, imponiendo las fuerzas de seguridad y dando paso a los asesinos. Son falsos los dichos de la gobernadora Arabela Carreras del día 23 de noviembre, si realmente busca el diálogo exigimos la desmilitarización del Lof Quemquemtreu. Nosotros defendemos la vida, ellos nos la quitan, pero aun así seguiremos viviendo y recuperando el territorio, defendiendo nien ko ka nien mapu. Pu lamien, pu peñi, sigamos fortaleciéndonos como mapuche en nguellipun asumiendo el compromiso con los nien mapu, nuestra verdadera fuerza “.


Quienes firman el documento, dejan como contactos a: Andrea Cañuqueo 2944 241127, Carlos Huaquil 2944 920806, Ailén Llancaqueo 2944 895929 y a Yuliana Arce 2944 295102

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter