Mostrando la hilacha

Mostrando la hilacha

29Dic21 0 Por Hugo Antonio Blasco

El ex ministro de Trabajo durante la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal manifestó su deseo de contar con una “Gestapo” orientada contra el movimiento sindical, una declaración que no cabe interpretar como un exabrupto aislado.

En los últimos tiempos, hemos escuchado y leído acerca de las bondades de la iniciativa privada, de la apertura y desregulación de la economía, como asimismo duras críticas a los “excesivos y abusivos derechos” de las y los trabajadores activos y definiendo por otro lado lo gravoso e insoportable que resultaría la existencia de un sistema previsional que garantizara una vida digna a jubiladas/os y pensionadas/os. Resaltan, además, el rol nefasto del Estado y lo “virtuoso” de renegar de la soberanía nacional, entre otras perlas como ser la apología del patriarcado, la xenofobia y el racismo.

Sin dudas la reiteración de esos discursos es una forma más que adopta la permanente ofensiva del capital sobre el pueblo pretendiendo imponerle el sentido común de las clases dominantes.

Personajes más parecidos a bufones del rey que a políticos de fuste vienen ocupando enormes centimetrajes en publicaciones y horas de radio y televisión. Repitiendo mecánicamente los discursos sistémicos y antipopulares propios de los Pinedo, Alsogaray, Krieger Vasena, Martínez de Hoz, Cavallo.

El principal objetivo de estos mercenarios es “explicar” las bondades del mercado y lo virtuoso de aceptar resignadamente que la calidad y dignidad de la vida del pueblo no valen nada.

Sus mandantes lo exigen.

Pero no contentos con eso, otras y otros empleadas y empleados del poder real llevan a cabo tareas más “incómodas”, por llamarlas de alguna manera. Entonces surge el video de la reunión de funcionarios provinciales de María Eugenia Vidal, entre ellos el ex ministro de Trabajo provincial Marcelo Villegas y el intendente de La Plata, Julio Garro.

Recurrir a figuras como la Gestapo, así sea figuradamente, habla a las claras del nulo compromiso democrático de estos nefastos personajes. Esa organización criminal nazi operó espiando, secuestrando, torturando, asesinando al servicio del régimen liderado por Adolf Hitler.

Entre sus principales adeptos en la Argentina figuran muchos integrantes de la dictadura genocida instaurada en 1976. La pregunta es si los dichos de Villegas, respaldados por el intendente de La Plata y del resto de presentes en dicho cónclave, fueron una lamentable “ocurrencia” o si por el contrario desnuda claramente el perfil ideológico de estas personas.

Siempre las organizaciones de las y los trabajadores han estado bajo la lupa de los diferentes gobiernos para controlarlos, para saber en qué andan. Y en este sentido los “cambiemitas” han demostrado tener un celo muy particular sobre la cuestión a punto tal que se espiaban (se espían) entre ellos.

A las y los trabajadores no nos llama la atención que nos espíen. Es más, casi el 70 % de las y los detenidos desaparecidos víctimas de la dictadura cívicomilitar eran integrantes de organizaciones sindicales (delegados, integrantes de conducciones, militantes de base) y sus verdugos muchísimas veces contaron con la activa colaboración de muchos empresas/ empresarios. Hubo numerosos lugares de detención clandestinos en establecimientos fabriles.

Para no abundar más, ¿hace falta explicar la relación política-ideológica entre aquellos hechos del 76/83 y los conceptos vertidos por Villegas?

Señalar el avance de conductas fascistas no es paranoia. Es una realidad que debe ser expuesta claramente y combatida sin dudas, tanto política como penalmente, si correspondiere. El pueblo y sus organizaciones son quienes deben salir al cruce de estos nostálgicos del terrorismo de Estado, desenmascararlos y condenarlos Se está a favor o en contra. Se está con la libertad y la democracia popular o se está con la dictadura del capital y sus voceros políticos y mediáticos.

Una vez más se nos aparece advirtiéndonos esa gran película de Ingmar Bergman que es “El huevo de la serpiente”.

Tenerlo presente.

Hugo Antonio Blasco

Mesa Coordinadora de Jubilados y Pensionados

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter