EE.UU nos manda un nuevo embajador

EE.UU nos manda un nuevo embajador

5Ene22 0 Por Tramas

Ya está todo listo para la llegada al país del nuevo embajador de Estados Unidos en Argentina, Marc Stanley. Ha jurado su nuevo cargo y tuvo en los últimos días una entrevista con el representante de nuestro país en Washington, Jorge Argüello.

Hombre del partido demócrata, hay sin embargo señalamientos de que tiene cierto perfil “trumpista”. “Arrogante” y “despectivo” son algunos de los adjetivos que se le han aplicado.

Con motivo de la audiencia en el Senado de su país para defender su designación, el diplomático pronunció una frase que resonó con fuerza: “La Argentina es un hermoso autobús turístico al que las ruedas no le están funcionando”. Y a partir de allí destacó la enorme deuda con el FMI y la necesidad de que el gobierno elabore “un plan macro” para devolverla.

Nada diferente a las pretensiones del Fondo  Monetario Internacional, organismo en el que la participación estadounidense tiene un peso fundamental: Políticas de ajuste para garantizar excedentes destinados al pago de la deuda.

En esa misma ocasión no se privó de formular críticas a la política exterior argentina. Lamentó que el país no se haya unido a EE.UU “para presionar por reformas significativas en países como Venezuela y Cuba”.

Asimismo manifestó su propósito de desarrollar acciones para que no se incremente la influencia china en nuestro país. Mencionó incluso la necesidad de poner freno al ingreso de la tecnología de comunicaciones “5G”

Anular cualquier dejo de autonomía en las relaciones internacionales es otro objetivo permanente de la superpotencia. Stanley contribuirá en lo que pueda contra algún impulso de Argentina para tomar sus propias decisiones.

En cuanto a los antecedentes del nuevo embajador, es un abogado especializado en derecho civil. La nota destacable es que conjuga sus actividades profesionales con una continuada actuación vinculada a la comunidad judía norteamericana. En la misma presentación ante el Senado manifestó su compromiso con la causa de “un Estado de Israel más seguro”.

Esas manifestaciones revelan a un lobbysta a favor de las políticas racistas y colonizadoras del poder israelí.

La influencia del embajador de turno de EE.UU necesita ser contextualizada. La representación diplomática es sólo un ariete más entre las múltiples formas de la gran potencia del norte a la hora de ejercer influencia sobre nuestro país.

Allí están los representantes de multinacionales con intereses en Argentina, agrupados en la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AMCHAM). También las múltiples agencias de defensa, seguridad e inteligencia del gobierno norteamericano que mantienen vínculos con sus “pares” en nuestro país para dictarles sus políticas.

Apenas más indirecta, se despliega la influencia estadounidense en los diferentes organismos internacionales. No sólo el FMI, también el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo cuentan con una incidencia determinante en las respectivas entidades.

Stanley reúne las cualidades básicas para ser un “socio” activo de los dueños del capital más concentrado y de los demás poderes fácticos que giran en su órbita. Cabe prever asimismo que será un agente eficaz a la hora de recordarle al gobierno argentino sus “deberes” en materia de  “libre comercio”, “respaldo a la iniciativa privada” y “combate contra las dictaduras”.

Se harán mutuo eco con los grandes empresarios los medios de comunicación dominantes y una dirigencia política que, a ambos lados de la “grieta”, cultiva  la subordinación a Estados Unidos como una “política de Estado” fuera de toda discusión.

Daniel Campione en Facebook

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter