Manuel Sacristán, marxismo, ciencia y ecología

Manuel Sacristán, marxismo, ciencia y ecología

11Ene22 0 Por Daniel Campione

Un libro publicado hace muy poco  aporta  al mejor conocimiento en Argentina de un importante pensador marxista que supo unir su reflexión teórica con el combate político.

Ariel Petruccelli/Salvador López Arnal

Antología esencial de Manuel Sacristán Luzón

Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Editorial Marat, 2021

384 páginas.

Este libro constituye un aporte sustancial al conocimiento del que suele ser considerado como el mayor teórico marxista de España en el siglo XX.

Es particularmente valioso que el estudioso catalán sea editado en nuestro país. Hasta ahora su pensamiento sólo había tenido circulación fluida en nuestro medio a través de su estudio preliminar de una excelente antología de escritos de Antonio Gramsci. También se vio en las librerías porteñas su biografía del pensador sardo, El orden y el tiempo. Ambas eran ediciones producidas fuera de nuestro país.

Ofició de algún modo de “adelanto” de esta publicación un importante libro aparecido el año pasado, editado por IPS bajo el título Althusser y Sacristán: Itinerario de dos comunistas críticos. Allí, mientras Juan Dal Maso se dedicó al pensador francés, Petruccelli efectuó un ajustado análisis de la actuación y pensamiento del catalán.

Además de un teórico de fuste, Sacristán fue un empeñoso militante político. Durante bastante tiempo tomó parte en el Partido Socialista Unificado de Cataluña, del que se alejó en sus últimos años. (Murió en 1985 con sólo 60 años). Su lucha continuó en la adhesión activa a movimientos antinucleares y ecologistas. Parte de su trayectoria como intelectual y militante se desenvolvió en los años del franquismo, entre censuras y persecuciones.

Esta selección de textos incluye intervenciones variadas, con destaque para las desgrabaciones de conferencias dictadas por Sacristán, que se aclara en más de un caso que no han podido ser revisadas por el autor. Se ha mantenido la frescura de la oralidad y se tomaron incluso los jugosos intercambios entre conferenciante y oyentes.

El lapso que abarcan los escritos seleccionados va de 1964 hasta poco antes de la muerte del autor, con predominio de los producidos a lo largo de la década de 1970.

Sacristán entre la ciencia y la política.

El enfoque de Marx y el marxismo acerca del pensamiento científico ocupa un lugar destacado en el volumen. Asimismo se incluye un capítulo sobre el pensamiento de Friedrich Engels en el Antidühring y otro sobre la dialéctica.

También hay una extensa sección sobre el trabajo científico y la noción de ciencia en Marx. El que da lugar a una reflexión crítica sobre las visiones epistemológicas, desde la filosofía clásica al cuestionamiento de algunos de los posicionamientos de Marx en ese campo.

Cobra particular relevancia el “ajuste de cuentas” con la influencia hegeliana en el pensamiento de Marx. Sacristán hace esa crítica sin por eso establecer hiatos terminantes entre etapas “científicas” y “precientíficas” en el pensamiento marxiano, tal como en su época se había puesto en boga, con Louis Althusser al frente.

En cuestiones más específicamente políticas tienen un lugar las consideraciones del filósofo catalán sobre la ecología en el pensamiento de Marx, además de textos críticos en torno a al eurocomunismo y el stalinismo.

Se incluyen dos intervenciones acerca de temas ecológicos. Se ha dicho que introdujo las ideas del “ecosocialismo” aún antes de que el término existiera. Realmente llama la atención el frontal cuestionamiento que hace de cierto culto al “desarrollo de las fuerzas productivas” en parte de la tradición marxista, que la volvía indiferente a los daños producidos por un enfoque que idolatraba la industrialización a como diera lugar.

En la misma línea se inscribe un análisis acerca del rol de la ciencia en las sociedades contemporáneas, con un necesario cruce con los temas ecológicos y la debida atención a los quebrantos materiales y humanos que puede generar un desarrollo científico librado a su propia lógica.

Resulta atrayente el texto sobre eurocomunismo. En el mismo Sacristán argumenta con claridad, precisión y cierta carga irónica. Acomete en particular contra la ilusión de una “transición al socialismo” sin resistencia de la clase capitalista y por lo tanto sin violencia.

El catalán defiende la concepción tradicional de revolución e incluso la necesidad de la dictadura del proletariado (mientras sea genuina y no una dictadura “sobre” la clase). Queda allí en claro que Sacristán siguió siendo un revolucionario y que su ruptura con el comunismo español se decantaba con claridad hacia la izquierda. En impugnación a la “socialdemocratización” vergonzante que practicaban los partidos comunistas de Europa Occidental.

Su análisis a propósito del stalinismo aporta asimismo elementos interesantes. El catalán se resiste a la moda de equiparar al “leninismo” con el dominio de Stalin, al que distingue por su total despreocupación por las cuestiones teóricas y  su utilización del nacionalismo ruso para ganar la fidelidad de la población soviética. Y por supuesto, por la masacre que hace de la “vieja guardia bolchevique”, que se extiende luego a millones de ciudadanos de su país.

Quien esto escribe echó en falta algún texto sobre Gramsci en la selección efectuada. Es posible que su ausencia tenga que ver con que son justamente escritos de Sacristán sobre el comunista sardo los que más han circulado en nuestro país, como ya hemos consignado.

Los compiladores realizaron una tarea prolija y eficaz, con una esclarecedora presentación y un amplio bagaje de “notas del editor” entre las que destacan las que vinculan los textos transcriptos con otras producciones del autor no incluidas en la selección.

La Editorial Marat suma con esta publicación un título relevante a su ya nutrida producción en torno al pensamiento de izquierda y de crítica radical en general.

Daniel Campione en facebook

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter