Causas armadas: Casación anuló el juicio que condenó a perpetua a Marcos Bazan

Causas armadas: Casación anuló el juicio que condenó a perpetua a Marcos Bazan

29Dic21 0 Por Tramas

Ayer martes, el tribunal de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires anuló el fallo por el femicidio de Anahí Benítez y ordenó que se realice un nuevo juicio. Los familiares y amigos de Marcos Bazan que había sido condenado a cadena perpetua denunciaron durante años que se trató de una causa armada por la policía y sectores de la Justicia.


Anahí Benitez era una joven de 16 años que fue retenida, drogada, violada y estrangulada en agosto de del 2017 dentro de la reserva Santa Catalina de la UNLP de Lomas de Zamora. El caso, que tuvo enorme repercusión mediática, se caracterizó desde el principio por la intervención irregular de la policía que debía investigarlo. Primero detuvieron a un profesor de Matemáticas con el que Anahi tenía buen diálogo, a quien tuvieron que dejar de libertad porque no había posibilidad alguna de involucrarlo en el caso. Después detuvieron al joven, Marcos Bazan, que vivía en la reserva, que según la policía era sospechoso porque fumaba marihuana, plantaba hongos y parecía medio hippie.
La desprolija intervención de la policía bonaerense determinó que fuera apartada del caso. El problema se agravó tiempo después cuando la Policía de Caba identificó a otro sospechoso, Marcelo Villalba, que tenía el celular de Anahí, antecedentes de violencia con mujeres y abuso sexual y su material genético se encontró en el cuerpo de la joven asesinada. Frente a la evidencia que habían encontrado al asesino, la cuestión era qué hacer con Bazán quien había sido presentado a la opinión pública por la policía y la justicia como el autor del hecho. Liberar a Bazan significaba reconocer que habían agarrado a un perejil. Este dilema lo resolvieron asociando a los dos imputados sin prueba alguna de que se conocieran. Y lo hicieron en un juicio amañado que en el día de ayer fue declarado nulo por el Tribunal de Casación. En noviembre de 2020, este armado ya habría sufrido un primer traspié. Una nueva pericia había determinado que Marcelo Villalba, al que se había declarado inimputable por motivos psiquiátricos, determinó que está en perfectas condiciones de imputabilidad.
El fallo del tribunal de Casación es contundente. Ordenó un nuevo juicio ante un nuevo tribunal; anuló las seis investigaciones por falso testimonio iniciadas contra testigos de la defensa por considerarlas argumentos de presión de parte del TOC 7; dispuso que se revisara la situación de detención de Marcos Bazán; y ordenó que Marcelo Villalba, el otro imputado que permanece detenido, y que había sido apartado del juicio por orden del TOC 7 por considerarlo ininmputable, fuera convocado al nuevo juicio.
Como suele ocurrir en estos casos la intervención de un Tribunal de Justicia Superior no fue automática. Apelado el fallo que condenaba a Marcos Bazan, familiares y amigos del detenido se movilizaron a Tribunales y consiguieron que el juez Daniel Corral revisara la causa. Y lo que encontró fue un verdadero disparate jurídico que le puede costar caro a quienes pusieron la firma. Por las dudas, uno de los jueces intervinientes en este bochorno, Roberto Adolfo Wenceslao Lugones, ya pidió la jubilación.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter