Yo te había jurado que ya no robaría

Yo te había jurado que ya no robaría

27Dic21 1 Por Federico Sylvester

Muchos aseguran que el peor enemigo dentro de una cárcel es el tiempo, tal vez por ello el documental que nos cuenta e ilustra sobre el único festival de rock llevado a cabo en este país dentro de un penal, haya tardado 28 años en obtener la libertad.

El año 1993 tiene mucha significación a nivel personal con respecto a la música, fue el año en el cual decidimos formar nuestra propia banda de rock en Córdoba. Nuestro primer ensayo fue el sábado 29 de mayo (tal vez casualidad, tal vez mucha causalidad) y apenas unos meses más tarde, una helada mañana del 17 de agosto, se desarrollaba un hecho único y absolutamente irrepetible en la historia del rock argentino. Siete bandas de heavy metal y punk rock llegaban hasta una de las cárceles peor vistas y de mayor seguridad del país. El Penal de Olmos fue inaugurado en el año 1939, para albergar a 1300 detenidos y en la actualidad cuenta con 2800, son seis pisos de calabozos, y como si resultara poca la dureza de estos números, el 5 de mayo de 1990 se produjo la peor tragedia dentro de un penal, allí murieron 35 presos, de un pabellón de buena conducta y a punto de quedar en libertad, como consecuencia de un fatal incendio.

Allí, en ese lugar, con esos antecedentes, casi como un nuevo delito que debía ser juzgado se ingresaron amplificadores, consolas, instrumentos, cables, sujetos pelilargos, camperas de cuero, y sobre todo canciones con letras antipoliciales, antirrepresivas, y provocadoras. En el documental en cuestión, llamado Radio Olmos, es posible adentrarse en algunos detalles a los que en aquel año 1993 no hubo acceso. En mi caso, además de seguir ensayando, cada tanto podía compra algún cd, y uno de ellos fue el registro en audio de ese recital. Una joya que aun hoy conservo y suelo volver a mirar el booklet (el librito dentro del cd con fotos, info, y datos que a los melómanos nos enamoran) para intentar dimensionar lo que ese día sucedió. Bandas que ya no existen, otras que se disolvieron y dieron origen a otras y bandas que todavía siguen su camino juntas. Estuvieron sobre el “escenario” Lethal, Hermética, A.N.I.M.A.L, Massacre, Pilsen, Attaque 77 y una banda británica, llamada UK Subs, o sea los subversivos del Reino Unido, quienes por ejemplo criticaban duramente a Margaret Thatcher.

Es increíble la actitud de los músicos antes de ingresar, dentro del colectivo, algunos durmiendo, otros haciendo chistes y riendo. Pero una vez que ponen un pie dentro del Olmos sus rostros cambian y la incertidumbre y las preguntas comienzan a flotar en un ambiente mucho más heavy y punk que donde ellos se mueven cada fin de semana. No hay tachas, ni crestas ni vino en cartón; hay miradas, gritos, señas, y un lenguaje desconocido. Esto es pesado en serio, no es una postura.

Radio Olmos es un documental que 28 años más tarde nos hace tomar dimensión de muchas cosas. Primero de lo difícil que resulta organizar algo de esta envergadura dentro de una cárcel, segundo de la enorme diferencia entre suponer e imaginar cómo es la vida tras las rejas y realmente vivir tras las rejas, y tercero, sobre el rol de un elemento que siempre se ha encargado de derribar barreras, de unir, y de pacificar, hablo de la música. En este caso el rock.

Desfilaron sobre el escenario temas como Cráneo Candente, Robo un auto, Sucio y desprolijo, Represión, Cop Killer (una locura total y hermosa), Espadas y serpientes, y un permanente sentimiento de agradecimiento y complicidad entre músicos y presos. El documental es el testimonio visual de todo ello, es poder poner en imagen todo lo que durante 28 años dejamos librado a nuestra imaginación.

Para quienes en el 93 no hayan nacido, para quienes eran niños, para quienes eran jóvenes con una banda de rock como en mi caso, o para quienes desconocían que una vez hubo un recital dentro de una cárcel, Radio Olmos es una película que debe ser vista, eso sí, tranqui desde tu celular, o sentado en la compu, no hace falta una requisa para ingresar o un maltrato por parte de un guardiacárcel.

El documental Radio Olmos está disponible en cont.ar hasta el 30 de diciembre.

Federico Sylvester

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter