Precios ¿cuidados?

Precios ¿cuidados?

11Ene22 0 Por Tramas

Se ha arribado a un nuevo acuerdo de “Precios Cuidados”. Alcanza sólo a una porción de los bienes que consume la mayor parte de la población y sólo tendrá una vigencia de tres meses, transcurridos los cuales se pasará a un esquema de aumentos controlados.

La inflación es uno de los más graves entre los variados males que aquejan a la situación económica de la mayoría de lxs argentinxs. Entre otras cosas permite a lxs empresarixs apoderarse de parte del ingreso de los trabajadorxs,  ya que los sueldos sólo se recomponen a a posteriori de sufrir los incrementos de precios. Y en muchos casos no alcanzan a compensarlos.

El continuo aumento de los bienes más básicos es un factor central a la hora de que incluso familias que cuentan con ingresos regulares caigan en la pobreza. Esa situación se afianza en el caso de lxs trabajadorxs precarizados, que están por fuera de los mecanismos de recomposición de los salarios que sí tienen quienes están cubiertos por los convenios colectivos.

Mientras tanto el gobierno continúa con las inagotables tratativas con el Fondo Monetario Internacional, en las que se busca el acuerdo acerca de cómo seguir depredando el nivel de vida popular para beneficio de lxs acreedores externos.

En los últimos días ha transcurrido otro tipo de negociaciones, esta vez entre funcionarios gubernamentales y los dueños o gerentes de grandes empresas que actúan en el mercado de bienes de consumo masivo. Lo que comprende en primer lugar a alimentos y bebidas y asimismo a artículos de limpieza e higiene personal.

Los precios, entre cuidados y descuidos

Se trata de implantar un acuerdo de precios que reemplace al “congelamiento” que rigió desde antes de las elecciones y que acaba de vencer.  Esta vez no se establece mediante una resolución de la secretaría, tal como se hizo en el pasado mes de octubre, sino a través de un pacto voluntario, concluido después de que ambas partes se reunieron varias veces a conversar el tema.

Estuvieron sentados con los funcionarios representantes de Arcor, Coca Cola, Molinos Río de la Plata, Procter & Gamble y otros exponentes de la oligopólica configuración del mercado de bienes básicos de consumo en nuestro país.

Lxs empresarios han llegado a buen puerto en estas negociaciones. Su principal interlocutor, Roberto Feletti, el secretario de comercio interior ha dejado de ser la “bestia negra” que pintaban los empresarios hasta hace poco, ya que se ha llegado a un amable consenso.

El núcleo de la nueva fijación de precios es el establecimiento de una renovada “canasta” de artículos cuyos precios permanecerán fijos durante el próximo trimestre. En la novedad de esa “canasta” se encuentra una de las claves de la cordial entente entre funcionarios y representantes de las grandes empresas. Se trata de que muchxs artículos “de primera línea”, los más conocidos y comprados por el público, no estarán incluidos.

Como un ejemplo entre muchos posibles, La Serenisima consiguió excluir a su marca “insignia”, la que lleva el nombre de la empresa, para reemplazarla por la de “segundo nivel”, La Armonía. Otro caso fue el de la cervecería Quimes, que consiguió sacar de la lista algunos de sus productos más vendidos.

La Serenísima va a tu casa - Tienda Oficial

El total de artículos abarcados por el control de precios será de 1320, lo que significa una pequeña proporción del total de bienes ofertados en supermercados y almacenes. El valor del resto de los bienes por fuera de la lista será fijado por las empresas con plena libertad.

La fijación de esos precios sólo se extenderá por un trimestre. Transcurrido ese lapso, los valores irán ajustándose a razón del 2% mensual como tope máximo.

El contexto inflacionario está dado por una estimación en torno a 3,5% para el mes de diciembre y un par de décimos más arriba para el actual.

Dadas las características y limitaciones de esta “canasta” de “precios cuidados” todo hace pensar que la inflación seguirá golpeando a los ingresos populares. A costa de que los grandes conglomerados de la producción y comercialización de los “bienes de consumo” sigan con la obtención de muy elevados niveles de ganancias.

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter