La (in)justicia de clase: otra causa armada en La Matanza

La (in)justicia de clase: otra causa armada en La Matanza

29Nov21 0 Por Matías Gianfelice

Nahuel Zárate fue asaltado y asesinado el 24 de junio de 2020 en Virrey del Pino. La policía detuvo y acusó a tres vecinos sin pruebas. Este 6 de diciembre empieza el juicio que podría derivar en cadenas perpetuas.

El miércoles 24 de junio de 2020, en lo profundo de La Matanza, más precisamente en Virrey del Pino, un joven fue robado y asesinado delante de novia. El hecho violento terminó con la vida de Nahuel Zarate (vecino de la zona) y fue el principio de un infierno para otros tres vecinos más.

Minutos después del robo que terminaría en homicidio, la policía local comenzó un raid barrial, que nada tiene que envidiarle a los documentales de cacería. En su intento por generar respuestas y de mostrar eficiencia (virtud que suele ser excesivamente escasa entre los uniformados del país) salieron a detener jóvenes en el km 35 de la ruta 3, donde los ladrones dejaron el vehículo abandonado. Ese mismo día, encuentran a Nahuel Montenegro en la puerta de su casa, volviendo del trabajo (aún tenía su ropa del frigorífico). La policía le consulta si vio pasar un auto y él les explica que vio uno a gran velocidad doblar en la esquina. A pesar de la indicación, el móvil policial se dirigió en otra dirección. Minutos después volvieron y le dijeron a Nahuel que se cambiara y que los acompañara a la comisaría en calidad de testigo. En la misma cuadra donde encontraron el auto, estaban reunidos un grupo de vecinos y amigos; la policía intentó llevarse, sin ninguna prueba ni datos a varios de ellos, ante la negativa obligaron a Emiliano Romano y Miguel del Castillo a cambiarse (Emiliano estaba en ojotas en la puerta de su casa y le hicieron poner zapatillas) y fueron llevados a la comisaría.

Familiares y organizaciones de DD.HH. invitan a acompañar el juicio

En la comisaría de Virrey del Pino comenzó el infierno para esos tres vecinos. Repitiendo los métodos que nunca se fueron con la vuelta de la democracia, el supuesto interrogatorio se transformó en una violenta golpiza y en la acusación directa de ser los asesinos de Nahuel Zarate. Horas después y en estado de shock, la policía lleva a la comisaría a la novia de Nahuel Zarate y le aseguran tener a los tres asesinos detenidos. Sin realizar rueda de reconocimiento los ponen delante de la joven, la cual conmocionada, afirma lo mismo que la policía y los acusa. Sin más pruebas, desde hace casi un año y medio, esos tres jóvenes siguen detenidos, acusados de robo y asesinato. En todo este tiempo, el órgano judicial actuante le negó a la defensa y las familias el acceso a la causa y la presentación de pruebas que permitan demostrar la inocencia de los acusados.

Entre el 6 y el 10 de diciembre próximo, en la Departamental de La Matanza, comenzará el juicio a Emiliano Romano, Nahuel Montenegro y Miguel Del Castillo, quienes se exponen a una condena a cadena perpetua; en una causa que sus familiares, amigos y un gran número de organizaciones políticas y de DD.HH. no dudan en afirmar, que se trata de una nueva causa armada.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter