La historia de las/los trabajadores y las izquierdas

La historia de las/los trabajadores y las izquierdas

23Ene22 0 Por Daniel Campione

Un centro dedicado a este tema ha desarrollado una vasta producción, con generalizado reconocimiento tanto en el ámbito académico como de un público más amplio. La publicación de una revista y la edición de una colección de libros acompaña y potencia esa labor.

El Centro de Estudios Históricos de las/los trabajadores y las izquierdas (CEHTI) es una entidad que desarrolla una vasta labor en el campo de la historia de la clase obrera y de los movimientos sociales y políticos que procuran expresarla. Para conocer mejor la labor de ese centro nos hemos entrevistado con dos de sus integrantes, Mercedes López Cantera y Martín Mangiantini.

Tramas -Si tuvieran que explicarle a alguien sin relación directa con la historiografía qué es y qué hace el CEHTI en unas pocas líneas, ¿cómo lo harías?

Por empezar, se trata de un centro de formación, producción y difusión con eje en la historia de la clase obrera y de las izquierdas. Esto quiere decir que reúne a un conjunto de investigadores/as, muchos de ellos/as formados y otros/as en formación, dedicados al estudio de las diversas temáticas desde las cuales se abordan esos dos grandes ejes: el desarrollo de organizaciones partidarias o gremiales, la historia del marxismo, la conformación de identidades políticas, distintos procesos de luchas, la represión sufrida por el Estado y las patronales, los vínculos de las izquierdas con otras expresiones políticas, los roles de género y la teoría de la reproducción social. Es decir, esta variedad de estudios (que es aún más extensa) representa el enfoque interdisciplinario, el cruce que buscamos entre la historia, la sociología y otros aportes de las humanidades y las ciencias sociales, a partir del cual se pueda reconstruir una historia de los y las trabajadores/as y las izquierdas.

El CEHTI fue creado en el año 2016, de la mano de Hernán Camarero, director del mismo y de la revista Archivos de historia del movimiento obrero y la izquierda, que precedió al Centro y fue una base fundamental para que este proyecto luego se desarrollara y consolidara. Con esto nos interesa destacar que el centro es un proyecto que viene gestándose de larga data; es una conclusión de diversas experiencias y al mismo tiempo, un punto de partida. Desde sus comienzos, mantiene su independencia tanto institucional como económica, es decir, se creó de manera autogestiva, con el objetivo de generar un espacio que forme, produzca y divulgue producciones académicas con la perspectiva que hemos comentado. Fue así que nos instalamos en nuestra querida sede de Rodríguez Peña 336, pleno centro de la ciudad de Buenos Aires, el mismo 1° de julio del año mencionado, en la que hemos desarrollado conferencias, paneles, presentación de libros y revistas, dictado de talleres y seminarios tanto internos como para un público más amplio. También es allí donde funciona nuestra biblioteca y hemeroteca, de casi 5000 volúmenes, cuyo acceso al público – libre y gratuito – ahora se ve afectado por las condiciones que imponen las restricciones por el Covid 19.

Tramas– Hasta no hace tanto tiempo la historia del movimiento obrero y de la izquierda no parecía estar entre los centros de interés de la historiografía académica de nuestro país ¿Hasta qué punto eso se ha modificado y, de ser así, qué papel jugaron el CEHTI y la revista  Archivos en ese cambio?

Hacer un balance de la reciente producción académica dedicada al movimiento obrero y a las izquierdas es arduo y nos conduce a pensar en los comienzos de este siglo, ya poco más de dos décadas, como un punto de inflexión en relación a la década de 1990, incluso desde la segunda mitad de los años ochenta, donde el ámbito académico expresó una actitud reactiva hacia a estas temáticas a partir de la denominada “primavera democrática” a nivel local como la caída del llamado socialismo real en el plano internacional. A fines del siglo pasado sin dudas hubo un repliegue, aunque algunos/as investigadores/as en un escenario adverso mantuvieron su interés generando aportes valiosos. Lo que en esos años se vio fue, ante todo un rechazo muy fuerte a la historiografía marxista, que acompañó ese escenario.

Con los inicios del siglo XXI, esa tendencia se modificó. Creemos que las consecuencias de la crisis que rodeó a 2001 fue un factor de importancia en ese sentido. La organización de trabajadores y trabajadoras, sus orígenes, las identidades clasistas motivadas por las diversas expresiones de izquierda, fueron intereses que cobraron otro peso en la “agenda” de investigaciones en las universidades y profesorados públicos.

Ese fue el contexto que, tras años de maduración de múltiples grupos de estudio, impulsó la fundación de la revista Archivos de Historia del Movimiento Obrero y la Izquierda en 2012. Retomando las palabras de la primera editorial, su creación fue un reto. Por partida doble: por un lado, el desafío de una publicación en papel, autogestiva e independiente; por otro, una revista científica, con enfoque interdisciplinario, que aborde desde la historia social, política, de género, cultural e intelectual al movimiento obrero y a las izquierdas, cuya historia además de extensa es de una riqueza y una diversidad que exige justamente este diálogo permanente entre esferas de análisis que muchas veces aparecen compartimentadas.

Creemos que la experiencia de Archivos colaboró en reafirmar la identidad de estos estudios, una identidad que ya contaba con una importante tradición en la investigación en Argentina. En esa línea es que nos propusimos crear el CEHTI en el 2016: un espacio de formación y producción, que reiterase el carácter independiente de nuestra revista. Todo ello comprendido dentro de lo que siempre mencionamos, casi un lema: “rendir tributo a lo mejor de la tradición historiográfica de izquierda”, con mirada crítica y rigurosidad científica. Y por supuesto, manteniendo el compromiso con las causas emancipatorias. En resumen, no divorciar lo académico de lo político.

TramasArchivos está muy cerca de los 20 números publicados y de una década de continuada existencia. Y esa permanencia va acompañada por una generalizada consideración acerca del elevado nivel de la revista. ¿Qué balance harían de esos logros?

A riesgo de sonar optimistas, pero sabiendo que sin ello no se corren riesgos, el balance es muy positivo. Entendemos que la consideración favorable que existe en general alrededor del alto nivel de la revista responde a varios factores. Por un lado, a lo largo de casi veinte números publicados, Archivos contempló la publicación de un variado repertorio de enfoques en torno a la clase obrera y a las izquierdas desde múltiples perspectivas. Las miradas en clave de género, la esfera cultural y artística, el mundo intelectual, las construcciones partidarias que habitaron en el seno del mundo del trabajo, las sociabilidades, las ofensivas represivas contra la clase, entre otros muchos tópicos más, dieron cuenta de la multiplicidad de medios posibles para tratar esta problemática evitando recaer en líneas monolíticas de análisis. Por otro lado, es una virtud de la revista destacada y muy reivindicada por nosotros la enorme variedad de perspectivas de análisis y paradigmas divergentes de los autores y las autoras que publicaron en la revista, pertenecientes a variados espacios académicos, universitarios e intelectuales.  Desde el primer número, una característica que tuvo la publicación fue evitar “cocinarse en la propia salsa”. En Archivos se encuentran voces diversas en los propios dossiers e incluso hemos logrado sostener en algunos números una sección de “debates” para dar cuenta de modo abierto y franco de determinas polémicas existentes alrededor de un tópico o concepto.

Ahora bien, Archivos es una construcción que no puede desentenderse ni del trabajo constante que implica ni de otros proyectos con los que se encuentra directamente relacionada. Entre estos últimos además del CEHTI, organizamos las Jornadas Internacionales de Historia de los/as trabajadores/as y las izquierdas que se han realizado en 2015, 2018 y 2021, con el aval de la Universidad de Buenos Aires y recientemente también de la Universidad Nacional de Rosario. Su enorme crecimiento e inserción en el mundo académico es producto de ser generadora de estos espacios de debate/producción, como del reconocimiento que fue teniendo dado sus contenidos.

En lo particular de la revista, esto no lo decimos solamente en términos de cantidad y variedad (haciendo una cuenta rápida, son más de doscientos artículos los publicados en los 19 números de estos casi 10 años), sino contemplando el riguroso proceso de evaluación interna y externa, la edición y el diseño de cada número. Mención aparte merece que siempre ha sido una publicación en papel, que sostenemos autogestivamente desde el inicio de la revista, a la que ahora se suma su versión digital posibilitando una mayor difusión, incluso más allá del plano local. Todo ello nos ha hecho ganar un nombre no solo entre especialistas sino en el ámbito de la producción de las humanidades y ciencias sociales. Sin contar la incorporación al Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas del CONICET y a otras bases y catálogos internacionales, que en su conjunto constituyen las más altas indexaciones y reconocimientos nacionales e internacionales.

Tramas -Uds. también llevan adelante una colección de libros, editada por Imago Mundi  que ya cuenta con varios títulos. A primera vista se nota que la colección sostiene una mirada acerca la historia reciente y no tan reciente de la clase obrera y la izquierda en la sociedad argentina,  ¿Cómo se enlaza la colección con la revista y el centro de estudios?

Es otro engranaje de un mismo motor que se impulsó poco tiempo después de la propia revista. Así como el CEHTI se constituye como un espacio de formación y producción, y la revista es la publicación que reúne los más recientes avances en el variado arco de temáticas que nos interesa, la colección de libros busca difundir las investigaciones resultantes de esos avances o procesos de formación y consolidación. Lo que se suele denominar como investigaciones de “largo aliento”, tesis doctorales, estudios posdoctorales. Es una colección que se propone alcanzar al/la lector/a interesado/a producciones originales, que cuentan con un riguroso respaldo documental (lo que da cuenta de su carácter científico).

Para esta fecha son 14 los libros publicados, el último dedicado a las luchas de sindicatos estatales en la provincia de Córdoba entre 1983 y 2001. Es decir ubicado dentro de lo que se califica como “historia reciente” argentina, presente desde el número 2 de la colección centrado en el desarrollo del sindicalismo de base entre los años 2003-2014. Sin marginar otras producciones de la colección, podemos mencionar aquellas dedicadas a los inicios de la organización obrera a fines del siglo XIX, la relación entre las izquierdas y las estructuras sindicales durante los años de “entreguerras”, el desarrollo del trotskismo en los años sesenta y setenta, el derrotero del comunismo durante la última dictadura, el recorrido del socialismo durante el peronismo, aportes fundamentales sobre el anarquismo o el socialismo revolucionario de las primeras décadas del siglo XX. En fin, la lista es amplia y abundan los períodos y las temáticas.

Tramas-Un problema (si es que se lo reconoce como tal) es conseguir que la historiografía de buen nivel llegue a conectar con espacios no necesariamente académicos, con un público más amplio. Quisiéramos saber si el Cehti se plantea esa cuestión y en caso afirmativo qué acciones lleva adelante para interesar a un público no especializado, ligado a otros espacios, como la militancia política o las actividades culturales

Sí, por supuesto que nos lo planteamos, lo realizamos y es un desafío siempre presente. Por empezar, las conferencias y talleres que publicamos siempre son de asistencia libre. A nuestras charlas y seminarios abiertos no solamente acude el campo académico sino estudiantes de profesorados de historia o del ámbito universitario, activistas o ex militantes políticos o personas interesadas en alguna temática en particular.

Desde el primer momento tuvimos una relación estrecha y constructiva con la militancia política y gremial, lo que se ve reflejado en múltiples actividades, charlas o contenidos desarrollados en diversas oportunidades. Pero además, se encuentra en proceso la producción de videos de divulgación histórica, centrados sobre nuestras temáticas de interés y pensados para un público amplio, a tono con los modos digitales de comunicación.

Tramas -¿Les gustaría agregar algún comentario u observación que no haya estado contemplado en las preguntas anteriores?

Sí, no queremos dejar de invitarlos e invitarlas a conocer nuestra página web, donde ya puede visualizarse los primeros pasos de lo que va a ser el archivo documental del CEHTI. En la misma web se puede consultar el catálogo de nuestra biblioteca, pero al mismo tiempo estamos subiendo fuentes documentales digitalizadas. Nuestro propósito es que el total de esos recursos sean de libre consulta y acceso, como todas nuestras actividades. A su vez, recordar que nuestra biblioteca se encuentra abierta a donaciones de materiales, lo que explica el enorme crecimiento que alcanzó en los últimos meses.

Daniel Campione en Facebook

Compartí esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter