Articulación y debates para una alternativa política

Articulación y debates para una alternativa política

8Dic21 0 Por Julio Gambina

Este fin de semana del 4 y 5 de diciembre pasado, se realizó un debate que involucró en varias reuniones a militantes populares en torno a la situación política y la necesidad de construir alternativa política.

La actividad fue parte de plenarios realizados por la Corriente Política de Izquierda (https://www.facebook.com/Corriente-Politica-de-Izquierda-1738188566432639/), y por la articulación política que viene desarrollándose desde hace años en el denominado Nuevo Proyecto Político Emancipatorio (PPE) (https://nuevoproyectoemancipatorio.com.ar/).

El debate del PPE fue iniciado con un panel “Argentina ante la crisis”, animado por referentes de las agrupaciones que intentan aportar a la construcción de alternativa política, entre ellos, de Democracia Socialista, la Organización Revolucionaria Guevaristas, del PS de Río Negro y Neuquén, de Emancipación Sur y de la CPI.

Lo común en los plenarios (CPI y PPE) fue el diagnóstico compartido de la crisis económica, política, cultural y social que se vive en el país, en el marco de la crisis capitalista que amenaza a la civilización y a la naturaleza.

Necesidad de la alternativa política

Aludir a la crisis remite a la ausencia de una alternativa política popular, que aun, destacando el papel electoral de la izquierda (FITU), e incluso el descontento de sectores de la izquierda contenida en el Frente de Todos, existen amplios sectores de la sociedad argentina que demandan una expresión política de izquierda, plural y visible ante la sociedad y el movimiento popular.

Variadas intervenciones rescataron las expresiones de las luchas anticapitalistas contemporáneas, en el marco de la creciente lucha de trabajadoras y trabajadores, de los feminismos, de género y diversidades, de ecologistas y de variadas reivindicaciones, que demandan ser articuladas en una nueva síntesis política que contacte con la dinámica de las luchas y búsquedas por construir alternativa política en la región.

En los distintos momentos del debate de los plenarios se consideraron las recientes elecciones legislativas y el cuadro de situación del presente en el contexto de las negociaciones con el FMI, que consolidarán las líneas de ajuste que sufre la mayoría empobrecida de ingresos fijos.

La convocatoria reiterada apuntaba a la construcción de poder popular, por lo que se estimuló la necesidad de un gran frente de rechazo al FMI, contra el ajuste y las reaccionarias reformas estructurales en materia laboral y previsional.

Como parte de esa definición se convocó a marchar en conjunto con la “asamblea por la suspensión de los pagos y auditoria popular” en la movilización convocada en origen por el FITU para el 11 de diciembre próximo.

Quedo claro en los debates que el problema es la matriz productiva capitalista del país, que promueve una inserción subordinada a la lógica liberalizadora de las corporaciones transnacionales y en sintonía con los principales estados del capitalismo mundial y sus articulaciones en organismos internacionales, especialmente el FMI.

Varias exposiciones se concentraron en explicitar los cambios operados en el capitalismo, local, regional y mundial, que se expresa en una brutal ofensiva del capital contra el trabajo, la naturaleza y la sociedad.

Son cambios que se manifiestan en el plano político y cultural, con las novedades de avance electoral de propuestas radicalizadas hacia la derecha y la liberalización.

El debate atrajo la atención sobre temas polémicos relativos a si hay o no derechización de la sociedad; crisis de representación política e incluso de los partidos tradicionales, especialmente del peronismo. Las respuestas a esos interrogantes son parte del devenir de la construcción de alternativa política popular.

La correlación de fuerzas entre el campo de la dominación y las clases subalternas constituyó parte de las discusiones, concitando el interés sobre las formas de abordaje del debate ideológico, en contra y más allá de la hegemonía mediática y la manipulación propagandística, para ganar en densidad social y política en la perspectiva de un proyecto plural de izquierda que pueda disputar poder.

A 20 años del 2001

En ese sentido, a dos décadas del 2001, existe la convicción de un nuevo tiempo en la dinámica de la dominación capitalista y su representación, haciendo imprescindible la convocatoria a construir una propuesta alternativa que resignifique el proyecto de la izquierda anticapitalista, feminista, ecologista, antimperialista y por el socialismo.

Por un lado, el bipartidismo mutó a la realidad del bi-coalicionismo, en donde conviven fragmentos de los partidos tradicionales bajo los liderazgos del kirchnerismo y el macrismo. Ambos colectan el 75% de la votación en el marco de un ausentismo acrecido desde 1983.

Novedoso resulta la presencia de la izquierda con el 7% de la votación y un poco menos la ultraderecha, que preocupa en la perspectiva de ausencia de una alternativa popular masiva.

En otro sentido, no es poco lo acumulado en estas décadas por la organización y lucha de las trabajadoras y los trabajadores en diferentes ámbitos del movimiento popular, en sindicatos, territorios, en organizaciones de autogestión, culturales, sociales, que constituyen la base para pensar en alternativa política. Es el desafío que nos deja la derrota de los setenta y muy especialmente lo acumulado hacia la pueblada del 2001.

Luchas y movilizaciones suceden a diario, se sostuvo en los cónclaves (CPI y PPE), siendo evidente la ausencia de alternativa, espacio a intentar cubrir en diferentes escenarios de la lucha de clases, incluso el electoral.

Es cierto que la derecha potencia el descontento social con “la política” y “los políticos”, quienes no resuelven las demandas y necesidades cotidianas, por lo que se asumió el desafío de construir lo nuevo en términos alternativos, promoviendo la construcción social y política popular en contra y más allá del orden capitalista.

Homenaje a un imprescindible

En el marco de las actividades, desarrollada en el salón de actos de ATE y colmado con la presencia de militancia social y política se realizó un sentido y emotivo homenaje a Carlos Chile, fundador del Movimiento Territorial Liberación, MTL, dirigente de la CTA y fundador de la CPI, fallecido hace 5 años el 2/12/2016.

Sus compañeros del MTL de todo el país y de la Corriente Sindical que lleva su nombre recuperaron el legado de lucha y organización de un dirigente popular cuyo accionar se desplegó entre los “pobres de toda pobreza” como solía decir, en “ensayos de organización y lucha” contra el orden capitalista, por la liberación y el socialismo. Un acto que expresó el sentir colectivo de lo que hace falta construir en la Argentina.

Julio Gambina

Foto destacada Izquierda Diario

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter