Con Thelma y por todas las personas víctimas de abuso sexual

Con Thelma y por todas las personas víctimas de abuso sexual

30Nov21 0 Por Yanina Waldhorn

Con el inicio del juicio oral en Brasil, acompañamos les feministas a Thelma Fardin como el 11 de diciembre de 2018, cuando se hizo pública su denuncia penal contra Juan Darthés por la violación sufrida nueve años antes, siendo menor de edad, durante una gira de trabajo en Nicaragua. 

 

#AccionContraElAbuso #NoNosCallamosMas #JusticiaPorThelma

Hoy, con el inicio del juicio oral en Brasil, acompañamos les feministas a Thelma Fardin como el 11 de diciembre de 2018, cuando se hizo pública su denuncia penal contra Juan Darthés por la violación sufrida nueve años antes, siendo menor de edad, durante una gira de trabajo en Nicaragua. 

El juicio es histórico porque la denuncia de Thelma es el caso más resonante de violencia sexual en la producción audiovisual latinoamericana. Ella tenía dieciséis y él cuarenta y cinco años cuando sucedieron los hechos denunciados durante la última escala de la gira de la obra “Patito Feo”, en Managua – Nicaragua.

Se cierra así un ciclo de tres años para la causa, que siguió adelante por el coraje de Thelma y de todes, un recorrido que sienta jurisprudencia internacional: tres ministerios públicos fiscales de países diferentes (Argentina, Nicaragua y Brasil- adonde el denunciado se fugó para eludir su responsabilidad-), consideraron que había pruebas más que suficientes para acusarlo penalmente. Sea cual sea el fallo, el juicio oral a Darthés constituye un triunfo y es en sí mismo reparador. El juicio se desarrolla en San Pablo, pero por la pandemia se decidió que las declaraciones no sean presenciales, sino vía virtual.

Las Actrices Argentinas en el comunicado que hicieron público refieren “este es un camino que para las mujeres y disidencias de América Latina no tiene vuelta atrás: “No nos callamos más” y nos empoderamos; estamos transformando un sistema que históricamente nos ha silenciado, naturalizando el abuso, la violencia y su impunidad.” 

Después de la denuncia pública de Thelma, las llamadas a las líneas para víctimas de violencia de género aumentaron un 1240% en sólo 24 horas y se sumaron al registro de miles de casos de abuso sexual por año, de los que el 65% son de niñeces y adolescencias. 

La violencia sexual es un delito, no hay que normalizarlo ni minimizarlo. Hoy si llamas al 144 deberían brindarte atención, contención y asesoramiento integral; funciona durante las 24 horas del día de forma gratuita en todo el país. 

Aquí y en todo el mundo éste es el único delito que perita a la víctima y no al victimario: es a ella a quien se somete a innumerables pericias. Sin ir más lejos, en las audiencias del juicio que inicia hoy, le dieron lugar a una psicóloga de parte del acusado para que evalúe y haga un informe sobre Thelma. Se somete a la víctima a declarar seis veces lo mismo. Es imperioso que su palabra quede ratificada de una sola vez, por todos los especialistas que intervienen en el proceso, y que se respeten sus tiempos, ya que está comprobado que se tardan años en poder hablar.

En ese sentido, el caso de Thelma es a la vez la regla y la excepción; muchas personas sobrevivientes de abusos han pasado por lo mismo pero pocas cuentan con su relevancia pública, apoyo e interés mediático. La inmensa mayoría de las causas por violación quedan impunes; de hecho, sólo el 1% obtiene una condena. 

El tiempo del silencio y la impunidad se terminó. Tenemos la obligación histórica, política y social de que así sea. Con la certeza de que a la injusticia se la enfrenta juntes y organizades. Esperamos con suma atención un fallo contundente.

Por Yanina Waldhorn @yaniwald

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter