El dudoso privilegio de pertenecer

El dudoso privilegio de pertenecer

8Dic21 0 Por Tramas

El presidente Alberto Fernández decidió participar en la Cumbre por la Democracia, una iniciativa de Joe Biden con implicancias geopolíticas.


Los días 9 y 10 de diciembre se desarrollará la Cumbre por la Democracia que es una iniciativa del presidente de Estados Unidos, Joe Biden donde se han invitado a líderes de distintos gobiernos del mundo . Según la convocatoria: “La cumbre se centrará en los desafíos y oportunidades que enfrentan las democracias y proporcionará una plataforma para que los líderes asuman compromisos tanto individuales como colectivos para defender la democracia y los derechos humanos en el país y en el extranjero”.
Detrás de estas palabras se esconde en realidad una propuesta de reagrupamiento de fuerzas para enfrentar a China y sus potenciales aliados. Además de la potencia asiática, la lista de los otros no invitados es elocuente: Rusia, Irán, Siria, Bolivia, El Salvador, Perú, Honduras, Venezuela, Nicaragua, Cuba, y otros países del mundo considerados poco amistosos con Estados Unidos. En Medio Oriente solo fueron invitados Israel e Irak. Esta iniciativa está en línea con otras propuestas de Biden como es el boicot a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebrarán en China.
La aceptación de la invitación por parte del gobierno de Alberto Fernández se hace en un momento de cierre de negociaciones del acuerdo con el FMI, sin que el gobierno estadounidense se haya hecho cargo que presionó a ese organismo para que otorgara un préstamo al gobierno de Macri en condiciones totalmente irregulares.
El giro conservador asumido por el gobierno argentino después de las derrota electoral en las PASO empieza a expresarse también en relaciones internacionales. La jugada de salir de una posición de neutralidad en el conflicto sino-estadounidense es riesgosa porque China es el principal comprador de nuestras exportaciones agropecuarias y ha ido creciendo en influencia al posicionarse como gran potencia mundial. El papel de liderazgo regional que Nestor Kirchner asumió enfrentando al ALCA, queda desvirtuado por Alberto Fernández que sacrifica a aliados como Bolivia y corre a sumarse a la invitación del Amo del Norte en compañía de personajes nefastos como Jair Bolsonaro, Sebastián Piñera y Guillermo Lazo.
Decisiones como ésta, aportan a que Argentina tenga el dudoso privilegio de pertenecer a la lista de “países amigos de Estados Unidos”. No es ninguna novedad. Menem lo hizo.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter