Autos eléctricos: ¿la solución?

Autos eléctricos: ¿la solución?

5Dic21 0 Por Tramas

Los datos sobre los efectos del calentamiento global son contundentes. Si no se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero, no hay futuro. ¿Será un aporte a la transición energética reemplazar los automóviles a nafta o gas-oil por los autos eléctricos?


La Agencia Internacional de Energía ha propuesto en un reciente informe que para 2035 no deberán venderse más autos con motores propulsados por combustibles fósiles. El cambio plantea una hoja de ruta que propone para 2030, que el 60% de todas las ventas deberán ser vehículos eléctricos, frente al 5% actual. Y que en 2040 se deben sacar de circulación todos los autos de combustión interna.
Lo que esta orientación no toma encuenta es que la construcción, el mantenimiento y la propulsión de un coche eléctrico demanda minerales que son escasos. Un coche eléctrico, necesita cobalto, grafito, litio, manganeso y tierras raras para sus baterías y motores. Estos minerales son recursos no renovables diseminados en unos pocos paises entre los que se destacan China, que posee el 70 de las tierras raras y tambien cobalto, Perú, Chile y Argentina que tienen mineral de cobre, litio y tierras raras y la República Democrática del Congo que tiene grandes reservas de cobalto. La existencia de esos minerales es finita, lo que permite anticipar que esa proyectada transición energética tiene patas cortas y que no llegará al conjunto de quienes necesiten usar un automóvil. Pero además, obtener esos minerales no le va a salir gratis a estos países ni a la humanidad. Es de suma importancia valorar que la extracción de esos minerales, genera daños en la salud humana y ambiental, porque afecta las nacientes de cursos de agua y contaminan napas y suelos, perjudica a las comunidades cercanas y a otras producciones de las economías regionales, alejando cada vez más la posibilidad de un modelo global de producción sustentable.
Es fácil ponerse de acuerdo en la necesidad de una transición energética, lo más complicado es acordar una dirección para hacer esa transición. Porque hay transiciones energéticas para para todos los gustos, colores e intereses económicos. Proponer que el problema se resuelve reemplazando el parque automotor existente por autos eléctricos se inscribe dentro de lo que consideríamos como una transición energética neoliberal o empresarial.
Estas propuestas no contemplan que, para empezar, en el mundo hay demasiados automotores y que esos vehículos están concentrados en los paises y clases sociales más ricas. La primera respuesta a este problema debería ser: menos automóviles y universalización del transporte público, eficiente y de calidad. Desde una perspectiva ecológica popular no hay transición energética posible, ni salida de la crisis de civilización, sin un relativo decrecimento que afecte a los más ricos globales y que disminuya la demanda de recursos naturales y la generación de residuos.

TRAMAS

Imagen. Excelencias del motor

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter