Primer Encuentro Plurinacional de Gordes en Argentina

Primer Encuentro Plurinacional de Gordes en Argentina

4Dic21 0 Por Yanina Waldhorn


El pasado sábado 27 de noviembre se realizó el Primer Encuentro Plurinacional de Gordes en Argentina, fue en el Predio Quinta Seré de Castelar, Provincia de Buenos Aires. Participaron más de 200 gordes.

Surgió como iniciativa de un colectivo de activistas, militantes, académicas y divulgadoras gordas que fueron encontrándose y decidieron que era necesario poner en común vivencias, militancias y demandas para colectivizarlas, masificarlas, politizarlas y, así, juntar las fuerzas para concretarlas.

Se convocaron desde la cuenta de Instagram @gordesactivando y desde allí se presentan como hijas de las luchas colectivas por la emancipación de la Patria Grande, habitantes de cuerpos gordes en este sur global colonizado, herederas del aprendizaje de los feminismos argentinos y la potencia masiva de los Encuentros Plurinacionales de Mujeres, aprendices de la lucha por la despatologización de compañeres lesbianas, gays, trans y travestis, bisexuales e intersex, que traen historias de violencias, discriminaciones, estigmatizaciones y marginaciones pero que no están dispuestas a quedarse en eso, denuncian un sistema de opresiones que hace de los cuerpos un territorio de lucha al que dicen estar dispuestas a defender con alegría, a pesar de la vergüenza y el estigma que les han inculcado.

¿Por qué se nombran gordes?

Anuncian que lo hacen porque lo que no se nombra no existe. O existe sólo en los términos impuestos: gorde como un insulto, como una descalificación, como una enfermedad o estado corporal que nadie quiere ver ni tener cerca. Además, negar la existencia solo genera confusión. No son rellenitas, grandotas o de “huesos grandes” dicen ser gordes, que existen y necesitan ser visibles en sus propios términos.

¿Por qué construyeron un encuentro de gordes?

Porque declaran que al compartir con otras personas experiencias ligadas al cuerpo, pueden dar cuenta de que lo que les pasa no es un problema individual, sino social. Y que entre todes pueden pensar salidas colectivas para la discriminación, el estigma y la patologizacion de los cuerpos y vidas. Como dicen desde los talleres de activismo gorde en el Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Travestis, Bisexuales, Intersex y personas no binarias, ¡para une gorde no hay nada mejor que otre gorde!

¿Cuál es su objetivo?

Como primera medida destacan que es visibilizar diferentes experiencias de violencia, estigmatización y patologización de la gordura para pensar modos de erradicar la gordofobia.

El primer paso para lograr esto declaran que es encontrarse y establecer un canal de comunicación entre la comunidad gorda que trabaje en conjunto estrategias para desactivar el sistema gordofóbico que nos oprime. Refieren al respecto: “Necesitamos de identidades e intersecciones diversas para debatir eso que une todas nuestras experiencias: ser gordes en un sistema colonial, neoliberal y heterocispatriarcal.”

¿Qué es la gordofobia?

La gordofobia (o el gordo-odio) es un término utilizado para hacer referencia al odio, rechazo, discriminación y violencia que sufren las personas gordas por el solo hecho de ser gordas. La palabra “fobia” no significa sólo miedo o temor de algo: implica también el odio y el desagrado extremo. Es un tipo discriminación muy común y extendida en todas partes.

La gordofobia no queda en una experiencia individual traumática que se reitera en el tiempo, sino que es un término “paraguas” y refiere a una matriz de opresión compleja e interseccional, que jerarquiza las experiencias corporales y patologiza algunas experiencia (las ligadas a un cuerpo delgado) por sobre otras: la de los cuerpos considerados más grandes que lo “normal.”

Se dice que la gordofobia está cimentada sobre prejuicios respecto a los hábitos y costumbres de las personas gordas: básicamente, la creencia de que el cuerpo gordo responde a una falta de voluntad o de autocuidado, de no hacer suficiente esfuerzo para adelgazar, motivo por el cual las personas gordas merecen “castigo” o rechazo. Discriminación lisa y llana.

La gordofobia es uno de los modos de discriminación más extendidos en la sociedad porque se piensa que es algo voluntario, pero, sobre todo, porque se cree que es algo indeseable y que, en nombre de la salud, todas las personas la deberían dejar atrás.

Por eso se explica que la gordofobia es una discriminación estructural y sistemática: la podemos encontrar en toda la sociedad y funciona de forma automática y sin ser cuestionada, ya que se piensa que atacar a las personas gordas o exigirles que tengan otra forma corporal es lo “normal”. Además, la gordofobia trae aparejado un enorme negocio para la corporación médico-farmacéutica hegemónica: la industria de la dieta que se basa en modelos imposibles y en el fracaso programado para seguir lucrando con cuerpos y deseos.

En el inicio del encuentro gritaron en alto “queremos conquistar los derechos que nos arrebataron, queremos vidas dignas de ser vividas, en igualdad, sin violencias ni patologización.”

#ActivismoGordo #GordesActivando

Por Yanina Waldhorn @yaniwald

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter