Cosas del laburo

Cosas del laburo

25Dic21 0 Por Héctor Zuñiga (Panini)

En el “Doce”, a la altura de Las mesadas, a poco de entrar a los Valles suceden cosas que te dejan la jeta partida como Yacaré de los Esteros.

COSAS DEL LABURO
Toma mate y entérate, viejita el’ agua. Aún estás a tiempo si es que todavía no lo has hecho.
En el “Doce”, a la altura de Las mesadas, a poco de entrar a los Valles suceden cosas que te dejan la jeta partida como Yacaré de los Esteros.
Sino, fíjate.
Sin fueros ni padrinos que valga, el día de ayer, Alejandro Toscano (un caporal) vino a sudarla al lado mío, por lo tanto, ocupado su tiempo, no rompió las bola como nos tiene acostumbrado junto a su entrañable amigo Hugo Veliz (el famoso Pantera) su segundo al mando. Hasta se hizo ver con una gaseosa. Puta, casi que me largo a llorar de la emoción.
Qué laburamos, sí, sí, como no. Claro que laburamos metiendo pata para llenar la mayor cantidad de bandejas, como tiene que ser. De eso se trata; ganar el mango. Aunque uno se haga añico y se rompa el alma manoteando el fruto maduro, la ganancia nunca alcanza para mantener una familia.
Malditos, mil veces malditos los políticos de mi país que nos arrastraron a la miseria y al descontrol con sus ideas de dádivas y prebendas.
Me dirán pesimista por admitir que no veo futuro ni cambio en la manera de razonar. Un zángano saldrá del poder y entrará otro sucediéndolo, pero no para cambiar, sino para empeorar.
Más vale refrescar mi memoria en lo acontecido ayer con toscanito, que desde que pisa una iglesia evangélica anda hecho una seda. Es mucha la tela para cortar con el tema de la religión. Y mi respeto es grandísimo con el que busca de Dios. ¿Te lleva al cambio esa búsqueda? Sí, yo creo que sí. Si buscas a corazón abierto, cambias. De otra forma no.
Tengo unas pruebas fotográficas de lo de ayer y pruebas fotográficas de hoy para respaldar este escrito y lo subo al Facebook, todo juntito. Por un lado agradeciendo a la hermana de Mariana que perdió un poco de su tiempo para retratarnos en el momento justo de la labor y al famoso Pantera que también hizo lo mismo pero el día de hoy cuando entregué las bandejas y procedí a retirarme por la lluvia que caía copiosamente. No me importó un comino la opinión de Centeno, jornalizador de la finca, ni del famoso binomio para marcharme bajo la lluvia en dirección al coche “del mala vida de melón Rodríguez”. Ahora sí, que se haga agua el helao. Total no me asustan penas mientras tenga espíritu sano.
Panini 16/11/21 Acheral – Tucumán

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter